contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 24 de septiembre de 2015

Cine actualidad/ "MA MA"

Sobrevivir al dolor

Un bulto sospechoso, un ojeador futbolístico golpeado por la tragedia, un ginecólogo cantor, una niña ansiando ser adoptada…  son algunos de los elementos que configuran “Ma Ma”, la nueva película del director vasco Julio Medem.  De Medem he visto pocas películas, pero recuerdo con especial cariño una que me encantó, “Los amantes del Círculo Polar”, donde ponía de manifiesto su obsesión por la simetría, derivada del hecho de que su apellido se lee igual del derecho que del revés.  Desde entonces, cada vez que tengo ocasión de enfrentarme a alguno de sus trabajos, me fijo en ese aspecto, en las dualidades, en los contrapuntos, en las dos caras de un mismo suceso.

La protagonista absoluta de “Ma Ma”, como todo el mundo sabe, es la que hoy por hoy es nuestra actriz más internacional, una Penélope Cruz que, no conforme con encarnar a la heroína Magda, ejerce también de productora del film.  Su Magda es una mujer de armas tomar a quien ni siquiera la detección de un cáncer de mama (maldita enfermedad) es capaz de doblegar ni de privarla de sus ansias de vivir y de hacer mejores las vidas de su hijo, de su nuevo novio e incluso de su médico…

En un momento especialmente sensible de mi vida, he acudido a ver “Ma Ma” a pesar de las advertencias de no pocas personas, que pensaban que podría influirme negativamente  Al contrario, no solamente presencié una película mejor de lo que me esperaba, sino que el modo en que es narrada la enfermedad en su cruel proceso evolutivo, pero también la actitud siempre desafiante y esperanzada con que la enferma es capaz de afrontarla, no hacen sino iluminar, reconfortar e inspirar.  Incluso ante una dolencia tan ominosa como el cáncer,  lo que cuenta no es tanto el drama en sí mismo, sino la manera en que el enfermo le hace frente, la fortaleza de espíritu con la que resiste y el aprovechamiento que hace del poco o mucho tiempo del que dispone.

Si no fuera por la ausencia casi total de ese humor tan característico que adorna al manchego, diríase que “Ma Ma” parece a ratos dirigida por Pedro Almodóvar:  el tratamiento drástico de los colores, el mimo con los decorados y objetos de atrezzo, e incluso el modo en el que están dirigidos los actores, diríanse almodovarianos.  Pero Medem es más austero y más realista…  excepto en algunos aspectos puntuales.  Esas apariciones fantasmagóricas de la metafórica Natasha y los sueños recurrentes de la protagonista (alguno de los cuales parece demasiado verídico) representan el antídoto al hiperrealismo con aires de documental que dignifica el metraje.  Por el contrario, los canturreos del por otra parte muy correcto Asier Erxeandia (sobre todo el concierto en el quirófano, bochornoso) provocan algo de vergüenza, propia y ajena.  Luis Tosar y Alex Brendemühl representan el presente y el pasado sentimental de Magda, como la dualidad muerte/vida (tan características de Medem como señalábamos al principio) simbolizan que hasta en la más desoladora de las penas, puede hallarse el alivio de una bienvenida alegría.

Luis Campoy

Lo mejor:  Penélope Cruz, motor imparable del film
Lo peor:  les veleidades cantoras del doctor Julián
El cruce:  “Cosas que importan” + “Boyhood” + “Mi vida”

Calificación:  7,5 (sobre 10)

No hay comentarios :