contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 8 de octubre de 2014

LOS FORAJIDOS DEL COUNTRY

Hace unos meses os traía a esta página a los Traveling Wilburys, aquel efímero supergrupo formado por George Harrison, Bob Dylan, Roy Orbison, Jeff Lynne y Tom Petty.  Pero en la historia de la música ha habido otras formaciones de esas mismas características, bandas en cuyas filas se aglutinaban músicos estrella en busca de aún más éxito, mayor libertad creativa o, simplemente, pasar un rato de colegueo con amigos no menos famosos.  “The Highwaymen” fue al country lo que los Traveling Wilburys al rock:  la reunión en la cumbre de las mayores astros del género, cuatro sombreros de cowboy al viento bajo los que cantaban cuatro auténticas leyendas…


Johnny Cash, Willie Nelson, Waylon Jennings y Kris Kristofferson se conocían perfectamente e incluso algunos de ellos habían colaborado entre sí en más de una ocasión.  Waylon Jennings ya había grabado dos álbumes de duetos junto a Willie Nelson, y uno al lado de Johnny Cash,  pero la posibilidad de reunirse los tres con Kris Kristofferson y hacer algo juntos no surgió hasta el año del Señor de 1985.  La idea de reunirlos fue del gran Chris “Chips” Moman, ejecutivo de Columbia Records, quien logró convencerlos para que se encerrasen en un estudio de grabación y fueran adaptando a su peculiar idiosincrasia colectiva hasta 10 canciones del subgénero “outlaw”, empezando por la fabulosa “Highwayman” de Jimmy Webb, que supuso algo así como la pila bautismal del naciente grupo.  Cuando comenzaron a grabar, no tenían ni idea de cómo llamarse;  cuando terminaron esta canción, todos lo tuvieron claro:  serían “The Highwaymen” (“Los Salteadores de Caminos”).


El primer álbum que lanzaron, llamadlo simplemente “The Highwaymen”, contenía, además de la canción del título, tres temas que ya eran icónicos:  “The Last Cowboy Song” de Ed Bruce, “Desperadoes Waiting For A Train” de Guy Clark y la maravillosa “Against The Wind” de Bob Seger.  En ellas se respiraba el aroma de los grandes mitos del Oeste americano:  inmensas tierras sin ley, páramos despoblados, duelos a pistola en callejones polvorientos, cowboys que cantan su última balada a la luz de la hoguera…

Su segunda colaboración conjunta, “The Highwaymen 2” (1990), hacía hincapié en los mismos conceptos:  Cash, Nelson, Kristofferson y Jennings procedían de las tierras en las que los potros era de plata (“Silver Stallion”), restos de lo genuinamente americano (“American Remains”) y verdaderas leyendas de América (“American Legends”) que ya tenían unos cuantos añitos sobre los hombros (“Born And Raised In Black And White”).  Lamentablemente, la repercusión comercial del álbum no fue ni de le lejos la misma que la del primero, lo cual no impidió que nuestros héroes volvieran a reunirse por tercera y última vez.



“The Road Goes On Forever” vio la luz en 1995, esta vez bajo producción de Don Was.  El tema estrella fue “It Is What It Is”, y, de algún modo, supuso el canto del cisne para la banda, que ya nunca volvería a grabar junta.  Las muertes de Waylon Jennings en 2002 y de Johnny Cash en 2003 pusieron punto final a The Highwaymen…  hasta que este mismo año 2014, durante la entrega de los Premios Grammy, Kris Kristoferson y Willie Nelson sorprendieron al mundo uniéndose al también veterano Merle Haggard y al mucho más joven Blake Shelton, en una especie de reencarnación de aquel mítico supergrupo que durante 10 años llevó al Country a sus más altas cotas de fama y gloria….

No hay comentarios :