contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

martes, 6 de septiembre de 2016

Cine actualidad/ "NO RESPIRES"

  
Respirando cine

Las películas de terror son, a menudo, considerables éxitos de taquilla.  ¿El motivo?  Es doble:  por un lado, para poner en marcha uno de estos films no es necesario un presupuesto demasiado elevado, por lo que una buena recaudación permite una rentabilidad asegurada;  por otro, es un claro ejemplo de cómo compartir una experiencia en un cine (rodeado de espectadores asustados que chillan al unísono) mejora la visualización en solitario.

“No respires” es la segunda película norteamericana del joven realizador uruguayo Federico “Fede” Alvarez.  Auspiciado de nuevo por Sam Raimi, que ya le produjese la revisión de su propio éxito “Posesión Infernal”, Alvarez continúa explorando la senda del terror, sólo que en una vertiente bastante más sutil.

Rocky, Alex y Mony son tres jóvenes desarraigados que se dedican a desvalijar casas mientras sus propietarios están ausentes.  Un mal día, deciden que su próximo objetivo debe ser la casa de un hombre ciego que supuestamente guarda una pequeña fortuna.  Como la víctima es un invidente, consideran que ni siquiera hay que esperar a que el dueño haya salido…

Como sabéis, me gusta el cine, el cine en general, pero hay ocasiones en las que, sin esperarlo, me doy de bruces con algo realmente cinematográfico, y en esos momentos disfruto sin medida ni paliativos.  “No respires” es una de esas ocasiones.  El séptimo arte es una fusión de varios elementos (historia, imagen, música), pero no cabe duda de que lo más propio e inherente al cine en sí es la imagen.  Incluso prescindiendo de diálogos o de un guión ortodoxo, se puede concebir una película basada en el poder y la magia de lo visual.  Utilizando un escenario prácticamente único, un elenco actoral exiguo y prescindiendo del diálogo cada vez que puede, Fede Alvarez consigue un producto modélico que me sorprendió y me cautivó.

Porque esto es cine en estado puro:  fotografía, montaje y puesta en escena, hilvanados con verdadero talento y hermanados con uno de esos diseños de sonido capaces de quitar el hipo.  Tratándose de una película protagonizada por un ciego, no cabe duda de que el sonido era primordial, y aquí luce como hace tiempo que no lucía.

Demostrando que en el cine lo principal es lo que se ve, y que lo que se ve y se cuenta debe ser inteligible con apenas unos breves apuntes, Alvarez nos regala una experiencia que espero que los verdaderos aficionados al cine sean capaces de valorar, sean adeptos o no al terror.  Además, nos descubre a una prometedora actriz que sin duda subirá como la espuma (Jane Levy), y nos confirma la rotundidad con que es capaz de impactarnos un eterno secundario como Stephen Lang, el cruel militar de “Avatar”.

Luis Campoy

Lo mejor:  la puesta en escena, el sonido, el montaje
Lo peor:  ciertos tópicos y concesiones al subgénero de psicópatas imposibles de matar
El cruce:  “Halloween” + “Monster House” + “La jungla de cristal”
Calificación:  8,75 (sobre 10)

No hay comentarios :