contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

domingo, 15 de abril de 2007

Cine: mi comentario sobre "EL BUEN PASTOR"


Llevaba largos años intentándolo, y parece que el tiempo y el esfuerzo han merecido la pena. El aclamado actor Robert De Niro vuelve a ponerse tras las cámaras con esta segunda película como director (la primera fue “Una historia del Bronx”, que protagonizó Leonardo Di Caprio), y los resultados son como mínimo, notables, gracias, sobre todo al estupendo guión escrito por Eric Roth.

Aunque parezca increíble si consideramos que su protagonista, Matt Damon, prácticamente no envejece durante toda la película, “EL BUEN PASTOR” refleja casi 30 años de historia norteamericana, centrada en las actividades de la organización de contraespionaje que todos conocemos como la CIA (siglas de Central Intelligence Agency: Agencia Central de Inteligencia). Traumatizado por el suicidio de su padre, el joven Edgard Wilson (Damon), es reclutado por los Servicios Secretos estadounidenses apenas acaba la universidad, y su vida estará desde ese momento regida por el silencio, el sigilo, el secreto y la mentira. Frustrado el verdadero amor de su vida por su sentido de la responsabilidad al haber dejado embarazada a la hermana de su amigo y jefe, Wilson se casa para asumir su paternidad y a través de su mirada fría e introvertida presenciamos una serie de acontecimientos tales como el inicio y final de la Segunda Guerra Mundial, el juego de poder establecido al final de la contienda entre norteamericanos y rusos (la llamada “Guerra Fría”) y, muy especialmente, el célebre episodio ocurrido en el enclave cubano de Bahía Cochinos, donde los planes de la CIA y el Presidente Kennedy se fueron al traste al producirse una misteriosa filtración.

Influenciado de forma evidente y notoria por el galardonado Martin Scorsese (quien le ha dirigido en multitud de ocasiones), Robert De Niro se las ingenia para componer un relato duro, aséptico y sin concesiones, en el que no hay bien ni mal ni buenos ni malos. Se trata de un mundo aparte en el que los únicos valores que cuentan son el patriotismo, la fidelidad a la ideología marcada y la sumisión al orden jerárquico, y absolutamente todo lo demás (esposas, hijos, familia y amigos) queda relegado a un segundo plano. Como he dicho antes, De Niro toma “prestado” de su maestro Scorsese el punto de vista neutral sobre los censurables comportamientos de Wilson (no duda en entregar al profesor de Literatura que acababa de intentar seducirle, se enamora de una chica sorda pero no se resiste a acostarse con la hermana de su amigo, a la que años después traiciona precisamente con su primer amor, y no le tiembla el pulso al ordenar torturas o ejecuciones, ni siquiera la de su propia nuera), y estas acciones están visualizadas con una brutalidad tan sólo equiparable a la postura distante e impávida adoptada por De Niro.

Beneficiada por un reparto envidiable (Angelina Jolie, John Turturro, Alec Baldwin, William Hurt, Joe Pesci y el propio director De Niro en un pequeño papel), juega la baza de la complejidad narrativa y además lo hace de modo deliberadamente enrevesado, ya que no respeta la continuidad temporal y se van alternando los sucesos presentes con los pasados. Indudablemente el balance final de “El buen pastor” es positivo, y sólo se me ocurre volver a incidir en la inadecuada composición que Matt Damon hace del personaje protagonista, auténtico centro del relato. Demasiado inexpresivo, demasiado gris, demasiado poco creíble, Damon se ha dado de bruces con unos maquilladores que no han sabido envejecerle de modo convincente (cosa que sí logran con William Hurt, John Turturro o la Jolie), por lo cual se producen inevitables sensaciones de incredulidad que no son del todo imputables a él: cuando, en una película que transcurre en 1961, aparece un rótulo que nos anuncia que vamos a presenciar un flashback o retroceso en el tiempo en el que el protagonista debe tener treinta años menos… y le vemos exactamente igual que cuando se supone que tiene unos cincuenta, es que algo está fallando; y cuando, en un momento dado, Damon habla con un joven de unos veinte años y le llama “hijo”, la verdad es que me pareció normal que los espectadores del cine prorrumpieran en risitas nada disimuladas. Errores, en cualquier caso, que no deberían deslucir los muchos méritos de esta gran película que (¿por qué no decirlo?) me hubiera parecido aún más grande si hubiera sido algo más pequeña: un recorte de veinte o treinta minutos de escenas de relleno la hubiera hecho más ágil y más amena.

Luis Campoy
Calificación: 8 (sobre 10)

4 comentarios :

MARISA dijo...

"A NANA" MI PERRITA.

YO SE LUIS, QUE ME DEJAS TU BLOG, TAMBIEN PARA DECIR ALGUNAS COSAS MIAS...

Y EN ESTE CASO, QUIERO DECIR, LO SIGUIENTE:

HOY HE PERDIDO A MI PERRITA "NANA", UNA LASA APSO QUE, LLEVABA 10 AÑOS CONMIGO, Y HA ESTADO ENFERMA ESTA SEMANA. SEMANA QUE HEMOS DEDICADO ELLA Y YO A ESTAR JUNTAS LA UNA CON LA OTRA.

DESPUES DE QUE SE ME HA IDO, NO HE SENTIDO ESE VACIO QUE SUELES SENTIR CUANDO ALGUIEN QUERIDO SE VA...Y ES PORQUE HEMOS TENIDO TIEMPO DE DESPEDIRNOS, DE NO DORMIR, DE ESTAR DIA Y NOCHE JUNTAS, (CADA HORA DARLE LA MEDICINA)...RECUERDO SUS MIRADAS, CUANDO ME DECIA "QUE MALITA ESTOY MAMI·

YO LA ABRAZABA...Y ELLA NO SE QUEJABA Y YO ME EXTRAÑABA TANTO...

TENIA PERFORACION EN LA CORNEA Y UNA FUERTE INSUFICIENCIA RENAL, HASTA EN LOS PERRITOS SE VE LA RESIGNACION DE LOS ENFERMOS PARA SOPORTAR LA MISMA.

PERO HA ESTADO FELIZ, PORQUE HA ESTADO CON SU MAMI, QUE ERA LO UNICO QUE HA QUERIDO HACER EN SU VIDA...A LA VEZ QUE AYUDARME EN TODO... ESTAR CON SU MAMA.

"DESCANSE EN PAZ MI PERRITA NANA"
UNA PERRA MARAVILLOSA, QUE NUNCA OLVIDARE.

ESTO YA LO ESCRIBO CON LAGRIMAS EN LOS OJOS, QUE SON IRREMEDIABLES CUANDO UN SER QUERIDO DESAPARECE DE TU VIDA. PERO SON LAGRIMAS CONTENIDAS, PORQUE HEMOS TENIDO TIEMPO DE BESARNOS, DESPEDIRNOS Y ABRAZARNOS. HEMOS ESTADO JUNTAS SIN NI SIQUIERA DORMIR. SIN NI SIQUIERA COMER...SOLO EL AMOR NOS HA MANTENIDO SIN IMPORTARNOS CUANTO TIEMPO NOS QUEDABA PARA DISFRUTAR.

A TODOS, GRACIAS POR LEERME Y A TI LUIS, GRACIAS POR DEJARME EN TU ESPACIO LLORAR...

MIL BESOS, COMO SIEMPRE

MARISA

Luis Campoy dijo...

Querida Marisa, siento profundamente la pérdida de tu amiga Nana, a la que yo también conocí, aunque sólo superficialmente. Es un tópico, pero dicen que cada año de los perros equivale a siete de los humanos, así que tu amiga ha estado contigo durante una larga vida de setenta años. Estoy seguro de has sido para ella una auténtica madre y la mejor compañía posible, tanto cuando era joven y juguetona como cuando se fue convirtiendo en una ancianita abrumada por el paso del tiempo y la enfermedad. Descanse en paz Nana, y tú, Marisa, no olvides que, tanto en los buenos como en los malos momentos, aquí tendrás siempre un trocito de este corazón.

MARISA dijo...

GRACIAS POR TUS PALABRAS...
GRACIAS POR TU PEDACITO DE CORAZON
GRACIAS SIEMPRE LUIS...GRACIAS.

UN BESO

MARISA

Anónimo dijo...

yo he visto la pelicula y no me parecio demasiado buena sino que casi me duermo