contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 3 de mayo de 2017

Cine actualidad/ “GUARDIANES DE LA GALAXIA, Vol. 2”

¡Vuelve la Space Ópera!

Recuerdo con infinitos cariño y nostalgia los meses que sucedieron al estreno de “La Guerra de las Galaxias” (“Star Wars”, George Lucas, 1977).  El público, especialmente el público juvenil, sediento de más historias fantásticas de aquella índole, se vio impelido a saciar sus ansias aventureras en el manantial inagotable de la “space opera”, género del cual seguramente el propio Lucas había bebido.  En mi caso, no fueron pocas las novelas (“Galaxias enemigas” de Curtis Garland o “El planeta maldito” de Clark Carrados, por citar sólo unos ejemplos) y cómics (la inolvidable “Saga de los Aznar” de Pascual Enguídanos, alias George W. White) de los que dí buena cuenta en aquella época, los cuales me dejaron una cierta huella que el paso de estas cuatro décadas no ha logrado borrar.  El otro día, mientras veía en el cine “Guardianes de la Galaxia, Vol. 2”, me vinieron a la mente todos aquellos dulces recuerdos, y creo que éso redundó en que la película me gustase incluso más de lo previsto….

Han pasado tres años desde el estreno de “Guardianes de la Galaxia” de James Gunn, la cual constituyó una muy agradable sorpresa para el público no especialmente versado en la saga comiquera creada por Dan Abnett y Andy Lanning, que a su vez versionaba la historieta original de Arnold Drake y Gene Colan.  Formada por el medio humano Star-Lord y sus colegas extraterrestres Gamora, Drax el Destructor, Mapache Cohete y Groot, la nueva alineación de los Guardianes de la Galaxia se convirtió en el centro de una entretenidísima aventura que maravilló a propios y extraños, en parte debido a sus (muy digitales) efectos visuales y en parte merced a la perfecta química que destilaban las relaciones establecidas entre sus protagonistas.  Lógicamente, la inevitable continuación incide exactamente en los mismos alicientes, y, como suele suceder en estos casos, los magnifica exponencialmente (ya conocéis el viejo dicho del caldo y las tazas….).  Eso quiere decir, obviamente, que hay más espacio, más naves y más batallas siderales, y, lo mejor de todo, que a los personajes se les dedican aún más tiempo y esfuerzo para dotarlos de profundidad y complejidad.

Convertido en una superestrella, el antaño fofisano Chris Pratt vuelve a liderar a los Guardianes, gracias a su personaje bombón de Star-Lord, alias Peter Quill, el terrícola que nació de la unión de una humana y un alienígena todopoderoso, al que da vida un recuperado Kurt Russell.  Junto a él, nuevamente se lucen Zoe Saldana y Dave Bautista (el “Batista” de la WWE), y continúan robándonos el corazón los digitales Rocket (voz de Bradley Cooper) y un infantil y adorable Groot (doblado por Vin Diesel), que hará las delicias del personal.  Asímismo, personajes más secundarios como Yondu (Michael Rooker) o Nébula (Karen Gillan) adquieren mayor peso específico, lo cual se agradece sobremanera.  La conclusión es que, al menos para mí, los mejores momentos de “Guardianes de la Galaxia Vol. 2” devienen de las escenas sosegadas en las que los protagonistas hablan, bromean o discuten entre ellos, disponiendo cada uno de los personajes principales de un momento de gloria o lucimiento que me recordó a los famosos quince minutos que reclamara en su día Andy Warhol.  Por otra parte, el afán de hacer de los efectos especiales un elemento aún más determinante, redunda en un derroche visual preñado de rayos y lucecitas, que particularmente me resulta un poco cansino e indigesto, y que alcanza su cénit en esa secuencia en la que Star-Lord y su padre Ego se enfrentan a vida o muerte, la cual tiene no pocas reminiscencias de una escena de similares connotaciones paterno-filiales vista en el aburrido “Hulk” de Ang Lee (2003).

Resumiendo, “Guardianes de la Galaxia, Vol. 2” es, obviamente, más de lo mismo, aunque no forzosamente mejor.  Sus diálogos y las relaciones interpersonales son obviamente lo más conseguido, y se merecen mi más sincero aplauso;  en cuanto a la parafernalia más puramente cibernética, personalmente hubiera agradecido algo más de moderación, pero, así y todo, admiro la mayor parte de sus logros en ese terreno.  Otro aspecto a ensalzar es, nuevamente, la maravillosa banda sonora (“Awesome Mix Vol. 2”) enriquecida con míticas canciones de los años 70, entre las que podríamos destacar en esta ocasión “Mr. Blue Sky” de la ELO, “My Sweet Lord” de George Harrison, “The Chain” de Fleetwood Mac o “Father And Son” de Cat Stevens.  El caso es que, en conjunto, nos encontramos ante un espectáculo que no dudo en recomendar a los amantes del cine de aventuras en general y de la ciencia ficción en particular, homenaje hipertrofiado a aquella humilde “space opera” que en cierta época de mi vida me ayudó a mitigar el inmenso “mono” que “La Guerra de las Galaxias” me había generado.

Luis Campoy

Lo mejor:  la excelente química que se desarrolla entre sus personajes
Lo peor:  el exceso de parafernalia visual con tufillo a ordenador
El cruce:  “Guardianes de la Galaxia” + “El Imperio Contraataca” + “Hulk”

Calificación:  8 (sobre 10)

No hay comentarios :