contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 17 de julio de 2009

Cine/ "¿HACEMOS UNA PORNO?"


Risas cutres

Hace más de diez años, en el ya extinto Cine Casablanca de Alicante (una vieja sala reconvertida en dos preciosos minicines que, sorpresivamente, fueron demolidos al poco tiempo), tuve ocasión de ver una película que me encantó. Su nombre era "Persiguiendo a Amy", y su director, un tal Kevin Smith. Al tal Smith lo conocía de oídas, pero no había llegado a ver su celebradísima ópera prima, "Clerks", un film en blanco y negro rodado con cuatro dólares y provisto de un divertido humor iconoclasta. Así pues, "Persiguiendo a Amy" constituyó una doble sorpresa, no sólo porque desconocía el primer trabajo de Smith sino porque se trataba de una comedia romántica en la que, extrañamente, la comedia y el romance brillaban a igual altura y estaban perfectamente equilibrados. Con la perspectiva que da el tiempo, he de confesar que, en sucesivas revisiones, "Persiguiendo a Amy" me ha ido defraudando más y más, y que ninguna otra película de este mismo director me ha parecido realmente buena. Quizás aquel lejano día en el Cine Casablanca de Alicante estaba yo más inspirado o predispuesto de lo que nunca he vuelto a estarlo para con Smith. El caso es que es que este ya no tan joven realizador (al que quizás pudísteis ver como actor en "La Jungla 4.0") llevaba algún tiempo en el dique seco, tras haber ido alternando el cine con la escritura de guiones para comics, y "¿Hacemos una porno?" debería haber constituído su triunfal regreso. Sin embargo, cuando fui a verla lo que experimenté fue, una vez más, una considerable decepción. El rasgo característico de Kevin Smith solía ser la agilidad narrativa, la habilidad de pergeñar largas parrafadas en forma de cáusticos diálogos en los que no escaseaban los tacos y palabras soeces, pero en esta ocasión parece que se ha dejado llevar por la rutina y se limita a facturar un producto sin chispa en el que dos o tres ideas brillantes se ahogan en un océano de mediocridad. Zack (Seth Rogen) y Miri (Elizabeth Banks) son compañeros de piso que nunca o casi nunca se han mirado con ojos exentos de amistad. Acuciados por las deudas y ante la posibilidad de ser desahuciados, deciden rodar una película pornográfica en la que ellos mismos actuarán y cuyos destinatarios naturales serán sus antiguos compañeros de instituto. Ni cortos ni perezosos, reúnen a una serie de "actores" aficionados, a cada cual más friki, y a un operador de cámara no menos amateur, con los que, en el propio bar en el que trabajan, comienzan a rodar un disparatado film al que titular "Star Whores" (algo así como "La guarra de las galaxias")... Podía haber constituído una refrescante diversión veraniega, una sátira social sobre el modo en que la crisis nos afecta y nos obliga a replantearnos nuestra moralidad y nuestros principios, o incluso una herramienta de denuncia social no exenta de provocación, pero Kevin Smith no es Lars Von Trier y parece inspirarse más en Mariano Ozores que en Pedro Almodóvar (por poner dos ejemplos hispanos). Lo de que en una película de estas características todavía se simulen escenas porno, cuando se ve a la legua que sus actores llevan los calzoncillos y las bragas puestas, resulta de lo más cutre, y uno no puede evitar recordar aquellos subproductos que hicieron estrellas a Andrés Pajares y Fernando Esteso. Por lo demás, como decía al principio, es cierto que algunos gags provocan la sonrisa e incluso la carcajada, y que en algunos largos diálogos (sobre todo los que declama Seth Rogen) aún anidan retazos del indiscutible genio literario de su guionista y realizador, pero no es menos verdad que el conjunto podía haber dado muchísimo más de sí y que actores como Brandon (“Superman”) Routh, Justin Long y, sobre todo, la ex estrella porno Traci Lords están tristemente desaprovechados. Una pena; ¡con lo que todos necesitamos ahora reírnos con un poco de humor inteligente…!

Luis Campoy

Lo mejor: los diálogos a cargo de Seth Rogen
Lo peor: los calzoncillos y las bragas que los “actores” se dejan puestos mientras se supone que están en plena faena
El cruce: "Persiguiendo a Amy” + “Torremolinos 73” + “Los años desnudos”
Calificación: 6 (sobre 10)

No hay comentarios :