contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 26 de diciembre de 2014

Cine actualidad/ “DIOS MÍO, ¿PERO QUÉ TE HEMOS HECHO?”

Desmontando prejuicios


De entre todas las cinematografías europeas, no cabe duda de que las producciones inglesas, italianas y francesas son las únicas mimadas por las distribuidoras de nuestro país.  De hecho, suele ser habitual que los fenómenos de masas (acotando la expresión a lo que hoy en día puede constituir un fenómenos masivo, tratándose del séptimo arte) que se producen en las tres nacionalidades citadas, también tengan su eco en nuestra piel de toro.  Con respecto a la industria gala, son recientes los excelentes resultados cosechados por “Bienvenidos al Norte” (Dany Boon, 2008) o “Intocable” (Olivier Nakache, 2011), desprovistas en su reparto de estrellas de relumbrón y únicamente avaladas por la frase “Número Uno de recaudación en Francia”.  Pues bien, la operación trata de repetirse estas Navidades con “Dios Mío, ¿pero qué te hemos hecho?”, el último bombazo en las salas de allende los Pirineos…

La trama de “Dios Mío, ¿pero qué te hemos hecho?” se centra en una familia francesa de clase media-alta, cuyo cabeza de familia profesa con orgullo un ideario “gaullista” (es decir, influenciado por la doctrina del recordado Charles DeGaulle) pero que una y otra vez se ve abocado al límite de su capacidad de tolerancia cuando tres de sus cuatro hijas se van casando con individuos tan poco recomendables (desde su punto de vista) como un árabe, un judío y un chino,  todas sus esperanzas se cifran en la última soltera de sus herederas, a la cual sólo le piden que, por fin, elija como marido a un católico…

El punto de partida de la película y, sobre todo, su nada discreto tráiler, ya dan una idea muy acertada de por dónde van a ir los tiros.  El director, Philippe de Chauveron, también guionista junto a Guy Laurent, no es precisamente un mago de la sutileza, como tampoco un esteta consumado.  Simplemente se limita a poner en imágenes su libreto con oficio y pundonor, basando el peso específico de la función en la labor de un elenco muy bien escogido, encabezado por Christian Clavier y Chantal Lauby.  A Clavier lo conocí bajo los rubios bigotones del galo más valeroso en “Astérix y Obélix contra César”, pero donde pude admirar su verdadero talento interpretativo fue encarnando al despreciable Thenardier en la miniserie de “Los Miserables” que protagonizó Gerard Depardieu;  un actorazo como la copa de un pino, vamos.  Clavier está fenomenal como Claude Verneuil, el burgués atrapado entre sus convicciones y la felicidad de su prole, y que paulatinamente va dejando que se derriben en su mente todas las barreras de la intolerancia.

Precisamente sería ése el mensaje “oculto” del film:  sólo la tolerancia puede impedir que se derrumbe la Torre de Babel.  Por encima de una colección de chistes ciertamente funcionales (de esos que te roban más carcajadas de las que serían políticamente correctas) y de un manojo de situaciones tan previsibles como efectivas, “Dios Mío, ¿pero qué te hemos hecho?” constituye un imprevisto alegato contra el racismo y la xenofobia, lógicamente lleno de tópicos (no son casuales las referencias a Louis de Funés) pero que te deja no sólo el esbozo de una sonrisa sino también el deseo de capear exitosamente el temporal de los prejuicios.

Luis Campoy

Lo mejor:  Christian Clavier, los chistes sobre los tópicos xenófobos
Lo peor:  podría haber dado más de sí:  más chistes, más mensaje
El cruce:  “Adivina quién viene a cenar esta noche” + “Bienvenidos al Norte”

Calificación:  7,5 (sobre 10)

No hay comentarios :