lunes, 16 de julio de 2018

Cine actualidad/ “EL RASCACIELOS”


Duro de matar... y de quemar

Fue un sábado, allá por Octubre del año 88 del siglo pasado…  En el cine Salzillo de Murcia, hoy reconvertido en sede de la Filmoteca Regional, se exhibía “Jungla de cristal”, una película policíaca que venía avalada principalmente por dos nombres:  el de Bruce Willis, protagonista masculino de la serie televisiva “Luz de luna” y el de John McTiernan, director de “Depredador”.  Con el paso del tiempo, recordaría aquella tarde no sólo como uno de esos momentos cinematográficos maravillosos e inolvidables, sino como toda una clase magistral de cómo construir una trepidante historia de acción mimando, al mismo tiempo, la humanidad de cada personaje, y regalando al mundo tanto un héroe inolvidable como uno de los mejores villanos vistos jamás en una pantalla.

Precisamente cuando “Jungla de cristal” celebra su trigésimo aniversario, se acaba de estrenar uno de sus enésimos hijos apócrifos, “El rascacielos”, cuyas “coincidencias” con el ya clásico film de McTiernan la convierten prácticamente en un intento de remake.  Tenemos, en primer lugar, al héroe, un ex-agente de la ley cuya esposa es una de las rehenes de un grupo de supuestos terroristas cuyas auténticas motivaciones son más bien materialistas.  El escenario en el que se desarrolla la acción es un gigantesco y ultramoderno edificio cuyo propietario es un millonario asiático, pero la alta tecnología quedará convertida en chatarra a causa de una ensordecedora tormenta de tiros y explosiones, a los que se une un pavoroso incendio que deja en pañales al de la no menos recordada “El coloso en llamas”…

Dicen que las comparaciones son odiosas, y en este caso la regla no sufre ninguna excepción.  El protagonista de la nueva aventura, el ex-luchador Dwayne ‘The Rock’ Johnson, a la sazón uno de los dos o tres héroes de acción más queridos por el público actual, cumple satisfactoriamente con su papel de tipo duro e irreductible al tiempo que padre de familia ejemplar.  Todos los títulos en los que aparece Johnson gozan de un éxito automático y asegurado, y eso no puede ser casualidad.  Sin embargo, los aciertos incuestionables se acaban prácticamente ahí.  La relación del protagonista con sus hijos es un festival de tópicos que causa un poco de vergüenza ajena;  ni el villano principal ni ninguno de sus esbirros tienen el más mínimo carisma;  el resto de secundarios son totalmente prescindibles y no aportan nada a la trama;  y, aun tratándose de una película de aventuras y no de un documental con pretensiones de ser realista, lo cierto es que las hazañas y heroicidades del protagonista rayan demasiado alto en el escalafón de lo increíble.  La capacidad de The Rock para saltar a edificios en llamas, sobrevivir a todo tipo de ataques y derrotar él solito a una piara de maleantes armados hasta los dientes es tan contundente que la suspensión de la incredulidad de la que gozan este tipo de productos resulta ampliamente rebasada.

Con todo, el balance final de “El rascacielos” no puede ser muy negativo, en parte por ese innegable carisma que destila Dwayne Johnson, en parte porque los efectos visuales están bastante logrados y, en parte, porque el director Rawson Marshall Thurber no se recrea excesivamente en la violencia, lo cual acercará la película a un público familiar .  En estas jornadas de tanto calor, no se me ocurren sitios mejores para refugiarse que una piscina, una playa o una sala de cine donde poder distraerse con un producto ágil e inofensivo como “El rascacielos”.

Luis Campoy

Lo mejor:  Dwayne Johnson, al que sólo le falta hacer buenas películas para poder equipararse a sus “hermanos mayores” Schwarzenegger y Stallone
Lo peor:  la falta de carisma de los personajes secundarios;  los tópicos familiares de la trama;  el exceso de fantasía en las hazañas superheroicas del protagonista
El cruce:  “Jungla de cristal” + “El coloso en llamas”
Calificación:  6,5 (sobre 10)

No hay comentarios: