contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 10 de abril de 2017

PÍLDORAS DE CINE - Abril 2017

Semana Santa:  vacaciones, procesiones…  y, cada vez menos, devoción y fe.  La fe que llevamos años y años propugnando en este blog es la que se profesa a la vida, al ocio y, especialmente, al cine, ese Séptimo Arte que se disfruta mejor cuando se toma en píldoras, ¡píldoras de cine!

LIFE (Vida)
Hace ya meses que salieron los primeros trailers de “Life”, y los primeros comentarios apuntaban a que se trataba de una enésima actualización de “Alien”, aquí conocida como “El octavo pasajero”.  Más recientemente, algún iluminado insinuó que nos hallábamos ante una especie de precuela de “Venom”, esa adaptación del villano de los comics arácnidos que Sony planea llevar a cabo.  Finalmente no ha sido así, pero sí existen evidentes concomitancias con la celebradísima película de Ridley Scott.  De aquélla toma el entorno espacial, la irrupción de una especie alienígena hostil y el tratamiento de terror angustioso que reviste la trama.  Eso sí, por alguna razón los personajes, sus motivaciones y su interacción me pareció tan poco interesante que durante los primeros 15 ó 20 minutos bostecé espacialmente.  Por fortuna, el director sueco-chileno Daniel Espinosa consigue retomar el pulso en cuanto se desata la acción, y el resto del film es un entretenido thriller que a ratos remite también a “Prometheus” y en otros momentos a “The Martian”…  todas ellas del maestro Ridley Scott;  ¿casualidad…?  En cuanto a los actores, pocas veces he visto tan fuera de lugar a mi adorado Jake Gyllenhaal, siendo una estupenda Rebecca Ferguson la que sale mejor parada de este al cabo simpático divertimento que finaliza con un final lo suficientemente abierto como para dar pie a sucesivas secuelas…
Calificación:  7 (sobre 10)

POWER RANGERS
Recuerdo haber visto algunos episodios de la serie televisiva “Power Rangers” hace ya bastantes años, y mi actitud oscilaba entre la burla descarada y la fascinación infantil hacia un producto en el que lo cutre adquiría auténtica relevancia y la amistad se ensalzaba de manera heroica.  Esas son también las claves de la película que ha dirigido Dean Israelite, y que, dadas mis inexistentes expectativas, me sorprendió gratamente.  Para empezar, los productores parecían tan convencidos del éxito de este film, que, seguros de que se trata del inicio de una prometedora franquicia, han reservado la acción pura y dura para el último tercio, dedicando la mayor parte del metraje a presentarnos con tranquilidad a los personajes .  Este insospechado mimo en la caracterización de los protagonistas se traduce en un aceptable retrato juvenil de cinco muchachos poco convencionales que además representan a diversas etnias e incluso a diversas sexualidades.  Nuevamente, la amistad que va surgiendo entre ellos es el primer foco de interés, y así el espectador (incluso el más reacio) es partícipe de cómo unos chavales ordinarios se convierten en una especie de superhéroes destinados a proteger a la Tierra de una terrible amenaza…  grotesca y cutre como en la televisión, pero terrible al fin y al cabo.  Porque la última media hora de “Power Rangers” es un desacomplejado divertimento en el que se suceden los mamporros, las carreras y los rayos, sólo que uno ya ha empatizado tanto con los héroes que se les perdona de sobras las ingenuidad de su inofensiva pero espectacular batalla decisiva.
Calificación:  7 (sobre 10)