contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 6 de febrero de 2015

Cine actualidad/ "ANNIE"

Huérfana…  de calidad

John Huston, el mítico director de “El tesoro de Sierra madre”, “El halcón maltés” o “El hombre que pudo reinar” tenía ya 75 años cuando dirigió la primera versión cinematográfica del musical “Annie”, con libreto de Thomas Meehan y canciones de Charles Strouse y Martin Charmin.  Corría el año 1982 y todo el mundo murmuraba que el viejo cascarrabias chocheaba al aceptar un encargo como aquél, tan alejado de su mundo característico de aventura y virilidad.  Por eso, nadie se sintió engañado cuando la película resultante fue un trabajo anodino, vulgar y teñido de un sentido del humor rancio y almibarado, donde sólo sobresalían las canciones y las espectaculares coreografías.  32 años más tarde, y después de algún que otro pseudo remake televisivo, llega a los cines una nueva versión en toda regla, que en sus orígenes tuvo detrás nada menos que al ex-Príncipe de Bel Air, Will Smith.  Parece ser que Smith, no contento con haber colocado a su hijo Jaden al frente del nuevo “Karate Kid”, pensó en poner en marcha una nueva recreación de “Annie” protagonizada por su hija Willow, pero problemas de última hora obligaron a descartar a la joven, aunque no lograron paralizar el proyecto.  Finalmente, la niña prodigio Quvenzhane Wallis (premio para quien logre deletrearlo de memoria), gran revelación de “Bestias del sur salvaje”, fue la elegida para liderar un proyecto en el que, convenientemente, los dos personajes principales tienen ahora la tez oscura.

Annie es una huérfana de diez años que vive en el lóbrego orfanato de la Sra. Hannigan, sin haber perdido nunca la esperanza de llegar a conocer a sus verdaderos padres.  Pero un buen día, el destino la pone en el camino del millonario Will Sacks, y ante sus ojos se despliega una nueva vida llena de posibilidades y esperanza…

Si en 1982 resultaba descabellada la opción de un viejo director que sabía tanto de niños y de musicales como José Mourinho de educación y buenas maneras, en 2014 no parecía mucho más apropiada la elección de Will Gluck (¿cómo?  ¿quién?) para adaptar con garantías de éxito el famoso musical de Strouse y Charmin.  Lo peor es que da la sensación de que Gluck ni siquiera ha visto el espectáculo teatral, o que parece avergonzarse de tan glorioso origen, pues las pocas canciones que mantiene están pésimamente encajadas y sus arreglos musicales parecen haber sido creados por el gitano que toca el teclado eléctrico en la esquina de la calle, con su cabra Lola como única bailarina.  Tampoco las coreografías son mucho mejores que las del programa más cutre de Clan TV, y voces como las de Cameron Diaz (gran actriz, por otra parte) no ayudan en absoluto a subir el nivel.  Si a todo esto le añadimos la absoluta falta de carisma de Quvenzhane Wallis (jajaja, lo he copiado y pegado, para no tener que escribirlo de nuevo) y la ñoñería inadmisible que chorrea en cada secuencia, obtendremos un producto tan torpe y tan infantil que, a su lado, la mediocre versión de John Huston parece una obra maestra apoteósica.  Si me apuráis, diría que lo único que merece un poco la pena es la voz de Jamie Foxx…  pero, quiá, mejor no me apuréis, que ni eso justifica el precio de la entrada

Luis Campoy

Lo mejor:  el leit motiv de la banda sonora, “Tomorrow”, una canción tan buena que ni siquiera tanta cutrez puede quitarle brillo
Lo peor:  la protagonista, los arreglos de las canciones, las coreografías, las dosis de ñoñería
El cruce:  “Annie” (1982) + “Papá por sorpresa”

Calificación.  4 (sobre 10)

No hay comentarios :