contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 2 de julio de 2015

Cine actualidad/ "SAN ANDRÉS"

Una falla que no está en Valencia

Como a todos los habitantes de Lorca que sufrimos el seísmo de 2011, las películas sobre terremotos me fascinan y aterrorizan a partes iguales.  Haber sido partícipe de esa dolorosa experiencia le deja a uno un recuerdo imborrable, que sale a la luz cuando en la pantalla se ve cómo tiembla la tierra, donde quiera que sea el epicentro del temblor…

En “San Andrés”, la película que acaba de estrenarse entre nosotros, el antiguo luchador de wrestling Dwayne Johnson, todavía conocido como “The Rock”, interpreta a un piloto de helicópteros que, sorprendido por un dantesco terremoto que se expande a raíz de la falla de San Andrés, hace todo lo humano e inhumano por rescatar a su exmujer y a su hija.

Culpable de varios movimientos telúricos desde que se hiciera tristemente famosa en 1906, la falla de San Andrés es una discontinuidad de la corteza terrestre cuya longitud se estima en torno a los 1300 Km, y que discurre bajo los estados de California y Baja California.  En el film que nos ocupa, un terrorífico terremoto de 9 grados en la escala de Richter sacude esta parte de Norteamérica, provocando un monumental caos imposible de describir, así como la subsiguiente pérdida de millones de vidas humanas.  Sólo un avispado geólogo es capaz de predecir lo que va a suceder, pero, como pasa siempre en estos casos, las autoridades no le hacen el menor caso.  Pero claro, por allí cerca vuela el super helicóptero de La Roca, y ni siquiera la enloquecida Naturaleza será capaz de impedir que rescate a su familia…

Al igual que sucede en la mayoría de los films catastrofistas que todos somos capaces de recordar (“El coloso en llamas”, “Terremoto”, “La aventura del Poseidón”, “Titanic”, “El día de mañana”, “2012”…), “San Andrés” utiliza una precaria excusa argumental para justificar un despliegue de efectos especiales de ésos que quitan el hipo.  La película, dirigida por un tal Brad Peyton (“Viaje al centro de la Tierra 2”), en absoluto puede ser utilizada como ejemplo de literatura cinematográfica, pues sus situaciones son de lo más trilladas y sus diálogos coquetean peligrosamente con el ridículo.  Pero ¿qué diablos?, no creo que nadie acuda a ver “San Andrés” pretendiendo descubrir una rutilante obra maestra, sino para pasar un buen/mal rato presenciando un espectáculo que prácticamente no da tregua.  En este sentido, he de reconocer que lo que yo esperaba ver lo ví con creces, e incluso recibí más de lo que imaginaba.  Para mí que los efectos visuales y sonoros de esta producción de New Line para Warner Bros. dejan en evidencia incluso a los de “2010”, que hace apenas 6 años nos parecieron lo más de lo más.  Sobre su perfección técnica no hay mucho más que decir, salvo que simplemente hay que acercase al cine más próximo para deleitarse con ellos.  Que los personajes son meros estereotipos y los actores que los interpretan (el citado Dwayne Johnson, Alexandra Daddario, Carla Gugino, Paul Giamatti, Ioan Gruffudd o la mismísima Kylie Minogue) ceden todo el protagonismo a los técnicos de F/X es un hecho irrefutable, y pensándolo bien…  se agradece enormemente.

Luis Campoy

Lo mejor:  Los fabulosos efectos especiales
Lo peor:  como suele suceder, el guión y los diálogos, carne de Razzie
El cruce:  “Terremoto” + “El día de mañana” + “2012”

Calificación:  7 (sobre 10)

No hay comentarios :