PÍLDORAS DE CINE (Marzo de 2019) (y II)


Aunque hace dos días parecía que estábamos en verano y hoy que estamos en invierno, lo cierto es que la Primavera ha venido y sólo Machado y Vivaldi saben cómo ha sido.  Seguro que, si vivieran, incluso tales maestros de la cultura arderían en deseos de enfrentarse a nuestras… ¡PÍLDORAS DE CINE!

CAPITANA MARVEL
Concebido inicialmente como Capitán Marvel (es decir, como un varón), el guerrero kree Mar-Vell fue creado en 1967 por Stan Lee (guión) y Gene Colan (dibujo) y gozó del honor de pasear por el Universo el nombre de la editorial en la que nació, Marvel Comics (existen otros varios Capitanes Marvel en otros medios de comunicación, pero hoy no toca hablar de ellos).  Quince años después de su “nacimiento”, el “omnipotente” Capitán Marvel falleció de cáncer en 1982, y la capitanía fue recayendo sucesivamente en diversos personajes (Monica Rambeau, Genis-Vell, etc.) hasta que, finalmente, la definitiva elegida fue Carol Danvers, quien ya desde 1968 era conocida como “Ms. Marvel” (“Señorita Marvel”, para entendernos).  La llegada al cine de la Capitana tiene muchísimo que ver con la regeneración que se prepara en el MCU (Universo Cinematográfico de Marvel) en cuanto se estrene (el 26 de abril de este año) “Vengadores:  Endgame”, conclusión de la espectacular “Infinity War” (2018) en la que, si os acordáis, la mitad de la población humana (incluídos los superhéroes) era aniquilada por el villano Thanos.  Es sabido que el papel que desarrollará la Capitana Marvel en “Endgame” será fundamental y decisivo, y por ello se ha puesto en imágenes esta historia iniciática en la que Brie Larson (ganadora del Oscar en 2016 por “La habitación”) encarna a la protagonista.  Beneficiada por la repercusión mediática de ciertas declaraciones realizadas por Larson y, evidentemente, por haber sido estrenada, con muy buen ojo comercial, el viernes 8 de Marzo, Día de la Mujer, “Capitana Marvel” lleva ya amasados 800 millones de dólares en todo el mundo;  mas ¿está justificado tal taquillazo?  Como divertimento estrictamente entendido, “Capitana Marvel” funciona de forma irregular, adoleciendo de bruscos quebrantos de ritmo (el más evidente, la larguísima secuencia que transcurre en casa de Monica Rambeau) y resultando poco creíbles los “rejuvenecimientos” de Samuel L. Jackson y un imposible Clark Cregg.  En su contra también juega el hecho de contar con un villano tan soso como previsible (Jude Law nos brinda uno de sus peores trabajos), pero, a su favor, hemos de reconocer que la música compuesta por Pinar Toprak es de lo mejorcito que hemos escuchado últimamente.
Calificación:  7 (sobre 10)

MULA
Incumplir la palabra dada suele ser motivo de profunda desaprobación, pero, si se trata del gran Clint Eastwood desdiciéndose nuevamente de su promesa de no volver a actuar, la comunidad cinéfila le aplaudirá encantada.  Mula” es la historia verídica de un anciano  norteamericano, Leo Sharp (aquí rebautizado como Earl Stone) quien, para satisfacer determinadas necesidades propias y, más adelante, de su familia y amigos, se convirtió en “mula” o contrabandista de drogas, al servicio de un peligroso cártel mexicano.  Con muchos puntos de contacto con su celebrada “Gran Torino”, “Mula” recupera la figura del héroe solitario enfrentado a todo y a todos, si bien en este caso, no me agradó ver a Eastwood desempeñando una actividad tan poco defendible.  Pero, a la propia dificultad para aceptar la verosimilitud de lo narrado (por muy real que sea la historia original), hay que añadir una realización bastante desganada del viejo Clint, y algún que otro error garrafal como el personaje interpretado por Michael Peña, que no aporta absolutamente nada y está de más en todas las escenas en las que sale.  Ojalá que el legendario realizador tenga todavía la oportunidad de despedirse del Séptimo Arte con un último trabajo a la altura de su categoría.
Calificación:  6,5 (sobre 10)

EL GORDO Y EL FLACO
Durante las postrimerías del cine mudo, Stan Laurel (el Flaco) y Oliver Hardy (el Gordo) constituyeron una de las parejas cómicas más famosas y taquilleras del mundo.  Con el advenimiento del cine sonoro, que relegó paulatinamente al olvido a tantas otras estrellas de la época (Lloyd, Keaton, el propio Chaplin), la popularidad de Laurel & Hardy comenzó a declinar, de manera que, cuando realizaron una gira por Gran Bretaña durante los años 50, los teatros en los que actuaban estaban tristemente vacíos.  El Gordo y el Flaco” (título españolizado del original “Stan & Ollie”) narra los avatares de aquella última tournée del dúo, intercalando algún breve apunte en flashback de sus momentos de esplendor.  El mayor mérito del realizador Jon S. Baird, amén de haber seleccionado a una pareja de actores ciertamente fabulosa (Steve Coogan y John C. Reilly) es el de saber recrear, con las dosis justas de nostalgia y ternura, un tiempo que se pasó, un estilo de cine apenas recordado, un humor que tristemente pasó de modo.  Puede que “El Gordo y el Flaco” no sea una grandísima película, pero sí es una preciosa pequeña película para cinéfilos.
Calificación:  8 (sobre 10)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Banda Sonora: "PIRATAS DEL CARIBE, La Maldición de la Perla Negra"

Cine: mi comentario sobre "PIRATAS DEL CARIBE: En el fin del mundo"

Recordando a... Supertramp