miércoles, 18 de marzo de 2020

Píldoras de Cine: MARZO DE 2020

Estoy confinado en casa, como todos o casi todos vosotros, y hasta el día de hoy he estado sumido en una honda melancolía, una triste depresión que me impedía desarrollar afición o entretenimiento alguno.  Sin embargo, hoy, no sé por qué, después de terminar de (tele)trabajar, me he propuesto intentar retomar algún rasgo de normalidad, y, como ya no se puede ir al cine, he querido recordar algunas de las últimas películas que pude presenciar en una sala, el auténtico teatro de los sueños.  Llegan, de nuevo, nuestras añoradas y esperanzadoras ¡PILDORAS DE CINE!


EL HOMBRE INVISIBLE
Universal Pictures, que en los años 30 del siglo pasado se hizo famosa por posibilitar el salto al cine de los personajes más populares de la literatura de terror, intentó recientemente crear su propia franquicia con versiones renovadas de “Dracula” (protagonizada por Luke Evans) y “La Momia” (con Tom Cruise en el papel de héroe), como pilares de lo que iba a pretender denominarse “Dark Universe”.  Como todos sabéis, el experimento fue un absoluto fracaso y parecía que todo iba a caer en el olvido hasta que Blumhouse Productions, la productora más exitosa dentro del género terrorífico en la actualidad, adquirió a Universal los derechos de una de sus ficciones más emblemáticas:  el Hombre Invisible.  Creado por el gran H.G. Wells en 1897, la historia narraba las vicisitudes de Griffin, un inventor que hallaba la fórmula de la invisibilidad pero ello acababa por trastornar su mente y le convertía en un villano sin escrúpulos.  En la película de Blumhouse (que ha dirigido Leigh Whannell, guionista de “Saw” e “Insidious”), el protagonismo recae no en el tipo invisible en cuestión (un científico maltratador que atiende al nombre de Adrian… Griffin) sino en la ex-pareja de éste, Cecilia, convencida de que el suicidio de su antiguo amante es un bulo que oculta la transformación de aquél en un ser invisible que la acosa por doquier.  Evidentememte, la entregada interpretación de Elisabeth Moss ("El cuento de la criada") es lo mejor de la función, pero la película no resultaría igual de atractiva sin la vigorosa dirección de Whannell y, sobre todo, sin su magnífico sonido engrandecido por la sala Atmos en la que pude disfrutarla.  Una correcta y lograda aportación al fantástico que se hace amena e interesante y cuenta con unos efectos especiales bastante logrados.
Calificación: 7,5 (sobre 10)

THE GENTLEMEN: Los Señores de la Mafia
La carrera de Guy Ritchie (británico de 51 años) ha pasado por diversas fases desde que despuntó a mediados de los años 90.  Su matrimonio con la cantante Madonna le sentó muy mal a todos los niveles, y desde entonces ha dado no pocos tumbos y vaivenes.  Cuando parecía que había tocado fondo con fracasos como “Rey Arturo” y productos impersonales como “Aladdin”, Ritchie se descuelga con un título que nos retrotrae a lo mejor de sus inicios: “The Gentlemen (Los Señores de la Mafia”).  De nuevo los protagonistas son mafiosos, ladrones y delincuentes tan violentos como glamourosos, y de nuevo un gran reparto internacional se ha puesto a sus pies.  En esta oportunidad, Matthew McConaughey, Charlie Hunnam y Michelle Dockery encabezan un listado en el que, sin embargo, la mayor brillantez la ostentan los roles secundarios desempeñados por Colin Farrell y, sobre todo, un maravilloso Hugh Grant.  Con una ingeniosa estructura narrativa y un humor negro muy saludable, me contragulo de poder afirmar que, con “The Gentlemen”, Ritchie ha conseguido volver a los buenos viejos tiempos de “Lock & Stock” y “Snatch”, y eso, dado el talento de este director para este tipo de cine, es una buenísima noticia.
Calificación: 8 (sobre 10)

No hay comentarios: