Cine actualidad/ "LOS JUEGOS DEL HAMBRE: Balada de pájaros cantores y serpientes"


Cuando Suzanne Collins, escritora y guionista que tenía entonces 46 años, publicó su novela “Los juegos del hambre” en 2008, seguramente no era consciente de la repercusión mediática de la que iba a gozar, tanto en la vertiente literaria, como posteriormente en la cinematográfica.  La trilogía de libros dio origen a cuatro películas, que se estrenaron con un éxito superlativo entre 2012 y 2015.  Cinco años después, en 2020, Collins se animó a volver a la carga con una nueva novela, “Balada de pájaros cantores y serpientes”, una especie de precuela que narraba la juventud del Presidente de Panem Coriolanus Snow, papel que en las películas había encarnado Donald Sutherland, y que, como no podía ser de otra manera, también se ha materializado en forma de film.

 

Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes” (diría que es más largo el título que la película… pero no, no es así) transcurre 64 años antes de la trilogía original y cuenta cómo fueron los décimos Juegos del Hambre, esa bárbara competición anual en la que los “tributos” procedentes de los doce distritos tenían que viajar a la capital de Panem, el Capitolio, para batirse en un duelo mortal que generaba estratosféricas audiencias televisivas.  El joven actor Tom Blyth, de 28 años, debe aparentar diez menos y sólo a medias lo logra, pero sí es cierto que se parece a un joven Donald Sutherland cruzado con un no menos joven Jude Law.  La que no logra eclipsar para nada la ausencia de la hasta ahora estrella de la franquicia, Jennifer Lawrence, es Rachel Zegler, que interpreta a la tributo del Distrito 12 Lucy Gray, una heroína que ni por un segundo hace olvidar a Katniss Everdeen; ¡miedo me da su encarnación de Blancanieves en el remake que prepara Disney!.  Lo mejor del reparto son los ilustres secundarios, entre los que destacan Peter Dinklage. Viola Davis, Jason Schwartzman y el estupendo Josh Andrés Rivera, que ya había trabajado con Rachel Zegler en la “West Side Story” de Steven Spielberg.

 

Mi impresión de “Balada de pájaros cantores…” es básicamente positiva.  Hay que alabar el trabajo de dirección de Francis Lawrence así como la ambientación y el vestuario (esa falda pantalón que luce el futuro presidente Snow no tiene precio), por no hablar de la extraordinaria música de James Newton Howard, que, por ponerle algún defecto, no para casi nunca, ¡con lo efectivo que resulta a veces algún silencio!.

 

Película elegante y bastante madura, esta quinta entrega de “Los juegos del hambre” es un claro ejemplo de que a veces una colección de novelas juveniles puede dar lugar a una saga cinematográfica resuelta con inteligencia y ambición, a la que, como suelo decir, sólo se le puede objetar su abultada e innecesaria duración.  ¡Casi tres horas no eran para nada necesarias, por muchos pájaros y muchas serpientes que cantaran la balada!


Luis Campoy

Calificación: 7,5 (sobre 10)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Banda Sonora: "PIRATAS DEL CARIBE, La Maldición de la Perla Negra"

Cine: mi comentario sobre "PIRATAS DEL CARIBE: En el fin del mundo"

Recordando a... Supertramp