contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 14 de junio de 2017

Las pelis del Cine Club/ “EL CIUDADANO ILUSTRE”

Retorno al pasado

¡Por fin Argentina obtiene el Premio Nobel de Literatura!  Daniel Mantovani, nacido en el pequeño pueblo de Salas en 1954, acepta con desgana el reconocido galardón, y enseguida regresa a su mansión de Barcelona, España, donde reside desde hace muchísimos años.  A su ciudad natal no ha regresado desde que la abandonó cuarenta años atrás, pero una invitación de sus conciudadanos a un acto en el que se le nombraría Ciudadano Ilustre de Salas le hace romper su exilio y aceptar un retorno a los orígenes que no se desarrollará tan plácidamente como espera…

Este sería el punto de partida de “El ciudadano ilustre”, la película argentino-española que el Cine Club Paradiso de Lorca proyectó la pasada semana.  Sus directores, la dupla formada por Mariano Cohn y Gastón Duprat, ya habían deslumbrado con sus anteriores El artista”, “El hombre de al lado” y “Querida, voy a comprar cigarrillos y vuelvo”.  Con su última obra conjunta, Cohn y Duprat consiguen la difícil hazaña de entretener, desconcertar y mantener en vilo al espectador, en base a una historia de Andrés Duprat (hermano de Gastón) que sabe combinar con inusitada habilidad la comedia, el drama e incluso el thriller.

Siguiendo el ejemplo de escritores latinoamericanos como García Márquez, que se inspiró en su pueblo natal de Aracataca para crear la ficticia Macondo, Daniel Mantovani ha ubicado la totalidad de su obra literaria en la villa de Salas, lo cual complace a algunos de sus convecinos e irrita sobremanera a otros.  Por fortuna, volví a visionar la película de la forma más virginal posible:  no vi un solo tráiler ni quise leer previamente su argumento, de manera que experimenté las mismas sensaciones que su protagonista, incluyendo la inquietud ante un final que se presta a varias dobles lecturas.

Para mí, la mayor virtud de “El ciudadano ilustre” es su maravillosa dirección de actores, tan lograda que parecería que la mayoría de los intérpretes no actúan sino que simplemente improvisan.  Y de entre todos ellos destaca el magnífico Oscar Martínez, que se alzó con la Copa Volpi en el festival de Venecia.  A Martínez sólo recuerdo haberle visto con anterioridad en la  magnífica “Relatos salvajes”, pero estoy deseando volver a disfrutar otros trabajos suyos.  Le acompañan Andrea Frigerio, Manuel Vicente, Iván Steinhardt y el televisivo Dady Brieva, que es el único que desentona un poco del resto de sus compañeros, merced a una composición que raya en la sobreactuación.

“El ciudadano ilustre” ganó merecidamente el Goya a la Mejor Película Iberoamericana, y por su inesperado desarrollo, sus estupendos diálogos y la excelente labor de su protagonista, la recomiendo a quienes deséen disfrutar un divertimento muy inteligente.

Luis Campoy

Lo mejor:  la dirección de actores y especialmente el protagonista Oscar Martínez
Lo peor:  nada en particular
El cruce:  “El artista” + “Relatos salvajes”

Calificación:  8,5 (sobre 10)

No hay comentarios :