viernes, 25 de octubre de 2019

Cine murciano/ "ERASE UNA VEZ"

La La Lorca

Quizás algunos de los lectores más veteranos de este blog recordaréis la serie de artículos que, bajo el título “Mi vida como damnificado”, narraban mis experiencias personales posteriores al terremoto de Lorca, la ciudad en la que vivo.  De aquello han pasado ya 8 años, pero es ahora cuando la historia de superación de la Ciudad del Sol, que tuvo que volver a levantarse tras la tragedia, ha sido por fin llevada a la pantalla.


Con fondos provenientes de la Fundación Integra, “Erase una vez” ha sido escrita y dirigida por el cineasta murciano (archenero, por más señas) Primitivo Pérez, quien ha desarrollado su carrera sobre todo en el terreno del documental.  A la hora de afrontar este proyecto, la idea no era sólo ubicar la acción en un contexto histórico reciente (el doble terremoto que asoló Lorca aquel fatídico 11 de mayo de 2011), sino sobre todo poner en valor la forma en la que, cual ave Fénix, la ciudad y sus habitantes debieron y supieron resurgir de sus propios escombros, llegando en algunas ocasiones a experimentar significativas mejoras.

Como dije anteriormente, Primitivo Pérez tiene un pasado como documentalista, razón por la cual “Erase una vez” se abre con auténticas imágenes de archivo y entrevistas a diversas personas que de un modo u otro vivieron directamente los seísmos de 2011.  Sin embargo, enseguida comienza la parte argumental, que, como dato anecdótico, además pasa por ser un musical con canciones y coreografías.

Según sus creadores, “Erase una vez” es el primer musical rodado en la región de Murcia, lo cual le proporciona un plus de originalidad.  La música y las canciones son obra de Pedro Contreras, quien ya había colaborado con Primitivo en anteriores ocasiones, mientras que Jon Mitó, formado en la American Musical Theater Academy de Londres, es quien ha diseñado las coreografías.

Como dijimos al principio, el arranque del film es una mixtura de imágenes documentales y entrevistas, a las que sucede un liviano argumento acerca del retorno a Lorca (real o soñado) de una joven que, nada más llegar, vuelve a contactar con sus tres mejores amigos, junto a los que decide poner en marcha un concierto benéfico para ayudar a la reconstrucción de la ciudad.  Ello da pie a la presentación de otros dos personajes, el cura párroco de la iglesia de Santiago y un pintoresco organizador de eventos.  Todos ellos irán alternando las partes dialogadas con otras partes en las que se expresarán cantando y bailando, con la participación de un cuerpo de baile siempre presto a acompañarles.

Delante de las cámaras, el elenco lo conforman un cuarteto de jóvenes salidos de la Escuea Superior de Arte Dramático de Murcia (Rosana Hernández, Pepe Alacid, Juan Angel Campillo y Patricia Miñano) sin experiencia cinematográfica previa, así como un par de veteranos como Tony Beteta y el gran Oché Cortés.  Destacar especialmente al joven Alacid, actor, cantante y pianista que seguro que tendrá un gran futuro a nivel nacional.

Con dirección de fotografía a cargo de Abel Morte, hijo del realizador, “Erase una vez” creo que en justicia no debe ser sometida a un juicio demasiado riguroso, ya que una cuarta parte de su metraje es documental y el resto a lo que  Ver cantar y bailar a estos artistas y bailarines en lugares tan emblemáticos como la Plaza de Colón, la Iglesia de Santiago, el exterior e interior del Teatro Guerra, los aledaños del santuario de la Virgen de las huertas o la Alameda de la Constitución son un aliciente extraordinario que sólo los que vivimos aquí (y máxime quienes fuimos damnificados) sabremos apreciar en su justa medida.
aspira a conmover, ilusionar y animar, tomando como punto de partida un hecho que no constituyó el fin de una comunidad sino el advenimiento de otra, renovada y fortalecida.

Gracias a Primitivo Pérez y su equipo por mostrar al mundo que en este rincón de Murcia existe una ciudad que supo resistir las dolorosas sacudidas de un terremoto y, todavía lacerada por el dolor, reconstruirse a sí misma en un tiempo récord para llegar a ser más grande, más fuerte y más moderna que el día antes del temblor.


P.D.:  Erase una vez en Lorca” se preestrenó el jueves 24 de Octubre de 2019 a las 20:00 horas en el Teatro Guerra de Lorca, bajo los auspicios del CineClub Paradiso al que me honro en pertenecer.

1 comentario:

José Ángel dijo...

Genial comentario. Cómo bien dices,no hay que ser muy riguroso a la hora de juzgar esta obra, que es emocionante por el hecho de lo que cuenta, pero que no tiene nada original en lo que cuenta...