martes, 17 de septiembre de 2019

Píldoras de Cine: SEPTIEMBRE 2019 (y II)


El verano languidece entre danas y gotas frías y el otoño ya nos roza con sus dedos grises y arrugados.  Ante la inminente languidez que se avecina, toca parapetarse bajo un paraguas cinematográfico y consumir la consabida ración de nuestras ¡PÍLDORAS DE CINE!.

A DOS METROS DE TI
En realidad, podría decirse que no está claro cuál es el título español de esta película con y para adolescentes , ya que, si bien la publicidad y los carteles nos la venden como “A dos metros de ti”, las letras que aparecen en la pantalla rezan “A dos pasos de ti” (título, por cierto, de una novela del escritor catalán Alex Gayá).  Lo que sí es evidente es que sus responsables (la novelista Rachel Lippincot y el director Justin Baldoni) son buenos conocedores de “Bajo la misma estrella”, la novela de John Green llevada al cine con Shailene Woodley y Ansel Elgort de protagonistas, ya que las coincidencias, reminiscencias y parecidos son más que razonables.  Nuevamente conocemos a una joven enferma (esta vez, de fibrosis quística) que, mientras permanece ingresada en un moderno hospital, no puede evitar enamorarse de un muchacho aquejado de la misma dolencia, al cual no puede acercarse a menos de dos metros, distancia de seguridad para no contagiarse más el uno del otro ni agravar sus respectivos niveles de enfermedad.  Naturalmente, tanto la chica como el chico son guapos a rabiar, el hospital en que se hallan recluídos es un lugar de ensueño, las enfermeras son adorables y los padres de ambos pugnan entre ellos por ver quién es más atractivo, amoroso y comprensivo.  Por lo demás, si no te fijas en la estética de telefilm y, por supuesto, si no has visto la citada “Bajo la misma estrella”, hay que reconocer que “A dos metros de ti” sabe manipular nuestros sentimientos y toca la fibra en más de una ocasión;  bien pensado, tampoco es tan mal bagaje para estos tiempos que corren.
Calificación:  6 (sobre 10)

PADRE NO HAY MÁS QUE UNO
El amiguete Santiago Segura escribe (a partir del guión de la argentina “Madre no hay más que una”), dirige y protagoniza un film familiar y supertaquillero en el que encarna a un padre que, alegando problemas laborales, renuncia a irse de viaje junto a su mujer y, a cambio, le toca quedarse en casa con sus cinco hijos, con los cuales nunca ha mantenido una estrecha relación.  En las antípodas del cinismo, humor negro y corrosividad de “Torrente”, “Padre no hay más uno” se asemeja más a “La gran familia”, “Los Serrano” o “Con ocho basta”, pues se trata de un entretenimiento tan divertido como inocuo, en el que las buenas intenciones y el cariño innato derivado de la consanguineidad se imponen sobre todas las dificultades y penalidades.  Hay que reconocerle a Segura su buena mano para dirigir a los actores infantiles, logrando que los intérpretes adultos (Toni Acosta, Silvia Abril o Leo Harlem) resulten totalmente accesorios e innecesarios.  Como premio a su talante y positivismo, ya se ha puesto en marcha una segunda parte que tiene previsto estrenarse en 2020, antes de que los niños actores crezcan y resulten menos encantadores.
Calificación:  7 (sobre 10)

CHICOS BUENOS
En el tráiler de “Chicos buenos”, el actor Seth Rogen, que aquí sólo ejerce de productor, explica a los jóvenes protagonistas del film (todos ellos menos de 14 años) que, aunque han podido leer el guión e interpretar los diálogos del film, repleto de palabras malsonantes y obscenidades, paradójicamente no podrán ser espectadores de su propia película.  En realidad, “Chicos buenos” casi podría parecer la hermana pequeña de la nunca bien ponderada “Supersalidos”, de la cual la también reciente “Superempollonas” aspiraba a ser una versión femenina.  Las peripecias de Max, Lucas y Thor contienen las adecuadas dosis de aventura, ternura y comedia como para que su amplio repertorio de “guarreridas” (Chiquito de la Calzada dixit) acabe resultando aceptable y llevadero.  Lo mejor, la interpretación del trío protagonista, con un Jacob Tremblay (“La habitación”, “Wonder”) bajo mínimos al que sus colegas Brady Noon y Keith L. Williams le arrebatan los mejores momentos.
Calificación:  7 (sobre 10)

No hay comentarios: