contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 9 de julio de 2018

Píldoras de Cine: Julio 2018


Julio….  El séptimo mes del año, el mes en que muchos se van a la playa y otros optan por lanzarse a correr delante de un toro…  Mes de vacaciones, mes de calor, mes de refugiarse en una sala bien refrigerada …  Lo empezamos con una ración de breves pero intensas PÍLDORAS DE CINE.

HEREDITARY
Lo he dicho un millón de veces:  odio las etiquetas y me aterroriza el bagaje que arrastran determinadas películas que vienen ensalzadas por la crítica y/o el público.  El exceso de expectativas suele arruinarme el visionado de no pocas cintas, a las que, mientras las estoy viendo, les busco y no les encuentro esos retazos de maravilla y grandiosidad que se les han adjudicado. “Hereditary”, opera prima del antiguo cortometrajista Ari Aster, es, desde luego, una película interesante, y que sabe alejarse con inteligencia de los estándares del género terrorífico que nos está llegando últimamente.  A Aster no le hacen falta los subidones bruscos de sonido, ni cepillarse a una docena de adolescentes en un aparatoso baño de sangre para crear un clima de inquietud y desasosiego.  Es ésta sin duda la mayor virtud del film:  provocar un miedo más profundo y arraigado, que no te deja que olvides fácilmente las imágenes y sobre todo los sucesos contenidos en esta historia que tiene reminiscencias de “La semilla del diablo”, de “La centinela” e incluso de la reciente “Babadook”.  Grandísimas interpretaciones de un recuperado Gabriel Byrne y, sobre todo, de una descomunal Toni Collette (la madre del niño de “El sexto sentido”), y una escena (la del accidente de coche) que pasará a las antologías del género.  Una muy recomendable propuesta dentro de un género al que le hacía falta madurar, aunque pienso que epítetos como “La película más terrorífica desde ‘El exorcista’” o “La mejor película de terror de las últimas décadas” desconcertarán y aun defraudarán a quienes simplemente esperen ese tipo de terror convencional que este film no ofrece.
Calificación:  8,5 (sobre 10)

CON AMOR, SIMON
Simon Spier (Nick Robinson) es un chico estadounidense de buena familia, que va a un buen instituto y tiene un grupo de buenos amigos…  a los que nunca se ha atrevido a revelarles que es gay.  Accidentalmente, su condición sexual es revelada a los ojos de todo el mundo, y Simon deberá averiguar si su familia y amistades son todo lo tolerantes y comprensivos que él necesita…  Una major como 20th Century Fox produce y distribuye esta encantadora película diseñada para gustar a todo tipo de públicos…  si bien uno se pregunta cuál sería el desenlace de la historia si la acción aconteciera no en unos idílicos EEUU sino en Rusia, Irán o Arabia Saudí, por poner tan sólo unos ejemplos…  Lo cierto es que, coincidiendo en no pocos elementos de tono y planteamiento con producciones como “Wonder”, “Con amor, Simon” adapta con acierto la novela de Becky Albertalli y seguramente convencerá a muchos jóvenes de que, aunque sus padres no tengan el magnífico aspecto de Josh Duhamel y Jennifer Garner, serán capaces de comprenderles y aceptarles cuando llegue el momento de salir del armario.  Pasito a pasito se hace camino, y con películas como “Con amor, Simon” se pone la primera piedra para continuar normalizando la situación de un colectivo cada vez más visible.
Calificación:  7 (sobre 10)

SICARIO: EL DÍA DEL SOLDADO
“Sicario” (2015) me encantó, me impactó, me dejó boquiabierto.  Sobre todo por sus tremendas e inolvidables secuencias de apertura y cierre, pero también por su tono que mezclaba el thriller, el western y la denuncia socio-política.  Tres años después, y con un par de bajas de extrema importancia (el director original Denis Villeneuve y la protagonista Emily Blunt), nos llega una secuela centrada en los personajes “secundarios” encarnados por Benicio del Toro y Josh Brolin, que ha dirigido el italiano Stefano Sollima.  “Sicario:  El día del soldado” es más de lo mismo, obvio por tratarse de una secuela perteneciente a lo que se pretende que se convierta en una franquicia, si bien el guionista Taylor Sheridan se vuelve a esforzar por darle sentido y coherencia a esta nueva historia fronteriza que mezcla el narcotráfico con el terrorismo.  Algo más “blandita” que su predecesora, “Sicario:  El día del soldado” contiene también alguna que otra impactante secuencia de acción, pero el cambio tonal experimentado por el personaje de Del Toro le resta sin duda algo de atractivo;  la fiera se ha ablandado, y éso no es bueno para las expectativas del espectador.
Calificación:  7 (sobre 10)

No hay comentarios :