contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 24 de agosto de 2007

Cine: mi comentario sobre "LOCOS POR EL SURF"


Fue un documental francés del año 2005 titulado “El Viaje del Emperador” el responsable del actual auge que viven las películas “de pingüinos”. Pocos meses después de “Happy Feet”, película tan brillante como aburrida, llega “Locos por el Surf”, igualmente deslumbrante en cuanto a utilización de la tecnología informática, aunque un poco (tampoco mucho) más entretenida. Todavía no entiendo por qué se trata de pingüinos y no de marmotas o libélulas o gatos siameses, pero a alguien se le ha ocurrido contarnos que un montón de palmípedos vestidos con smoking beben los vientos por surcar las olas a bordo de una tabla de surf. Así, el protagonista de esta historia, Cody Maverick (cuyo nombre, a mi entender, procede de la fusión de dos personajes legendarios del far west. Buffalo Bill Cody, el célebre matador de búfalos y de indios, y Bret Maverick, héroe de una famosa serie televisiva cuya adaptación al cine protagonizó Mel Gibson), será capaz de abandonar su hogar en la Antártica para viajar hasta la remota isla tropical de Pen Gu, tan sólo para participar en un famosísimo campeonato de surf. Pero, como he dicho antes, lo de que los protagonistas sean pingüinos y no otra especie animal cualquiera es una mera anécdota sin trascendencia ni relevancia alguna, pues los referentes temáticos de “Locos por el Surf” no son, en realidad, “Happy Feet” o “El Viaje del Emperador”, sino “El Gran Miércoles” (la mejor película rodada acerca de la práctica surfera), “Cars” (cuyo argumento es plagiado casi al pie de la letra: una joven estrella de un deporte de riesgo es tutelado por una antigua leyenda de ese mismo deporte y, finalmente, cederá su triunfo en la carrera decisiva con tal de ayudar a uno de sus competidores) y “EdTV” (aquel film de Ron Howard que seguía la estela de “El Show de Truman” y en el que Matthew McConaughey era seguido a todas partes por un equipo de TV). Precisamente este último aspecto (una cámara siendo testigo de las hazañas y reflexiones de un personaje) es la máxima y única novedad de un producto muy bien acabado pero que tampoco consigue entusiasmar; será porque ni “Gran Hermano” ni “Happy Feet” lograron, tampoco, entusiasmarme.

Luis Campoy
Calificación: 7 (sobre 10)

3 comentarios :

Chacal dijo...

Vengo a hacerte una visita tras la que hicistes en mi blog y efectivamente tengo que decirte que tu blog no está nada mal (de hecho diría que está BASTANTE BIEN). Felicidades por un trabajo bien hecho.

Chacal dijo...

Por cierto, te añadiré a la lista de enlaces de blogs que tengo en el mio.

Eliza Doolitle dijo...

Pues a mí me gustó la película... Bastante... Aunque otras me gustan mucho más...