contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

martes, 3 de marzo de 2015

Cine actualidad/ "EL FRANCOTIRADOR"

Apunta, dispara y…  ¿Oscar?

Aunque nadie parece recordarlo, ·”El francotirador” ya fue una película, española de 1978, en la que se pretendía imitar a la británica “Chacal”, sólo que cambiando a Edward Fox por Paul Naschy y a DeGaulle…  por Franco (de ahí, supongo, el divertido título de “El Franco-tirador”).

Centrándonos en el film que hoy nos ocupa, se trata del nuevo trabajo como director del octogenario Clint Eastwood (84 años), que llegó a los cines yanquis con el propósito de resarcirse del fracaso de taquilla que supuso su anterior “Jersey Boys”.  Si el objetivo de “El francotirador” era meramente crematístico, hay que decir que se ha cumplido con creces.  Con millones y millones de creces…

“El francotirador” narra la historia real de Chris Kyle, un militar estadounidense especializado en tareas de protección y defensa que, realizando su función durante el conflicto bélico de Irak, logró la insólita cifra de 160 víctimas enemigas.  Considerado una leyenda por sus compañeros de armas, llegó un momento en que se sentía más a salvo en las polvorientas calles iraquíes que en el seno de su familia dolida y traumatizada…  (Por cierto, Kyle fue asesinado por otro veterano de guerra y el juicio por el crimen se celebró justo mientras la película enfrentaba la recta final de su camino al Oscar).

Decía antes que “El francotirador” se había erigido en un taquillazo inesperado, en un triunfo económico sin paliativos.  ¿Pero cuáles son las razones de su éxito?  Ya en los primeros minutos de metraje se exhiben sin pudor las bazas con las que Eastwood nos va a martillear durante todo el largometraje:  exaltación de la patria, preeminencia de la Biblia, defensa a ultranza de la familia y glorificación de las armas de fuego.  Si decimos que se trata de la mayor “americanada” vista en muchos, muchos años, creo que nos vamos a entender perfectamente.

Ahora bien, ¿puede incluso una “americanada” erigirse en una gran película?  Yo afirmo que sí.  A la hora de valorar un film, hay que distinguir entre el sustrato y la flor, entre el fondo y la forma.  Incluso en un panfleto insoportablemente manipulador no es imposible hallar una buena historia, unos buenos diálogos, unas buenas interpretaciones…  pero me temo que no es el caso de “El francotirador”.  El guión de Jason Hall, que adapta la autobiografía de Chris Kyle, adolece de todos los tópicos habidos y por haber y, lejos de disimularlos, pretende alardear de ellos.  La chulería del protagonista es fácilmente perdonable gracias a su admirable patriotismo;  sus malas actitudes familiares son paliadas por su generosidad para con sus camaradas,  el valor a prueba de balas que exhibe en mil batallas contrasta con sus dificultades para reintegrarse a la vida civil…  Lo dicho, tópica hasta decir “basta”.

Pero no es sólo eso.  La incuestionable eficiencia de las escenas bélicas (rodadas por el director de segunda unidad) tiene su contrapartida en una serie de secuencias supuestamente dramáticas en las que parece que Eastwood estaba sesteando tras las cámaras (vamos, más “Invictus” que “Gran Torino”).  Llama la atención (y así ha quedado reflejado en todas las redes sociales) la absurda utilización de un muñeco que “interpreta” a la hija recién nacida de Chris Kyle, tan estático y antinatural que el espectador puede morirse de la risa, arruinando un importante momento dramático.  Pero es que tampoco Bradley Cooper, nominado al Oscar por este papel, demuestra muchos más méritos que los de su incuestionable apostura, un tanto sacrificada para aproximarse a los volúmenes del auténtico Kyle.  Los Oscars no son ni tienen por qué ser justos, y en este caso parece evidente que la glorificación de la patria y su repercusión taquillera han sido convenientemente avaladas por los señores de la Academia.  Ellos sabrán…

Luis Campoy

Lo mejor:  las secuencias bélicas, simplemente magníficas
Lo peor:  la utilización panfletaria de todos los tópicos estadounidenses, las ñoñas escenas familiares
El cruce:  “Black Hawk Derribado” + “Oficial y caballero”

Calificación:  5,5 (sobre 10)

No hay comentarios :