contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 10 de marzo de 2006

Radio: La COPE y el EGM

Una nueva bromita de los chicos de la COPE está a punto de poner patas arriba el mundo de la comunicación de este país. Si hace unas semanas se trató de una burla al presidente electo de Bolivia, Evo Morales, ahora los inefables ¿periodistas? de la Cadena Episcopal se han infiltrado entre los encuestadores que estaban realizando el Estudio General de Medios (EGM), tan sólo para demostrar lo fácil que es adulterar los datos derivados de éste. Naturalmente, una de las razones de base de todo este montaje es la falta de deportividad, ya que tradicionalmente la COPE sale siempre desfavorecida en beneficio de su rival directa, la cadena SER, incluso desde que a finales del año pasado Carles Francino sustituyó al buque insigna de la emisora de Polanco, Iñaki Gabilondo, actual conductor del informativo nocturno de Cuatro. No contentos con la mejoría experimentada en la última oleada del EGM correspondiente al cuarto trimestre de 2005, en el que “Hoy por Hoy” de la SER perdía oyentes en beneficio de “La Mañana”, dirigido por Federico Jiménez Losantos, determinados personajes de la COPE consideraron, al parecer, que estos datos podían no ser del todo fiables, y un equipo de ¿profesionales? dirigido por el ex ”Baby” José Antonio Abellán (actual responsable del área deportiva) llevó a cabo esta incalificable adulteración del Estudio por el que se rigen no sólo las cadenas radiofónicas, sino también las televisivas y los principales periódicos, y que sirve de referencia a los anunciantes y publicistas. Las alarmas han sonado de manera estridente, y ya hay quien piensa que, por la misma regla de tres que la primera oleada del EGM de 2006 ha podido ser falsificada, lo mismo pudo suceder con la última de 2005, y otras voces incluso comienzan a proponer que el Estudio General de Medios sea drásticamente desterrado de la faz de la tierra. Y todo por una rabieta de ciertas personas que, para denunciar un supuesto fraude, optaron por llevar a cabo uno todavía mayor.