contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

martes, 16 de septiembre de 2008

Cine/ "LA ISLA DE NIM"



Sola en la casa de la isla

Demasiado frecuentemente, el devenir de cualquier obra (ya sea musical, literaria, teatral o cinematográfica) depende de que se respete escrupulosamente la llamada “regla de los tres actos” (planteamiento, nudo y desenlace), en el sentido de que el interés debe ser creciente y cada uno de los actos debe superar en intensidad y trascendencia al anterior. Justo lo contrario es lo que sucede con “La Isla de Nim”. Sobre el papel, la historia tiene su miga. Un científico viudo vive con su hija Nim en una isla perdida en el Pacífico, de la que, para evitar molestas intromisiones en su intimidad, ha evitado divulgar las coordenadas. Cuando, en mitad de una exploración oceánica, el científico desaparece, la niña no sabe a quién recurrir, y sólo se le ocurre pedir ayuda al aventurero protagonista de las novelas que más le gustan, con el que contacta a través del correo electrónico. Claro que quien contesta a su e-mail no es el inexistente héroe literario, sino su creadora, la cual se llama exactamente como su personaje pero es bastante menos aventurera y aguerrida que éste…

He visto el tráiler de “La Isla de Nim” decenas de veces, y es realmente encantador. El entorno paradisíaco, el influjo del mar, la libertad, el miedo infantil a quedar desvalida, las exóticas mascotas y el indudable gancho de los protagonistas (Jodie Foster, Gerard Butler y la ascendente Abigail Breslin) parecían augurar un producto entretenido y una comedia deliciosa. Sin embargo, el caramelo se me atragantó casi desde el principio. Si uno pretende afrontar esta película desde un punto de vista más o menos realista, no hay por dónde cogerla. El mero hecho de hacernos creer que una niña y su padre pueden vivir solos en una isla desierta, disfrutando de todas las comodidades habidas y por haber (electricidad obtenida a partir de enclenques paneles solares, correo electrónico) y manteniendo su ubicación en secreto a pesar de que el padre ha publicado un montón de artículos en varias revistas científicas internacionales, ya se antoja un poquito difícil de creer. Pero aceptar el hecho de que una niña pre-adolescente, inteligentísima por más señas, crea realmente que está contactando con un héroe ficticio a lo Indiana Jones, y que la creadora de éste, psicótica y agorafóbica, que hace años que ni siquiera se atreve a salir de su casa ni siquiera para recoger la correspondencia, acepte emprender un viaje de miles de kilómetros sólo para ayudar a una lectora infantil que, lógicamente, podría estar burlándose de ella, ya es mucho exigir al espectador. Queda, únicamente, la vía alternativa más socorrida, que es la misma que expuse ayer cuando escribía mi comentario acerca de “Wanted”: ya que es imposible tomársela mínimamente en serio, tratemos de aceptar que “La Isla de Nim” no es una película que transcurre en un universo real, sino un luminoso cuento infantil poblado de piratas de pacotilla y animales casi disneyanos a los que sólo les falta hablar. Supongo que las sucesivas secuencias en las que se visualizan diversos pasajes mediante dibujos animados pretenden respaldar esta teoría, y, en este sentido, casi se le puede perdonar al film su tono ligero y casi frívolo. Sin embargo, hay un no-sé-qué repelente, disuasorio, alrededor de todo este tinglado: la maquinaria no acaba de funcionar, a pesar de que la mayoría de las piezas son de primera calidad. Tal vez sea la pretensión del tándem de directores de clarificar todos los detalles demasiado pronto, como tratando de justificar el bochornoso happy end que hasta para un cuento de hadas resultaría insoportablemente edulcorado; tal vez sea la indigesta mezcolanza de géneros, que pasa de la comedia de situación al relato de aventuras y luego al drama y de repente retorna a la comedia más hilarante sólo para intentar convencernos de que un pacífico biólogo es poco menos que un superespía con más recursos que MacGyver y que su hija es capaz, ella solita, de ahuyentar a los intrusos que amenazan con profanar la virginidad de su isla… Tal vez el auténtico sustrato argumental del film podría ser éste: una niña a punto de convertirse en mujer lucha por no caer víctima del complejo de Electra y no enamorarse de su padre, el único hombre en mil kilómetros a la redonda, por lo que se trae del mundo real a una mujer escritora que confía secretamente en que acabará conquistando a su “papá” y erigiéndose, por tanto, en su “mamá”. Esto… ¿a que es mejor mantenerse en el nivel superficial y asumir que “La Isla de Nim” es una luminosa comedia para niños?.

Jodie Foster, que se prodiga poco o nada en el terreno de la comedia, digamos, ligera, encarna a la escritora Alexandra Rover, a la que no aporta más que un montón de muecas y la facilidad para recibir algunos porrazos con los que, supongo, espera humanizar su imagen de diva más bien antisociable. Abigail Breslin, la protagonista infantil de “Pequeña Miss Sunshine”, quiere abandonar la niñez haciendo de rubia Blancanieves a la que los animalitos de la jungla protegen de todo mal, y el casi hiperactivo Gerard Butler incorpora no a uno sino a dos personajes: por un lado, da vida al idolatrado padre de Nim y, por otro, encarna al intrépido aventurero Alex Rover, siguiendo el ejemplo de las representaciones teatrales de “Peter Pan”, en las que, tradicionalmente, el actor que interpreta al Sr. Darling (el padre de Wendy y sus hermanos) hace también de su reverso más tenebroso, el Capitán Garfio. Introspecciones psicoanalíticas aparte, “La Isla de Nim” no llega a ser un pestiño insoportable pero tampoco se acerca a las cotas de entretenimiento y fantasía a las que en teoría podía aspirar.

Luis Campoy

Lo mejor: los paisajes
Lo peor: la indefinición, el hiperfelicísimo e hiperrosa desenlace, las trampas perpetradas por Nim y que remiten, demasiado obviamente, a “Solo en casa”
El cruce: “Robinson Crusoe” + “Tarzán de los monos” + “Tras el corazón verde” + “Solo en casa”
Calificación: 5 (sobre 10)

2 comentarios :

XIMENA LOVE dijo...

Abigail es buena actriz me gusta como actua y sus peliculas!

Luis Campoy dijo...

Gracias por el comentario. Me alegra que sepas defender aquellas cosas que te gustan.