contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 1 de agosto de 2011

Cine actualidad/ "GREEN LANTERN (Linterna Verde)"


Ni en el día más brillante, ni en la noche más oscura

Cuando yo era un crío que vivía en Alicante y los comics se llamaban “tebeos”, recuerdo que mi vecino Tomás Miguel guardaba bajo su cama una caja llena de ellos, concretamente de ediciones mejicanas de la Editorial Novaro, que era quien ostentaba los derechos de publicación del material de DC Comics.  Allí, además de leer historias de Superman y Batman traducidas a un castellano bastante “sudaca”, descubrí a Linterna Verde, un tipo vestido con un uniforme verde y negro y un antifaz más bien ridículo, que volaba enganchado a un anillo que emitía un haz de luz…  verde.  Cuarenta años después, los chicos de DC Comics se han unido a su productora cinematográfica de cabecera, Warner Bros, para llevar a la pantalla grande las aventuras de Linterna Verde…  que, lamentablemente, esta vez no ha tenido tanta suerte y su nombre no se ha hispanizado ni tanto así, quedándose simplemente en un frío y malsonante “Green Lantern”.
Hal Jordan es un piloto aeronáutico de pruebas bastante irresponsable y que, desde el accidente que le costó la vida su padre, no tiene demasiado apego a su integridad física.  Un día, Hal es reclutado por los Green Lanterns (¿qué diablos?, ¡Linternas Verdes!, que esto es España), una especie de policías intergalácticos superpoderosos, y de la noche a la mañana, gracias a un anillo que dejaría en mantillas al “tesoro” de Gollum, se convierte en paladín y protector de nuestro planeta….

Si no fuese porque en la cartelería y en los títulos de crédito de “Green Lan…,” digo “Linterna Verde,” nos aseguran que el director es un tal Martin Campbell, uno no se lo podría creer.  Campbell ha realizado pequeñas maravillas como “La máscara del Zorro” y ha conseguido, por dos veces, revitalizar la franquicia de James Bond, con títulos como “Goldeneye” (presentación de Pierce Brosnan) o, sobre todo, la excelente “Casino Royale”, entronización de Daniel Craig.  Claro que también ha pergeñado pestiños como “La leyenda del Zorro”, “Amar peligrosamente” o, en menor medida, “Límite Vertical”, así que he de sentenciar que “Green L…”, o sea, “Linterna Verde” pertenece de lleno a esta categoría.  Desde el mismísimo arranque, una memez hipercolorista que explicita en pocos segundos el inmenso daño que los efectos CGI (aquéllos diseñados por ordenador) están causando al Cine, me asombré incrédulo al ser incapaz de aceptar que un artesano como Campbell sea capaz de facturar escenas tan mal narradas, con personajes tan inaceptablemente inexpresivos, tan notoriamente infantiloides.  Hay un cine de superhéroes bueno y malo, como tantas veces he afirmado en este blog, y títulos como “Superman” (1978) de Richard Donner, el primer “Batman” de Tim Burton, los dos de Christopher Nolan, la segunda “X-Men” de Bryan Singer, el segundo “Spiderman” de Sam Raimi, o producciones animadas como “Los Increibles” o “Megamind” serían los “buenos”, pero me temo que “Gree…”, perdón, “Linterna Verde” se unirá a “Daredevil”, “Los Cuatro Fantásticos”, “Superman IV” y los dos “Batman” de Joel Schumacher en el bando de los “malos”.  Tiene todas las “virtudes” para ello:  superpoblación de monstruos de lo más grotesco (el síndrome de la cantina de “Star Wars” elevado al infinito), desequilibrio entre lo dramático y lo cómico, ausencia de un villano de envergadura, y, sobre todo, un guión que más que hacer aguas es un auténtico océano y unos diálogos que no se sabe si dan pena o vergüenza ajena.

Ryan Reynolds (que, antes de ser sobrevalorado por la no menos sobrevalorada “Buried”, ya había dado vida fugazmente a otro superhéroe, Masacre, en “X-Men Orígenes:  Lobezno”) hace lo que puede, que no es mucho, con su dualidad Hal Jordan/Linterna Verde, uno de los enmascarados más cutres y menos respetables que se recuerdan, más cercano a “El Gran Héroe Americano” o a George de la Jungla que a Superman.  Blake Lively, ora rubia, ora morena, encarna a la chica de turno, Peter Sarsgaard se disfraza de Hombre Elefante para componer un villano más patético que temible y Tim Robbins realiza el papel más ridículo de toda su carrera.  Me atrevería a destacar en lo positivo la banda sonora y la fotografía, pero el irritante caleidoscopio con el que se ilustra el planeta Oa (sede de los Gr…, ejem, Linternas Verdes) me hace arrepentirme antes de esbozar tal argumento.  O cambian de guionistas y de diseñadores de producción, o que no me esperen en las próximas entregas de tan verdoso enmascarado.

Luis Campoy



Lo mejor:  la música de James Newton Howard, la frescura de Blake Lively
Lo peor:  el uso y abuso de CGI, la proliferación de bichos raros, la ausencia de un villano realmente amenazador
El cruce:  “El Gran Héroe Americano” + “Thor” + “Star Wars”
Calificación:  5,5 (sobre 10)

No hay comentarios :