jueves, 18 de octubre de 2018

Cine actualidad/ “LA SOMBRA DE LA LEY”


Barcelona, Años 20

Este 2018 está siendo un buen año para el cine español.  Desde que  la comedia deportiva “Campeones” se estrenase con enorme éxito allá por el mes de abril, en estos últimos meses hemos podido disfrutar diversas producciones patrias más o menos taquilleras, e incluso algunas más que correctas cinematográficamente hablando.  Al selecto club en el que militan títulos como “Todos lo saben” o “El reino”, ahora hay que añadir “La sombra de la Ley”, que por derecho propio se ha ganado mi comentario en este blog.

Barcelona, 1921. Un tren militar ha sido atracado por un grupo de presuntos anarquistas, y el cargamento de armas que contenía ha desaparecido.  Un misterioso agente de policía, Aníbal Uriarte (Luis Tosar) es destinado a la Ciudad Condal para ayudar a las fuerzas de seguridad locales a sofocar las múltiples reyertas y localizar el armamento robado…

Cuenta el director Dani de la Torre (43 años) que, cuando aceptó hacerse cargo de la realización de “La sombra de la Ley”, ya existía un guión escrito por Patxi Amezcua, que llevaba casi diez años dando vueltas por los despachos de diferentes productoras.  La idea, según confiesa el propio cineasta, era hacer una “españolización” de la celebrada “Muerte entre las flores” de los Hermanos Coen, y de ahí vienen algunos de los mayores logros visuales de la cinta.

Casi todo funciona adecuadamente en “La sombra de la Ley”.  Para empezar, un reparto en el que Luis Tosar es la estrella indiscutible, y todos los demás actores (incluyendo a la teórica protagonista femenina, Michelle Jenner) están puestos ahí para arroparle.  Sin embargo, los secundarios tienen cada uno su pequeño momento de gloria, desde el sindicalista a cargo de Paco Tous hasta el fascinante Barón encarnado por Manolo Solo o el intrigante industrial desempeñado por William Miller, pasando por los policías corruptos con el rostro de Vicente Romero y Ernesto Alterio.  El guión del citado Patxi Amezcua utiliza muy bien los parámetros históricos (se trata de la época previa al golpe de estado de Miguel Primo de Rivera, con anarquistas y sindicalistas tratando de controlar las calles y provocando un crescendo de atentados que obligó al ejército a tomar cartas en el asunto) para desarrollar una trama que en no pocos momentos recuerda a las de las clásicas películas de gangsters.  Esta es la razón por la que, además de la citada “Muerte entre las flores”, De la Torre “fusila” sistemáticamente la estética de films como “Los Intocables de Eliot Ness” o la mismísima “El Padrino, Parte II”, pero lo cierto es que la sensación de “deja vu” visual no es molesta, sino todo lo contrario.  La dirección artística y el diseño de vestuario son impresionantes, la fotografía de Josu Incháustegui es fascinante y esos planos digitales recreando la Barcelona de los años 20 del siglo pasado , con esa Sagrada Familia casi en pañales, tienen un impacto visual inolvidable.

Recomiendo “La sombra de la Ley” tanto a los amantes del buen cine español (que, haberlos, haylos), como a los devotos de las películas de mafiosos ambientadas durante la Ley Seca.  Y es que nuestra bellísima Barcelona no tiene nada que envidiar a la recurrente Chicago de aquellos tiempos.

Luis Campoy

Lo mejor:  La fotografía, el diseño de producción, el vestuario
Lo peor:  estoy hasta el gorro de títulos de películas que empiezan por “La sombra de…
El cruce:  Muerte entre las flores” + “El Padrino, Parte II” + “Los Intocables de Eliot Ness
Calificación:  8 (sobre 10)

No hay comentarios: