Píldoras de cine: Febrero 2024 (y II)

 


Más peligroso que ejercer de opositor en Rusia, sería perderos esta nueva dosis de curativas y enervantes… ¡PÍLDORAS DE CINE!

 

MADAME WEB

Superados ¿definitivamente? los tiempos en los que cada película de Marvel suponía un éxito arrasador, ahora lo que se lleva es poner a parir sistemáticamente a cada una de sus nuevas producciones, que ya no recaudan ni la décima parte que en sus tiempos de mayor gloria.  Entiendo que la horrenda “The Marvels” se merezca todos los palos que le quieran dar, pero la campaña en contra de “Madame Web” no tiene sentido alguno.  Se trata de una muy entretenida historia de orígenes arácnidos ambientada en un año 2002 en el que no sólo se nos presenta a la heroína Cassandra Webb (Dakota Johnson) sino que también, si nos fijamos un poco, reconoceremos a un tal Ben Parker (sí, el mítico Tío Ben de Spiderman) e incluso acabaremos siendo testigos del nacimiento del mismísimo ¡Peter Parker!.  Por lo demás, el film no es ni pretende convertirse en algo dramático o trascendental pero se le agradece su buen ritmo y el acierto en la confección del reparto, con especial atención a la ascendente Sydney Sweeney (el mayor “efecto visual” de la película es lograr que esta voluptuosa mujer de 26 años parezca poco más que una niña) y al argelino Tahar Rahim, que compone un villano ciertamente amenazador, tanto más cuando no viste ese traje algo ridículo que la hace parecer un Spiderman de guardarropía.

Calificación: 6,5 (sobre 10)

 

EL COLOR PÚRPURA

La versión cinematográfica de Steven Spielberg de 1985 dio a conocer al mundo la novela de Alice Walker en que se basaba, “El color púrpura” (publicada en 1982), que en 2002 saltó al teatro en forma de musical y que ahora vuelve a las pantallas como adaptación de este último, es decir, manteniendo algunas de las canciones compuestas por Brenda Russell, Allee Willis y Stephen Bray.  Esta nueva “El color púrpura”, que ha dirigido Sam Blitz Bazawule, ciertamente no llega al nivel de la magistral cinta de Spielberg, pero es una dignísima película muy bien fotografiada e interpretada y en la que se agradece el alivio musical que permite que algunos personajes (Celie, Sofia, Shug…) se desahoguen cantando sus penas.  Buen reparto de estupendos intérpretes de color, en el que Fantasia Barrino toma el relevo de Whoopi Goldberg, Colman Domingo reemplaza a Danny Glover, Taraji P. Henson intenta (pero no consigue) ponerse los zapatos de Margaret Avery y Danielle Brooks incluso supera a Oprah Winfrey, quien, por cierto, es una de las productoras de este film, junto con Spielberg y Quincy Jones, que compusiera la música de la primera versión.

Calificación: 8 (sobre 10)

 

FERRARI

El legendario creador de “Corrupción en Miami”, Michael Mann, ya tiene 81 años, pero sigue al pie del cañón y lo demuestra con esta “Ferrari”, en la que se nos cuentan los días previos a una de las más duras carreras automovilísticas del circuito internacional, la Mille Miglia de 1957.  Lamentablemente, la película se centra en la desordenada vida personal del protagonista, y los coches y las carreras son apenas una excusa argumental que en pocas (aunque muy acertadas) ocasiones llegamos a visualizar.  Un muy entonado y comedido Adam Driver da vida a Enzo Ferrari, una Penélope Cruz exageradísima y más italiana que si hubiese nacido en Sicilia encarna a su esposa Laura y una insípida Shailene Woodley personifica a la amante del primero, Lina.  Estupendos el vestuario, el diseño de producción y la fotografía, pero te aburres mientras estás tratando de apreciarlos.

Calificación: 5 (sobre 10)

 

LA TIERRA PROMETIDA

La presencia del excelente Mads Mikkelsen en el cartel promocional de “Tierra prometida” es el gancho que atraerá a todos los espectadores de este film danés originalmente titulado “Bastarden”, “El bastardo”.  Ambientado en la Dinamarca del siglo XVIII, cuenta los hasta entonces vanos intentos de colonizar y fertilizar la árida península de Jutlandia, hasta que aparece un hombre, duro y silencioso, antiguo capitán del ejército, dispuesto a hacer lo que haya que hacer para cumplir su objetivo.  Sus propios creadores definen a “La tierra prometida” como una especie de western a la europea, y desde luego que Mikkelsen incorpora a la perfección al héroe rudo y parco en palabras que una historia así necesita.  Estupendo también el resto del reparto en el que destacan Amanda Collin, Kristine Kujath Thorp y el inolvidable villano encarnado por Simon Bennebjerg.  Dirige el muy a tener en cuenta Nikolaj Arcel y, en conjunto, me parece una de las mejores películas que he visto en los últimos meses.

Calificación: 8,5 (sobre 10)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Banda Sonora: "PIRATAS DEL CARIBE, La Maldición de la Perla Negra"

Recordando a... Supertramp

La historia de Village People