contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 2 de mayo de 2008

Cine/ "I R O N M A N"

El Hombre y la Máquina


Ha nacido un artesano solvente, un director competente. Como actor, Jon Favreau era un secundario más, un nombre perdido en el reparto de comedietas vulgares hiper-americanas. Sin embargo, ya en “Zathura” dio muestras de saber cómo afrontar la dirección de una película de aventuras nada tópica y revestida de emoción. Su salto al cine de gran presupuesto lo ha dado con este “Iron Man”, nueva adaptación de un comic de Marvel que en España se publicó con su traducción literal, “El Hombre de Hierro”. Cuenta la historia de Anthony “Tony” Stark, playboy millonario gracias a la fabricación y venta de armas que, después de ser apresado por revolucionarios afganos que dan un pésimo uso a las mismas armas supuestamente defensivas que él fabricó, decide construir una armadura bajo la cual iniciará una carrera superheroica destinada a combatir el Mal. Con claras reminiscencias de Batman, si algo caracteriza a Iron Man es su debilidad física, que se suma a su inicial debilidad moral. A pesar de que su arrogancia y chulería serán sustituídas por un desconocido arrebato de altruismo y responsabilidad, lo cierto es que Tony depende de su tecnología mucho más de lo que la gente supone. Como consecuencia de su secuestro en Afganistán, sufre una incurable dolencia cardíaca que sólo consigue mantener a raya gracias al implante de un generador bioenergético que a su vez es la fuente de energía de la armadura que le convierte en el Hombre de Hierro. El hombre y la máquina, el héroe y el antihéroe se ven obligados a coexistir y, lo que es más, a convivir. Con un gran presupuesto que se traduce en una puesta en escena realmente brillante, y un guión serio e inteligente, más “adulto” que el de la mayoría de adaptaciones comiqueras, tan sólo faltaba encontrar el reparto que lo hiciese realmente atractivo. Y creo que ningún otro actor hubiese podido ser más adecuado que Robert Downey, Jr. para dar vida al protagonista. Downey Jr., famoso por sus escarceos con la droga, que durante años le tuvieron alejado de los platós cinematográficos, se recuperó no hace mucho de sus adicciones y, tanto física como psíquicamente, realiza una composición extraordinaria de este hombre cínico y hedonista que sabe reflexionar a tiempo y reconducir su existencia para reparar el mal que él mismo había causado. Frente a él, un rapado Jeff Bridges que no sabe o no puede trascender el tópico del amigo/enemigo, un prometedor Terrence (“Crash”) Howard que tendrá mayor protagonismo en la inevitable secuela (se convertirá en “Máquina de Guerra”, sosías negro de Iron Man) y que aquí tiene que luchar contra un doblaje poco menos que estúpido, una pelirroja Gwyneth Paltrow que hace de adorable y enamorada secretaria de Tony Stark y, como en toda adaptación de un comic Marvel es habitual, el cameo de un incombustible Stan Lee a quien el protagonista confunde con Hugh Heffner, el inefable propietario de la revista “PlayBoy”. Uno de los méritos que le encontré a “Iron Man”·, la película, fue que los excelentes y apabullantes efectos especiales resultaban tan lógicos y creíbles que no chirriaban especialmente; es decir, resultaban tecnológicamente necesarios y científicamente justificables. Pero lo mejor, como ya apuntaba antes, es el hecho de que el director Jon Favreau se haya dirigido a un público eminentemente adulto, pues sólo los mayores sabrán apreciar en toda su complejidad las referencias políticas, el nihilismo y socarronería del personaje principal y, sobre todo, la excelente interpretación de un Robert Downey Jr. que, por fin, parece que puede volver a erigirse en el gran actor que su debilidad física y moral le impidieron llegar a ser.




Lo mejor: el guión, Robert Downey, Jr.
Lo peor: que, para contentar a los más fanáticos del cómic, el film deba concluir con una pelea demasiado larga y poco creíble
El cruce: “Batman” + “Rambo III” + “RoboCop”
Calificación: 8,75 (sobre 10)

Luís Campoy

1 comentario :

Anónimo dijo...

Hola Luis, acabo de ver Iron Man, y coincido contigo en todo, la verdad es que me ha gustado bastante, y totalmente es para adultos, aunque comi siempre en los comicfilm Usa, meten dos o tres tonterias para niños (tipo cuando prueva el vuelo en el garaje y habla con su asistente robotico) los crios se rien y tachan, tenemos peli para todos los publicos (ademas de recortar la escena de cama) solo se insinua y se caen por un lado (lastima).

Jose