contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 18 de enero de 2010

Cegados por el brillo dorado de un Globo



Anoche se entregaron los Globos de Oro en Los Angeles. Habitualmente, la Historia dice que la coincidencia entre los Globos y sus hermanos mayores, los Oscar, es del 75 o incluso el 80 %; por éso se los suele llamar "La antesala de los Oscar". Lo que sucede es que, todavía hoy, los Globos que afectan al mundo del Cine (también se premian a la Televisión) siguen dividiéndose en dos categorías: “Drama” y “Comedia o Musical”. Esto quiere decir que, aunque todavía es pronto para sacar conclusiones, la primera que se me ocurre es que, o bien los periodistas extranjeros (que son quienes conceden estos galardones) habían fumado de todo menos césped o que, en realidad, todo es una tapadera bajo la que la Industria del Cine (yanqui) nuevamente se premia a sí misma. Porque, si ya me parece chocante que "Avatar" haya sido elegida Mejor Película de Drama, lo de que "Resacón en Las Vegas" se haya alzado como Mejor Película de Comedia o Musical tiene todavía más delito. Sobre este último film yo todavía no sabría decir si me pareció bueno o malo, si me gustó o lo aborrecí. Pero estoy seguro de que, aun no habiendo visto todos los nominados, le viene grande lo de “Mejor del Año”. Los actores en esta misma categoría "ligera" han sido Robert Downey,Jr. (“Sherlock Holmes”) y Meryl Streep (“Julie & Julia”), mientras que en el terreno dramático se ha premiado a Jeff Bridges (“Crazy Heart”) y Sandra Bullock (“The Blind Side”). Pero... ¿Sandra Bullock...? ¿Sandy...? Ups, sí, parece que a alguien se le ha ido la mano jugando al Quimicefa. Hasta no hace mucho tiempo, todos sabíamos que las películas escandalosa y asquerosamente taquilleras (al menos, hasta que llegó "Titanic", que fue la que lo cambió todo) no solían aspirar a los premios "gordos" y se tenían que conformar con la "pedrea" de los reconocimientos técnicos, pues ¿qué mejor premio que los millones de dólares recaudados? Por éso, yo, inocente de mí, daba por hecho que el regreso de James Cameron acumularía algún que otro Globo y, obviamente, algún que otro Oscar, pero mal empezamos si, de buenas a primeras, le dan los premios como Mejor Película (sí, jajaja, Dramática) y Mejor Director. Que sí, que a mí me gustó (y me gusta) "Avatar", que la he visto dos veces y voy a hacerme con ella (legalmente, of course) en cuando se edite en DVD, pero también me gustaron, por ejemplo, "Terminator Salvation" y, sobre todo, "Star Trek", películas todas ellas de temática fantástica, entretenidas y más o menos competentemente realizadas, y no por éso creo que se merezcan ser declaradas Mejores Películas del Año. La Mejor Película debería ser la que tuviera no sólo los mejores efectos visuales ni la que gozara de más innovaciones técnicas, sino la que realmente estuviera mejor dirigida y, especialmente, mejor escrita e interpretada. Y ésa, sintiéndolo mucho, NO es "Avatar". A propósito, tanto Penélope Cruz como Pedro Almódovar se han quedado compuestos y sin globo; la primera fue avasallada por la hasta hoy desconocida Mo’Nique (“Precious”) y el segundo sucumbió frente a la gran favorita, “La cinta blanca” del austro-alemán Michael Haneke.