miércoles, 12 de diciembre de 2018

Píldoras de Cine (Diciembre 2018)


Cuando ya el 2018 está a punto de pasar a mejor vida, recuperamos nuestra querida sección de cine en pequeñas dosis, para pasar revista a algunas películas con mucho ritmo y agilidad.  Pues sí, lo habéis adivinado:  son nuestras PÍLDORAS DE CINE.

EL REGRESO DE BEN
Me habían hablado bien de esta película, y, además, la mayoría de las críticas la respaldaban.  Sin embargo, lo que yo ví no fue sino un telefilm sin ninguna pretensión estética, de esos que proliferan en la programación dominical de Antena 3, con una temática ciertamente peliaguda (una madre coraje tratando de evitar por todos los medios que su hijo recaiga en la drogadicción) pero desarrollado de manera más bien tópica y light.  Lo mejor, la última media hora, en la que el tono de dramedia deviene en un thriller que bordea el terror y en el que el espectador llega a sentir verdadera angustia.  En su contra, citaría la escena final, por la que el realizador Peter Hedges pasa tan de puntillas que uno no tiene claro qué es lo que sucede o no sucede;  en otras ocasiones tengo clarísimo que extender un film como un chicle es un grave error, pero también debo decir que terminarlo tan abruptamente resulta contraproducente.  Seguramente la gran Julia Roberts cosechará una nueva nominación al Oscar por este papel, aunque quien está realmente inspirado es el joven Lucas Hedges, que interpreta al joven ex-drogadicto y en la realidad es hijo del director.
Calificación:  7 (sobre 10)

ROBIN HOOD
Cada pocos años, el Séptimo Arte nos brinda la posibilidad de revisar la leyenda de Robin de Locksley, el noble inglés que, en el siglo XIV, se alzó contra la injusticia y encabezó un movimiento cuya táctica era robar a los ricos para beneficiar a los pobres.  A la larga lista de intérpretes que han dado vida al mito (Douglas Fairbanks, Errol Flynn, Sean Connery, Kevin Costner, Cary Elwes o Russell Crowe) se une ahora el joven Taron Egerton (“Kigsman”), dando vida a un Robin encapuchado (por fin se han dado cuenta de que “Hood” en inglés significa “Capucha”), en un producto de acción dirigido al público juvenil que el año pasado disfrutó con la muy similar “El Rey Arturo”.  Digamos que la nueva “Robin Hood” es como una relectura de la infravalorada “Robin Hood, Príncipe de los ladrones”, con Egerton a años luz de Kevin Costner y Jamie Foxx siguiendo los pasos de Morgan Freeman.  Plagada de premeditados anacronismos (el vestuario, la escenografía y ese arranque que traslada las Cruzadas a la Guerra del Golfo), en realidad es muy poquita cosa y se olvida enseguida, pero hay que reconocer que te hace pasar un buen rato si no eres muy exigente.
Calificación:  6 (sobre 10)

SLENDER MAN
Slender Man (una especia de Hombre del saco posmoderno) nació en un foro cibernético allá por 2009, con vocación de erigirse en terrorífica leyenda urbana.  La “historia” del hombre alto y delgado que se lleva consigo a niños y adolescentes alcanzó rápidamente una gran popularidad en todo el mundo, y no es de extrañar que haya acabado convirtiéndose en película.  Sin embargo, según diversas fuentes no autorizadas, el director asignado al proyecto, Sylvain White, se excedió en el gore y la truculencia, de modo que los productores, algo asustados, optaron por mutilar y remontar la cinta a su antojo, de modo que lo que finalmente se ha estrenado es poco menos que un sinsentido carente de tensión y de verdaderos sustos.  Sólo destacaría su hermosa fotografía de exteriores, muy poco bagaje para un film que pretendía aterrorizar y sólo consigue aburrir.
Calificación:  4 (sobre 10)

lunes, 10 de diciembre de 2018

Cine actualidad/ “DURANTE LA TORMENTA”


La frecuencia de Adriana McFly

En aquella época ya lejana en la que uno podía pasarse horas enteras recorriendo los pasillos de los videoclubs, recuerdo que un día alquilé “Frequency” (Gregory Hoblit, 2000) con muchísimas ganas de verla, pero la casualidad o el destino, en forma de repentina indisposición de mi padre, me obligaron a pasarme toda la jornada en el hospital, de modo que, para no pagar el temible recargo, al día siguiente tuve que devolver la película…  sin haberla sacado siquiera de su estuche.  En “Frequency”, un joven (Jim Caviezel), durante una extraña aurora boreal, logra contactar con su padre fallecido (Dennis Quaid), mediante una vieja emisora de radio, y de esta manera le advierte de que aún está a tiempo de evitar los sucesos que le condujeron a la muerte.

martes, 4 de diciembre de 2018

Cine actualidad/ “CADAVER”



Esta muerta está muy viva

Una ex policía aquejada de depresiones acepta un empleo nocturno como forense en la morgue de un hospital.  Si ya de por sí el trabajar con muertos y el hacerlo además en el turno de noche son elementos que no favorecen un clima laboral muy relajado, imagináos cuando una noche ingresan en el depósito a un cadáver particularmente siniestro y con muy pocas ganas de quedarse quieto…

Apenas sabía nada de esta película hasta que, hace unas semanas, mi amigo el barbero, gran amante de los films de terror, me anunció que “Cadáver” era el próximo que iba a ver.  Y bueno, no sé si el artista de las tijeras habrá tenido ya oportunidad de comprobar si la expectación merecía la pena, pero yo sí he podido…  y debo comentaros mis opiniones.

lunes, 3 de diciembre de 2018

Cine actualidad/ “VIUDAS”


La herencia de los maridos muertos

¿Qué sucede cuando un grupo de delincuentes muere en mitad de un atraco, sin haber podido completar el encargo que se les había encomendado?  Pues que sus viudas, como herederas gananciales de sus bienes, resultan serlo también de sus compromisos delictivos, por lo cual se verán obligadas a finalizar el “trabajo”…

Este sería, a grandes rasgos, el argumento de “Viudas” (“Widows”), la nueva película de Steve McQueen, el director de la multipremiada “12 años de esclavitud” (y no, este Steve McQueen nada tiene que ver con el famoso actor de los 60 y 70, fallecido de cáncer de pulmón en 1980).  El argumento del film adapta la novela homónima de Lynda La Plante, la cual transcurre en un Chicago en el que irlandeses y afroamericanos se disputan el control de la política y los bajos fondos.