contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 23 de noviembre de 2017

Cine actualidad/ “LIGA DE LA JUSTICIA”

Los Vengadores de DC

Todavía hoy, casi 40 años después, “Superman” de Richard Donner (1978) continúa siendo mi película de superhéroes favorita.  Para mí, el film protagonizado por el lloradísimo Christopher Reeve reunía todos los ingredientes básicos que cualquier adaptación de un comic superheroico debe poseer:  aventura, acción, un poco de humor, algo de drama, un héroe motivador y convincente, un villano a la altura, un guión competente, un diseño de producción solvente y unos efectos especiales espectaculares.  Con el paso del tiempo, muchas han sido las veces en que los personajes de historieta se han asomado a las pantallas, destacando por encima del resto las que han tenido detrás a las dos grandes editoriales norteamericanas:  Marvel y DC.  La primera de ellas se ha caracterizado por una cierta ligereza en sus propuestas y el elevado aporte de comedia, mientras que la segunda había emprendido un camino bien diferenciado en el que la solemnidad, el realismo y el drama adquirían mayor trascendencia… hasta ahora.

Mientras que todas las producciones de Marvel han contado siempre con el beneplácito del público y han constituído, en mayor o menor medida, apreciables éxitos de taquilla, los títulos presentados por DC han corrido una suerte más bien dispar, sobre todo desde la finalización de la trilogía de Batman realizada por Christopher Nolan.  Desde aquel ya lejano 2012, las películas que ha producido Warner Bros. basándose en los personajes de Detective Comics no han logrado, con la excepción de “Wonder Woman”, responder a las expectativas creadas, y sus recaudaciones han decepcionado a propios y extraños.  Tal vez para tratar de revertir la situación, el drama familiar sufrido por el director Bryan Singer ha servido de excusa para que los ejecutivos de Warner contrataran a un artesano auxiliar, Joss Whedon, con claras instrucciones de agilizar el tono sombrío que, como ha quedado dicho, había sido la marca de la casa hasta el momento.  Singer había dirigido tanto “El hombre de acero” como la muy criticada “Batman V Superman” y había completado el rodaje de “La Liga de la Justicia” (permitidme que ponga un “La” que el título español ha obviado), pero el fallecimiento de su hija le obligó a abandonar la posproducción, momento que Warner ha aprovechado para entregarle las riendas del proyecto a Whedon, quien fuera autor de la más lograda producción de Marvel, “Los Vengadores”.  Con plena libertad de movimientos, el creador de “Buffy, la Cazavampiros” ha vuelto a rodar media película, ha aligerado el metraje previsto y, sobre todo, ha inyectado numerosas y reconocibles dosis de humor, impensables hasta ahora en las películas de la marca.

Continuación directa de “Batman V Superman” (cuyo subtítulo ya era “El amanecer de la Justicia”), “Liga de la Justicia” arranca justo tras el final de aquélla, con Superman muerto y enterrado y Batman y Wonder Woman tratando de formar un equipo con nuevos super héroes que ayuden a llenar el inmenso vacío dejado por el Hombre de Acero.  Aquaman, Flash y Cyborg serán los elegidos, y los cinco deberán enfrentarse al temible (es un decir) Steppenwolf, empeñado (¿cómo no?) en conquistar el mundo para remodelarlo a su antojo….

Coincidiendo en el tiempo con el estreno de “Thor: Ragnarok”, en la que también el humor y la irreverencia campan a sus anchas, Joss Whedon nos presenta la más marveliana de las producciones de DC.  La parte buena es que hay mucha más acción y los diálogos chispeantes proliferan por doquier, y la mala que, aunque Whedon fue contratado para replicar sus celebrados “Vengadores”, a la que más se parece “Liga de la Justicia” es a la segunda parte de aquélla, “Vengadores: La Era de Ultrón”.  Toda la escenas que aquí transcurren en Rusia recuerdan sospechosamente a la Sokovia ultroniana, desde los patrones de conducta de los personajes autóctonos hasta la paleta de color empleada.  Asímismo, y ésto es algo que cada vez me está saturando y rayando más, el inacabable despliegue de efectos visuales digitales acaba por cansar, pues le resta al conjunto cualquier mínima credibilidad.  Las escenas de acción resultan repetitivas y adocenadas, y me hicieron pensar en el tópico combate final de “Wonder Woman”, lo más flojo de una película muy estimable.

Los reshoots o escenas vueltas a filmar por Joss Whedon sólo son apreciables si te fijas con mucha atención (más allá de los apuntes cómicos referidos), pero los retoques del rostro de Ben “Batman” Affleck sí cantan bastante, ya que el presumido actor (45 años) se había sometido a un tratamiento de botox al acabar el rodaje principal, de modo que en la misma secuencia podemos verle, en planos alternativos, o con su chulería habitual o con una inexpresividad aún más acentuada;  nuevamente, el cirujano plástico mató a la estrella de la pantalla.  ***AHORA, SPOILER***  Asímismo, el resucitado Superman de Henry Cavill también resulta un poco “extraño” en algunos momentos, y ello se debe a que, cuando fue requerido para volver a filmar, el intérprete estaba inmerso en el rodaje de la nueva entrega de “Mission: Impossible” y no se le permitió afeitarse el enorme bigote natural que se había dejado crecer, por lo cual, una vez más, los “magos” de la informática tuvieron trabajo extra realizándole un afeitado digital.  La dependencia que el cine actual ha ido adquiriendo con respecto a los ordenadores me resulta más triste cada vez.  ***FIN SPOILER***

“Liga de la justica” no aburre (estaría bueno, durando “apenas” dos horas), pero tampoco es el gran film que la reunión de los más grandes héroes de DC se merecía.  Descompensado entre las escenas grandilocuentes realizadas por Zack Snyder y el exceso de humor desmitificador insuflado por Joss Whedon, cuenta con unos personajes muy carismáticos sobre el papel, pero que en la pantalla resultan más bien desaprovechados.  Batman a veces parece una parodia de sí mismo, Aquaman nunca llega a demostrar su verdadero potencial, Flash (la gran sorpresa del film) no deja de ser el alivio cómico y poco más y Cyborg adolece de una total falta de carisma.  Sólo la hermosa Wonder Woman y ***SPOILER*** el estupendo Superman que ha acabado encarnando Cavill ***FIN SPOILER*** merecen realmente la pena, aunque resulta triste que tanto despliegue de superpoderes tenga enfrente a uno de los villanos más ridículos y peor representados que se recuerdan.  Definitivamente, y aun a pesar de haber compartido director, “Los Vengadores” de Marvel continúan siendo inalcanzables para los “Justicieros” de DC.

Luis Campoy

Lo mejor:  Algunos chistes de Flash;  la clase y belleza de Gal Gadot;  la recuperación de algunas notas de los temas musicales originales de Batman y Superman;  ***SPOILER*** el regreso del Hombre de Acero
Lo peor:  el tontorrón y pixelado villano;  la (innecesaria) cirugía plástica de Ben Affleck
El cruce:  “Batman V Superman” + “Vengadores:  La Era de Ultrón” + “Batman” de Tim Burton

Calificación:  6,5 (sobre 10)

4 comentarios :

Crónicas de este Universo dijo...

y demasiado condescendiente te muestras

Alí Reyes dijo...

Si hay algo en lo que coincido contigo es en la película SÚPERMAN me pareció excelente la saga. Iroman me pareció buena también. Pero esta que comentas...tendré que verla. Pendiente en eso y gracias hermano

Luis Campoy dijo...

Bueno, querido Juan, he emitido el veredicto que me ha parecido más justo, jjjajjja

Luis Campoy dijo...

¿Has visto ya la peli, Alí? Por favor, comparte tu opinión cuando la hayas visto