APARICIONES QUE NO APARECEN


Allá por Septiembre de 2021, cuando dí por terminado (completado) mi cuarto libro “El cine en PANTALLA GRANDE” (que, no obstante, no saldría a la venta hasta Mayo del año siguiente, 2022), comencé a trabajar en lo que pretendía ser el quinto, una novela que iba a ser de terror.  Y sí, está siendo terrorífico el proceso de creación del mismo, terrorífico por la falta de ganas y/o inspiración.  Los tres primeros capítulos me salieron más o menos fluídos, y creo que en ellos se incluyen algunas de las mejores líneas que he redactado jamás.  Sin embargo, paradójicamente, fue empezar mi prejubilación, que, inocentemente, decía a todo el mundo que iba a consagrar a escribir, e ir poco a poco desvinculándome de “Apariciones”, la novela en la que debería estar trabajando.  El caso es que escribir, cuando escribir no es lo que te da ni te va a dar de comer, pienso que no debe ser una obligación.  Cuando haces algo por obligación, lo haces a regañadientes, a disgusto, sin disfrutar lo que deberías.  No creo que ponerse a diario ante el ordenador, con la pantalla en blanco poniéndose en negro al superarse el tiempo de apagado automático, sirva realmente para nada.  A mi me gusta escribir, claro que sí, pero cuando tengo ganas, cuando me apetece.  Y, últimamente, lo que me apetece sigue siendo hablar de cine, de películas, y crear historias terroríficas me cuesta un horror.  En fin, poco a poco iremos zambulléndonos de nuevo en las peripecias de Natalia Ferrer, mi protagonista, y recorriendo junto a ella los días previos al Golpe de Estado de Febrero de 1981, que es donde he enmarcado la acción de mi inconclusa pero no abandonada novela…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Banda Sonora: "PIRATAS DEL CARIBE, La Maldición de la Perla Negra"

Cine: mi comentario sobre "PIRATAS DEL CARIBE: En el fin del mundo"

Recordando a... Supertramp