contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

sábado, 25 de marzo de 2017

Lorca acoge la VI Edición del certamen "A corta distancia"

Como en años anteriores, el Cine Club Paradiso (al que, cada vez más, me honro en pertenecer), tuvo el privilegio de auspiciar en el Teatro Guerra de Lorca la que es ya conocida como “la gran noche del cine lorquino”, consistente en la proyección de los últimos trabajos de los más conocidos cortometrajistas en activo de la Ciudad del Sol.  Se trata ya de la sexta edición del certamen “A corta distancia”, del que sin duda se espera que recorra una distancia larguísima en cuanto a supervivencia en el tiempo.

Tras la presentación a cargo del presidente del Cine Club, Jesús Martínez, y unas breves palabras de los cineastas participantes, abrió el fuego mi queridísimo José Ruiz Montalván “Monty” con “La enciclopedia”, una vez más palpitante de entusiasmo y entrega, y en esta ocasión con la aparición estelar de la más rutilante Estrella de su firmamento.  A continuación, el joven Pablo Natale, compañero de mi hijo Jorge y debutante en el certamen, nos sorprendió con “La esperanza”, un homenaje en blanco y negro al espíritu poético de la época dorada de Buñuel y Dalí.  Otro que debutaba en el evento era Nico Ramírez con “Shh”, un policíaco muy sugerente, ambientado en Murcia, en el que brillaba una excelente Silvia Conesa.   Luego llegaría “Fredo”, de Alvar B. Scriche & Salva Feltrer, que ya sólo por su inspiradísima elección de casting se merecería una mención especial.  Pocas cosas quedan por decir acerca de “The Airplane”, el corto multipremiado de mi amigo Jesús Martínez “Nota”, que se erige en imaginativo pero brutal alegato contra la guerra de Siria y todas las guerras en general;  lo bueno, si breve, dos veces bueno.  Twin Freaks Studio es la boyante productora murciana que nos trajo la siguiente mini-película, “A golpe limpio”, a cargo de los hermanos Pedro y Juan Poveda, “los Coen de La Hoya” como los definió Jesús Martínez;  una delirante historia de brutalidad, sangre y fascinación.  Uno de los más reconocibles cineastas del panorama lorquino, Bernardo Hernández, exhibió no una sino dos de sus obras, ambas con guión del novelista local Fran J. Marber:  en “La cruda realidad” se nos cuenta algo así como la historia alternativa de un decadente Russell Crowe (interpretado por Juan Francisco Piernas) cuyo éxito en “Gladiator” hace mucho que quedó atrás, mientras que “Un buen amigo”, cuya premisa argumental coincide parcialmente con la de la reciente “Mine” de Fabio Guaglione y Fabio Resinaro, nos traslada a un Afganistán en el que dos soldados encarnados por los populares Fernando Guillén Cuervo y Jordi Rebellón escenifican un relato de rivalidad y celos.  Llegó el turno para el nuevo trabajo del muy reconocido Dany Campos, quien, como suele suceder, nos dejó boquiabiertos con “Avería”, donde un percance automovilístico sirve de excusa para un despliegue de talento interpretativo (a cargo de Elena Rayos y Mónica Caballero) y un aluvión de buenos diálogos que se merecieron un encendido aplauso.  “Mayela”, de Juan Bermúdez, posée una estructura de thriller que me recordó a los buenos tiempos del “polar” francés, con una trama nada edificante de atracos y atracadores nuevamente muy deudora de un casting sobresaliente.  Para finalizar el certamen, se proyectó el primer corto rodado por mi entrañable colega Domingo Jiménez (quien protagonizara una primera versión de mi por siempre inédita “Sangre”) y que, tras exhibir hace unos años su largo “40 grados” nos regaló su luminosa fábula “François Doiphaire”, rodada en francés y exhibida con subtítulos en castellano, con un acabado visual imponente pero que, a mi entender, debió ubicarse en un orden mucho más adelantado.


Fueron, en fin, once trabajos de diez cineastas adscritos al ámbito de la Ciudad del Sol, cuyo amor al cine ha sido capaz de superar mil y una dificultades y una preocupante falta de apoyos que no ha logrado empañar su ilusión.  A todos ellos, muchas gracias por seguir creyendo y, si puede ser, ¡hasta el año que viene!

No hay comentarios :