Muerte de una supermujer


Una breve noticia me ha entristecido mientras comía. Una más de tantas tragedias que suceden al cabo del día, todos los días del año, en todas las partes del mundo. He leído en el periódico que Dana Reeve, viuda de Christopher Reeve, el actor inmortalizado como Superman (con permiso del nuevo intérprete del personaje, Brandon Routh) y que, como todos sabéis, falleció hace poco tras pasar los últimos años de su vida parapléjico a consecuencia de un accidente equitación, ha muerto de cáncer con tan sólo 44 años. Sí, cada día fallecen miles de personas a edades tempranas, unas de cáncer y otras no; cada día se apagan miles de vidas y dejan desolados a sus miles de seres queridos, pero me ha conmovido el caso de esta mujer, que se casó con un hombre del que tal vez no pudo evitar enamorarse cuando le vio interpretando a un superhombre... pero a quien tuvo que cuidar estoica y abnegadamente durante los 8 años que pasó convertido prácticamente en un vegetal. No era bastante duro que los sueños de niña se trocaran en pesadilla adulta, y la pobre Dana ha muerto a la edad de 44 años, víctima de un cáncer de pulmón, a pesar de que jamás fumó. Sin desmerecer a tantas y tantas otras que sufren y mueren cada día, hoy me apetece decir que ha muerto una supermujer.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Estoy totalmente de acuerdo...
La Vida se ceba a veces con las peronas generalmente buenas de alma y de corazon a sabiendas de que todo lo van a poder soportar, y encima con una bonita sonrisa en sus labios.

CHAPEAU por tu apreciación hacia esta extraordinaria mujer.

y gracias por la información... no sabía que había fallecido.

Entradas populares de este blog

Banda Sonora: "PIRATAS DEL CARIBE, La Maldición de la Perla Negra"

Cine: mi comentario sobre "PIRATAS DEL CARIBE: En el fin del mundo"

Recordando a... Supertramp