contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 21 de enero de 2015

Cine actualidad/ "V3NGANZA"

Visto y revisto

Liam Neeson es uno de mis actores favoritos.  Lo es desde los tiempos de “Darkman” y “La lista de Schindler”, de “Michael Collins” y de “Star Wars Episodio I:  La Amenaza Fantasma”, de “Love Actually” y “Batman Begins”…  y lo es también, cómo no, por haber interpretado al mejor Jean Valjean no cantante en la versión de 1998 de “Los Miserables”.  En 2008, cuando tenía 56 años, el productor y director francés Luc Besson (europeo con pretensiones globales) le ofreció el papel protagonista de una pequeña película de acción, “Venganza”, que acabaría dirigiendo Pierre Morel.  En aquel film, Neeson dio vida por primera vez a Bryan Mills, una especie de superagente retirado que se ve obligado a volver a la acción cuando su hija es secuestrada en París.  Sorpresivamente, “Venganza” se convirtió en lo que se conoce como un “sleeper”, un éxito tan monumental como imprevisto, dando lugar a la realización de dos secuelas, “Venganza 2:  Conexión Estambul” y la que ahora nos ocupa, “Venganza 3” o, simplemente, “V3nganza”.

En “V3nganza”, Bryan Mills es acusado del asesinato de su esposa, algo que hasta el Tato (y probablemente incluso el Tata) saben desde el principio que no sólo es falso, sino también imposible.  A partir de ese momento y como es habitual en la saga, Mills dará buena cuenta de cuantos villanos se interpongan entre él y su…  venganza.

La verdad es que, si ya “Venganza 2” constituyó una notable decepción (el director original Pierre Morel fue sustituído por el sosainas Olivier Megaton, quien ahora repite), se veía venir que la tercera entrega, que, según dicen, cierra definitivamente la serie, iba a ser un infumable peñazo.  Y lo cierto es que no hay ninguna sorpresa en cuanto al film que se acaba de estrenar entre nosotros.  Si acaso, hay que constatar que es incluso peor que la segunda parte, que ya era bastante más mala que la primera.  El guión, que firman el propio Luc Besson y Robert Mark Kamen (autor, en sus años gloriosos, del libreto de la original “Karate Kid”) no hace sino aglutinar tópicos y lugares comunes y beber de mil y una películas de corte similar.  Predecibles tiroteos se suceden, las escenas de acción parece como si nos las supiéramos de memoria, y hasta Neeson, el gran Neeson, actúa con el piloto automático.  Llega un momento en que parece que “V3nganza”, más que una secuela de un lejano título de éxito, parece como un potpourri o incluso una parodia de todo un subgénero que ya era viejo cuando el viejo Charles Bronson era el justiciero de la ciudad.

Luis Campoy

Lo mejor:  pues no se me ocurre…  si ni siquiera Liam Neeson está bien…
Lo peor:  la aburrida sensación de deja vu, la inacabable acumulación de tópicos
El cruce:  “El Protector (The Equalizer)” + “Tokarev” + “El fuego de la venganza” + “Promesas del Este”

Calificación:  4,5 (sobre 10)

No hay comentarios :