contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 11 de diciembre de 2017

Píldoras de cine (Diciembre 2017)

Ya hemos consumido once días del último mes del año, y donde quiera que poso la vista, todo me recuerda que la Navidad es un hecho consumado.  Hace ya casi un mes que los turrones afloraron en las estanterías de Mercadona y, a partir de ese momento, ya puede oficializarse que el adviento ha hecho acto de presencia.  Sin más dilación, os dejo con las primeras Píldoras de Cine de este Diciembre, que ya huele a turrón y mazapán…

PERFECTOS DESCONOCIDOS
Alex de la Iglesia suele adolecer de un problema reiterativo:  es un gran narrador visual, pero a menudo lo que narra se le va de las manos ostensiblemente.  La fuerza de sus planos y el brío de su montaje se estrellan contra una historia con una tendencia desmesurada a la grandilocuencia.  La reciente “El bar” fue un claro ejemplo de todo ello, y ya me temía que “Perfectos desconocidos” iba a padecer la misma “enfermedad” congénita;  por fortuna, me equivocaba.  Siguiendo el esquema argumental de la italiana “Perfetti Sconosciuti”, dirigida en 2016 por Paolo Genovese, De la Iglesia nos presenta un peligroso juego en el que, durante una cena de amigos, todos los teléfonos móviles deben quedar encima de la mesa, y cualquier mensaje o llamada debe ser leído o escuchada en público.  El film arranca como comedia costumbrista, y poco a poco va derivando hacia un thriller psicológico con algunos toques de terror.  Lo mejor:  el increíble aprovechamiento del decorado, merced a una planificación magistral, y sobre todo las actuaciones de Belén Rueda, Eduard Fernández y Ernesto Alterio.  Lo peor:  la evidente desgana de Eduardo Noriega, y ese final de lo más ridículo que a punto está de echar por tierra todas las virtudes de la trama (y menos mal que, justamente y como su nombre indica, acontece al final…).
Calificación:  8 (sobre 10)


WONDER
Habitualmente, los que nos dedicamos a escribir sobre cine tendemos a valorar la forma por encima del fondo, a dedicar más énfasis a la técnica o la puesta en escena que a la historia desnuda, a ponderar el cuerpo olvidándonos del alma.  Durante las casi dos horas que se prolonga el metraje de la preciosa “Wonder”, su director Stephen Chbosky y su creadora literaria RJ Palacio consiguieron hacerme olvidar que estaba presenciando una película, sino que realmente me sentí inmerso en la historia del pequeño August, cuya deformidad facial es sólo la excusa para que unos personajes admirablemente descritos nos transmitan sus pequeñas vicisitudes, sus grandes alegrías y sufrimientos.  Todo ello explicado con un encantador tono optimista que hace creíble su necesario mensaje de tolerancia, respeto y superación.  No ganará el Oscar, pero pienso que películas como “Wonder” deberían ser vistas obligatoriamente en colegios e institutos:  sin duda, en el mundo acabaría habiendo más amor y menos dolor.
Calificación:  8,5 (sobre 10)


COCO
He dejado para el final de este artículo el comentario sobre esta maravilla de animación realizada por Pixar Animation Studios, empresa adquirida hace unos años por Walt Disney Pictures.  “Coco” es una incursión inmersiva en la cultura y folklore mexicanos, un canto de amor a las tradiciones del país de la ranchera y el mariachi.  También es un alegato en favor de la familia y, en última instancia, otra demostración más de la necesidad de ser comprensivos y tolerantes para con el diferente.  Miguel es el miembro más joven de una familia de zapateros, pero el gen musical dormido en su familia durante generaciones, se le despierta de manera irresistible y acaba dando con sus huesos en la Tierra de los Muertos, donde deberá encontrar al mejor cantante de todos los tiempos.  La extraordinaria animación (marca de la casa), el colorido, la ambientación, el sonido y las preciosas canciones se confabulan para lograr que el espectador experimente, una detrás de otra, todas las emociones posibles y las disfrute con infantil gozo.  Un verdadero regalo para los sentidos, que ninguno deberíamos rehúsar.  Lo mejor:  los divertidos cameos de Frida Kahlo, Cantinflas, Jorge Negrete, Pedro Infante, Chavela Vargas, Santo el Enmascarado de Plata…  Lo peor:  que incluso algo tan bonito tenga que tener un final.

Calificación:  9 (sobre 10)

No hay comentarios :