contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

martes, 21 de marzo de 2006

Comic: "ULTIMATE IRON MAN 1"


Hace unos años, los cerebros pensantes de Marvel decidieron que era hora de actualizar su universo de papel y adecuarlo a los tiempos presentes, atrayendo, de paso, no sólo a una nueva generación de lectores, sino a un público más adulto, con historias que también pugnaban por ser más maduras que las originales que estaban reconstruyendo. Así, nació el sello “Ultimate” (“Definitivo”, en inglés), proporcionándonos nuevas interpretaciones de los personajes insignia de Marvel y narrando de un modo más realista los orígenes y circunstancias de cada uno de ellos. Así, pudimos ir leyendo “Ultimate Spider-Man”, “Ultimate X-Men”, “Ultimate Fantastic Four” e incluso “The Ultimates”, así a secas, la actualización del supergrupo conocido como “Los Vengadores”. Debo deciros que se trata de tebeos con presentación de lujo, algo más grandes que el formato comic-book original, que Panini edita en España al precio de 3,00 euros (cada número español contiene 2 americanos). Sin embargo, la inversión merece la pena dado que no sólo contienen un dibujo atractivo y a menudo espectacular, sino que el denominador común de todas estas colecciones es la calidad del guión, elemento éste que suele ser demasiado supeditado a la hora de potenciar el lucimiento de los dibujantes de moda. Pues bien, acaba de publicarse entre nosotros el primer episodio de “Ultimate Iron Man”, y lo primero que hay que decir es que su guionista es nada más y nada menos que Orson Scott Card, reputado escritor de ciencia ficción cuya obra más conocida es “El juego de Ender”. Desde luego, no es muy habitual que un novelista se “rebaje” (al menos en teoría) a redactar el libreto de un tebeo, aunque hay que recordar que otro famoso escritor vinculado a la Ci-Fi, Joe Michael Straczynski (creador de la serie “Babylon 5”), lleva ya un tiempo al frente de la actual etapa de “Amazing Spider-Man”.

“Ultimate Iron Man” número 1 empieza, lógicamente, por el principio, pero se remonta un poco atrás en el tiempo, justo hasta el momento en que el industrial visionario Howard Stark conoce a la bióloga Maria Cerrera, a la que vincula a su proyecto científico de desarrollar una bioarmadura que depare la máxima protección al individuo, tan sólo recubriendo su cuerpo con una sustancia prácticamente impenetrable de color azul. Siguiendo el esquema de la serie original, pronto vemos cómo se desata una conspiración empresarial promovida por la exmujer de Stark, que vende sus acciones de la compañía al pérfido Zebediah Stane, quien cree que puede apoderarse de todos los inventos y patentes de Stark Defense Corporation. Para más INRI, la joven Maria, recién casada con Howard Stark y a punto de dar a luz su primer hijo, fallece en el parto y el recién nacido Antonio Stark (Tony para los amigos) queda bajo la protección de su padre, que, para protegerle de todo mal, le recubre íntegramente con la famosa pintura azul que le da apariencia de pitufo casi invulnerable……..

Sin llegar a ser un comic magistral o maravilloso (lo único “maravilloso” y “magistral” que he leído últimamente ha sido “Supreme Power”; algún día os hablaré de esta serie), “Ultimate Iron Man” consigue ser lo bastante serio y denso como para interesar a los lectores habituales de Orson Scott Card, pero también contiene las dosis justas de intriga y emoción, además de un muy buen dibujo firmado por Andy Kubert (hermano del también dibujante Adam). Los partos con fallecimiento de la madre incluído, los secuestros de niños y las muertes por incisión profunda en el aparato auditivo no son contenidos habituales de los tebeos de superhéroes, pero es innegable que Kubert los dibuja de maravilla, siguiendo al pie de la letra las detalladas indicaciones facilitadas por Card en sus guiones, único nexo de unión entre los dos autores, que ni se reunieron, ni hablaron por teléfono y ni siquiera se comunicaron vía correo electrónico. A mí me ha gustado bastante este primer episodio, y estoy deseando leer el siguiente, en el que terminará esta primera saga y quién sabe si veremos cómo el niño Tony Stark crece hasta convertirse en ese hombre que se encierra cada día bajo una asfixiante armadura metálica que le ha valido el sombrenombre de “Iron Man” (“El Hombre de Hiero”).