contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 22 de abril de 2009

Madriditis


Estoy convencido de que la sociedad española tiene que haberse bipolarizado aún más tras la jornada futbolística de ayer. Los que se sientan afines al Real Madrid tienen motivos sobrados para perseverar en su sentimiento con sabor a merengue, y los que no puedan evitar sentir cierta animadversión hacia ese equipo de fútbol de la capital de España habrán acabado hastiados y sumamente irritados tras la "gesta", tras la "hazaña" ante el Getafe... especialmente si, como yo, escucharon la retransmisión del encuentro a través de la Cadena SER. Pero, Señor Mío, ¿es que acaso hay que ser del Real Madrid por inspiración divina o por imperativo legal? ¿Qué pasa si el Real Madrid pierde? ¿Se va a hundir el mundo? ¿Acaso no es un equipo más? ¿Llegaría el Juicio Final antes de tiempo si el Real Madrid no consigue ganar esta Liga? De verdad que uno no puede evitar irritarse cuando escucha a los miembros del equipo del Carrusel Deportivo de la SER (Manolo Lama, Paco González, mi sosías Pepe Domingo Castaño, Petón, Maldini y, sobre todo, Tomás Guasch, que, con todo respeto, me parece uno de los personajes más odiosos de la Radio española) llegar poco menos que al paroxismo cuando parece que Raúl, Guti y sus colegas no son capaces de ganar un partido… aun admitiendo que su fútbol es pésimo y aburren hasta a las ovejas. Pero ¿qué sois vosotros, periodistas deportivos o agentes de prensa del Real Madrid? ¿Dónde están vuestra objetividad e imparcialidad? ¿Con qué derecho, Manolo, te emocionas y vociferas hasta la ronquera cuando el Madrid le mete un gol a otro equipo también ESPAÑOL? Pero ¿qué es ésto? Vergüenza debería daros, y lo digo no como reconocido hincha del Barça (¡faltaría más!), sino poniéndome en el lugar de, por ejemplo, cualquier seguidor del Getafe, otro conjunto, por cierto, también madrileño, al que durante vuestra narración le privásteis de orgullo, de satisfacción y de amor propio, como si marcarle un gol al Real Madrid o ganarle un partido al Real Madrid fuese un delito o un pecado. A pesar de que la SER es mi emisora favorita, os juro que tan sólo mantuve la sintonía porque no encontré ninguna otra que efectuase la retransmisión. Tan sólo el señor Julio Maldonado, más conocido como “Maldini”, tuvo el valor de reconocer lo evidente cuando dijo, con toda la razón del mundo: “Si yo fuera jugador del Barcelona y viese lo mal que está jugando el Madrid, me cabrearía muchísimo si al final acabase ganando”. Pues, justamente, éso fue lo que sucedió, tal y como vaticinaba Manolo Lama. “Imagínate, Manolo, que, a pesar de todo, el Madrid acabara ganando”, dijo Paco González. “Que no, Paco, que no tengo que imaginármelo, que es que el Madrid va a ganar, aunque sea en el minuto 91 y con gol de Guti”, profetizó el señor Lama. Fue en el 93 y quien marcó el tanto decisivo fue Higuaín, pero la predicción no anduvo nada desencaminada. Eso es tener Fe, y lo demás son cuentos. Lástima que lo que uno debería poder encontrar en un informador deportivo tendría que ser simplemente información y neutralidad, y no Fe apasionada e inquebrantable en un equipo determinado y en un color muy, muy concreto.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Qué quemado de la vida.

Briconsejo: Yo que tú probaría a hacerme cirugía facial. Y, si éso no te va bien, prueba a echarte ácido sulfúrico en la cara, que es más barato y seguro que notas la mejoría en un día o dos.

Un saludo. Cualquier duda, consulte a su proctólogo.

Luis Campoy dijo...

Pues sí, tengo una duda: ¿cómo un madridista como usted firma como "Anónimo" un comentario insultante, y no con, al menos, su nombre de pila? No, no voy a hacerme ninguna cirugía facial. Lo del ácido sulfúrico tampoco me apetece, que hace mucho calor. En cuanto a lo que ambos, desde nuestros respectivos pero contrapuestos puntos de vista, podríamos entender por "mejoría".... pues me temo que voy a seguir como estoy, sintiendo lo que siento y exponiéndolo del modo más correcto, dentro de la fina ironía que procuro me caracterice y, éso sí, siempre firmando mis artículos con mi nombre. Saludos.