contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 19 de junio de 2006

Mercenarios del fútbol

Image Hosted by ImageShack.us
Acaba de terminar la temporada futbolística en Segunda División, y, al final, los tres equipos que ascienden a Primera son el Recreativo de Huelva, el Nastic de Tarragona y el Levante de Valencia. Detrás de ellos, dos conjuntos murcianos que empezaron con no muchas aspiraciones pero poco a poco fueron creyendo en sí mismos y en la posibilidad de afrontar la próxima temporada midiéndose a los Barcelona, Real Madrid, Valencia, Villarreal y compañía. Pero los sueños se han quedado en simples sueños, y ni el Ciudad de Murcia ni el Lorca conocerán, al menos por el momento, ese espectacular incremento de dividendos, espectadores y simpatizantes que trae consigo el jugar en la autodenominada "Liga de las Estrellas".

En alguna ocasión anterior ya me he referido al Lorca, equipo titular de la localidad en la que trabajo y en la que he vivido muchísimos años, razón por la que casi la siento como mía. Como dije en su momento, este modesto club ha ido abriéndose camino desde el abismo de la Tercera División en muy pocos años, concretamente desde que se hizo con la presidencia un instalador electricista llamado Antonio Baños. Bajo la batuta de Baños se produjo durante la temporada pasada un hecho insólito, al menos para mí, como fue el cambio de actividad de un hombre que el viernes era jugador y el sábado se convertía en entrenador del equipo. Este hombre se llama Unai Emery y en cuestión de poco más de un año ha dado un salto impresionante: pasar de ser un oscuro futbolista a convertirse en uno de los técnicos de moda de la Segunda División.

Confirmando el buen ojo del presidente de la entidad, Emery no sólo salvó la temporada 2004-2005, sino que metió al equipo en la liguilla de ascenso y logró que los blanquiazules cruzasen el umbral de la División de Plata del fútbol español. Siendo un club modesto, directivos y aficionados se daban con un canto en los dientes si el Lorca conseguía la permanencia, pero pronto los resultados fueron tan buenos que el sueño del ascenso no parecía una utopía irrealizable. Al final no ha podido ser, pero acabar en quinta posición (por debajo del Ciudad de Murcia) no es en absoluto un mal bagaje para una entidad de estas características.

En cuanto al técnico Unai Emery, desde hace meses corrían todo tipo de rumores respecto al interés de diversos equipos por su contratación. Se trata de un técnico joven y bastante avispado y, aunque incluso el Real Madrid B le lanzó los tejos hace no muchas semanas, Emery ha preferido esperar al final de temporada para comunicar su decisión definitiva. Casi todos esperaban que este hombre que ni siquiera existía como entrenador hasta que el Lorca le dio la oportunidad de debutar como tal, permanecería en la Ciudad del Sol al menos una temporada más, pero… ¡oh, sorpresa!, el muchacho se nos va, y no muy lejos: concretamente a Almería, cuyo equipo milita también en Segunda División.

No soy quién para reprochar a nadie que decida su futuro de la mejor manera posible, pues él y sólo él es quien debe velar por su porvenir y el de su familia. Pero, en este caso concreto, me consta que existe cierto malestar entre los aficionados lorquinos, porque Emery se marcha a una ciudad muy próxima a Lorca, pero para desempeñar un nuevo trabajo que no le reporta un ascenso de categoría y, sí, tan sólo y según se dice, una cierta mejora en lo económico. ¿Tanto significan unos euros más que menos cuando de lo que se trata es de continuar una carrera que no hubiera existido de no ser porque el Lorca le animó a pasar de ser jugador a erigirse en entrenador?

El derecho de cada uno de nosotros a evolucionar, progresar y, en definitiva, mejorar, es incuestionable y yo no lo pongo en tela de juicio. Sólo digo que, desde mi punto de vista, abandonar al club que te vio nacer y lanzarte a los brazos de otro que juega en un campo similar al que hasta ahora ha sido tuyo y cuya aspiración es la misma que la que tú tenías hasta ahora, cuando la única diferencia entre uno y otro es la de que vas a cobrar unos pocos miles de euros más… es propio de alguien que nunca siente ni ha sentido los colores de su camiseta, de un auténtico mercenario del fútbol. Dicho sea con todo respeto y entendiendo, naturalmente, que se trata de la lógica del deporte.

2 comentarios :

David Moreno. dijo...

Considerando que el tema que has tocado en este artículo, es un tema del que tengo una cierta opinión, aunque modesta opinión, he de decirte que como aficionado del fútbol en general y del Lorca Deportiva en particular, nada tenemos que reprochar a este Club, que nos ha hecho felices durante mucho tiempo, a unos cuantos aficionados, que tristemente nada tenemos que decir en este gran circo, montado para aquellos que muevan grandes masas de aficionados y de dinero.

Por otro lado, también me molesta que se trate de mercenarios y otros calificativos, a aquellos que tan profesionalmente han defendido los colores del Lorca Deportiva, mientras han tenido contrato en vigor, y que como es lógico, y que no nos engañemos, cualquiera de nosotros harí­amos lo mismo, han aprovechado la oportunidad de avanzar en su carrera deportiva y sobretodo "económica".

Vuelvo a repetir, e incidir, en esto que tanto ha dado que hablar, (sobre desde el caso "Figo", tan doloroso para algunos), de tratar a los jugadores como mercenarios. Solo pido que cada uno se replantee, esa situación, y yo por lo menos digo sinceramente, que siendo aficionado del Real Madrid, desde antes que mi madre me pariera, si saliese la opción de firmar un contrato multimillonario con el Barça, dirí­a en automático, "¡ Visca el Barça, visca Joan Laporta, Joan Gaspar y el Estatut Catalán!".

Retomando el tema del Lorca Deportiva, he de decir, que el sábado fui al Artes Carrasco, y me lleve la mayor de la alegrí­as de la temporada al ver el campo casi lleno, y ver a la afición, dando un homenaje en toda regla a este equipo, que repito nos ha hecho pasar muy buenos momentos este año.

Sobre este tema, podría pasarme horas hablando, por lo que habiendo expresado una opinión general, entiendo basta.


Saludos.

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it
»