Píldoras de cine/ ENERO 2024

 


Primeras píldoras de cine del veinticuatro.  Cine en pequeñas dosis.  ¡Vamos a ello sin más dilación!

 

CUANDO LA MALDAD ACECHA

Impactante.  Impresionante.  Agresiva.  El argentino Demián Rugna (44 años; diríase que llamarse “Demian” ya predispone al satanismo fílmico, ¿no?) le da cien mil patadas a, por ejemplo, el Julius Avery de “El exorcista del Papa” con esta nueva y atrevida vuelta de tuerca al tema de las posesiones diabólicas, que tiene más de “As bestas” que de “El exorcista”.  Imágenes de poderosa fuerza visual y efectos especiales de lo más gore y provocador para un relato ciertamente irregular que ganó el último festival de Sitges y que, si me lo permitís, hubiera estado bien poder ver subtitulado, debido a la pronunciación cerrada de algunos de sus intérpretes.  Eso sí, cuando dicen “Hijo de puuutta” se les entiende perfectamente.

Calificación: 7,5 (sobre 10)

 

CUALQUIERA MENOS TÚ

Como todo en esta vida, la comedia romántica ha ido evolucionando a postulados más acordes con la realidad de nuestros días.  Cualquiera menos tú”, salvando las distancias, podría ser una actualización de “Sucedió una noche” o “La fiera de mi niña” con un toque nada disimulado de “Mamma Mia”.  No le falta de nada de todo aquello que hoy en día es políticamente correcto (matrimonio gay, parejas interraciales…) para envolver una simpática historia de amor protagonizada por dos intérpretes muy atractivos que enseñan todo lo que se puede para no perder la calificación familiar.  Ellos son Sydney Sweeney y Glen Powell, y el realizador ha sido Will Gluck, el mismo de “Peter Rabbit”.

Calificación: 7 (sobre 10)

 

PERFECT DAYS

El ya veterano Wim Wenders (78 años), alemán universal, vuelve al cine y a Tokyo con esta “Perfect Days”, historia sencilla protagonizada por un hombre en apariencia sencillo, que se dedica a limpiar los urinarios públicos de la capital japonesa mientras se desplaza de un sitio a otro a bordo de su vieja furgoneta en la que escucha sus queridas cintas de cassette repletas de maravillosas canciones americanas de la década de los sesenta.  Un film minimalista que hace de la simplicidad una virtud, con un claro mensaje acerca de que hay que saber disfrutar de todo aquello que nos depara la existencia (cualquier día normal puede ser un día perfecto) y una interpretación mayúscula de su protagonista Kôji Yakusho.

Calificación: 7 (sobre 10)

 

LA SOCIEDAD DE LA NIEVE

Menos tremendista que la primera versión, “Supervivientes de los Andes” (René Cardona Jr., 1976), y más fiel que la segunda, “¡Viven!” (Frank Marshall, 1993), la nueva película de Juan Antonio Bayona, “La sociedad de la nieve”, vuelve a contarnos la historia de catástrofe y supervivencia extrema que tuvo lugar en 1972, cuando un avión de la Fuerza Aérea uruguaya que transportaba a los jugadores de un equipo de rugby de aquella nacionalidad se estrelló en la nevada cordillera de los Andes.  Con la base literaria de un libro escrito por uno de los sobrevivientes, Pablo Vierci, y el respaldo explícito de todos ellos, Bayona compone un relato de gran hermosura visual y revestido de una poesía filosófica, sumamente respetuoso y que evita la truculencia innecesaria.  ¡Qué pena no haber podido disfrutarla en la pantalla grande!.

Calificación: 8 (sobre 10)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Banda Sonora: "PIRATAS DEL CARIBE, La Maldición de la Perla Negra"

Cine: mi comentario sobre "PIRATAS DEL CARIBE: En el fin del mundo"

Recordando a... Supertramp