contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 24 de octubre de 2007

Cine: mi comentario sobre "EL ORFANATO"


No cabe duda de que Juan Antonio Bayona, director de “El Orfanato”, tiene buen gusto. Al menos, le gustan las mismas películas (de terror) que a mí. Prueba de ello es que los modelos de este film que representará a España en la carrera hacia el Oscar han sido obras tan destacadas como “El Resplandor”, “Los Otros”, “Poltergeist” o “Dark Water (La Huella)”. Y no puede decirse que la jugada le haya salido mal a este caballero, que ha contado con unos estupendos Belén Rueda y Fernando Cayo como acertados protagonistas. La línea argumental de “El Orfanato” puede resumirse en un breve apunte: una mujer (Rueda) adquiere el vetusto edificio que, siendo niña, albergó el orfanato en que se crió, y se muda a vivir en la vieja casona junto con su marido (Cayo) y su hijo adoptado, con la intención de convertirlo en escuela para niños discapacitados. Al poco de instalarse, comienzan a registrarse sucesos extraños aparentemente relacionados con los huérfanos que antiguamente habitaron el orfanato, que culminan con la misteriosa desaparición del hijo del matrimonio…

Técnicamente irreprochable, “El Orfanato” puede considerarse, desde ya, una de las cinco mejores películas de suspense y terror jamás rodadas en nuestro país. A pesar de que el guión es poco o nada original, el espectador cae atrapado desde el mismísimo inicio en la trampa de una realización minimalista donde, afortunadamente, casi siempre se insinúa o se sugiere más de lo que se muestra, servida por una bella fotografía, un soberbio diseño de producción y, especialmente, una utilización modélica del sonido. En cuanto a la banda sonora, compuesta por Fernando Velázquez, básicamente cumple su función de resultar inquietante, aunque en algunos pasajes resulta petulante y excesiva. En el apartado actoral, el peso recae sobre los hombros de una Belén Rueda conmovedora y creíble, que consigue transmitir más su sufrimiento que la sensación de que está actuando, lo cual en ciertos momentos le juega alguna mala pasada, por cuanto su dicción no es siempre inteligible. En cualquier caso, mi enhorabuena a esta actriz, que se va a hinchar (merecidamente) a premios. A su lado, además de la breve participación de Geraldine Chaplin y una recuperada Montserrat Carulla, hay que destacar, muy especialmente, al todavía poco conocido Fernando Cayo, que ya hacía un papelón en “Diario de un skin” y que en “El Orfanato” ejerce de auténtico robaplanos.

Sinceramente, me hace feliz que una película española consiga traer a los cines a tantos espectadores como está congregando esta producción auspiciada por el mexicano Guillermo del Toro (director, entre otras, de “El Laberinto del Fauno”). El debutante J. A. Bayona realiza un extraordinario trabajo de creación de clima de desasosiego, y triunfa de modo apoteósico en las escenas en las que la presencia de lo paranormal sólo se intuye o se refleja en la mirada aterrorizada de Belén Rueda. Sin embargo, aunque es aplaudible la casi total ausencia de efectos digitales y de maquillajes truculentos, “El Orfanato” pierde fuelle en su tercio final, más o menos a partir de la llegada de los parapsicólogos calcados de “Poltergeist”. La visualización de los “niños fantasmagóricos” como si de personajes corpóreos se tratase resta capacidad de convicción al film, y, concretamente, tanto el final como el breve epílogo chirrían innecesariamente, como si se quisiese convertir en cuento de hadas lo que hasta el momento era un estupendo relato de horror. No obstante, la puesta en escena es tan buena y la interpretación de Belén Rueda tan desgarradora, que, para mí, “El Orfanato” se merece un sobresaliente.
Luis Campoy
Calificación: 9 (sobre 10)

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Todo lo que tu quieras, pero es deprimente y si estás jodido y ves esta película, lo más probable es que te suicides a continuación.
El otro día fui a ver 'SIN RESERVAS' y quedé gratamente satisfecho: temática, interpretación, colorido, optimismo, es decir, todo lo contrario a lo que acontecía en 'EL ORFANATO'.
Un saludo. Eugenio.

Isa dijo...

Para mí El Orfanato es tanto cuento de hadas como película de terror, y no lo critico. De hecho, creo que la película va in crescendo, siendo el final, homenaje declarado a Peter Pan, lo que más me gustó con diferencia.

Un saludo!