contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 11 de septiembre de 2014

Cine actualidad/ "EL NIÑO"

Vicio en Marruecos

Es innegable que gran parte del éxito de “El Niño” se debe al mismo tipo de razones que también auparon hace unos meses a “Ocho apellidos vascos”:  la publicidad, el bombo, la insistencia, la machaconería.  Por supuesto que si el producto no tuviera “algo”, tanta parafernalia no tendría razón de ser, pero, sin el aparato propagandístico que la rodea, estoy seguro de que hablaríamos de “El Niño” en términos bien distintos.

Pero ¿qué es lo que tiene “El Niño”?  Decir que se trata de la nueva película de Daniel Monzón tras la triunfal “Celda 211”, y eso, en una industria cada vez más minimalista como la española, ya es mucho decir, al menos como inigualable carta de presentación.  Monzón es uno de esos directores que van por la vida de cineastas totales:  antes de dirigir y escribir películas, las analizaba y ponía patas arriba, desde su butaca de exigente crítico cinematográfico.  No es extraño, pues, que, en cada nuevo trabajo, el realizador mallorquín cuide al máximo tanto la forma como el fondo, siempre con una ambientación muy rica en matices y provista de personajes secundarios con vida propia.

En esta ocasión, es evidente que Monzón y su guionista de cabecera, Jorge Guerricaechevarría (también habitual de Alex De la Iglesia) han sido más que fieles seguidores de la serie de Tele 5 “El Príncipe”, si bien en su mente el narcotráfico anglo-marroquí se transmuta en algo más sucio y a mayor escala, con reminiscencias de la recordada “Corrupción en Miami”.

“El Niño” del título es un joven capaz de jugarse la vida por la emoción del juego y el chute de adrenalina que ello conlleva, que es reclutado para trasladar droga por mar entre Gibraltar y Marruecos.  La Policía española anda tras la pista de un peligroso narcotraficante apodado “El Inglés”, pero, mientras éste se les pone a tiro, buenos son unos pérfidos y violentos mafiosos marroquíes….

Con un presupuesto bastante generoso y un nutrido equipo de especialistas, Monzón logra a veces convencernos de que asistimos a la proyección de todo un film hollywoodiense,  las persecuciones en coche y en helicóptero no tienen mucho que envidiar a las de “El Fugitivo” o “Persecución Mortal”.  Pero donde “El Niño” vuela a mayor altura es en la descripción de atmósferas, ya sea la de una comisaría, la de una aduana portuaria o la de un garito marroquí donde se masca el peligro.

Repitiendo tras “Celda 211”, Luis Tosar vuelve a ejercer de protagonista, esta vez cruzando al lado honesto de la Ley.  Le acompañan Bárbara Lennie, Sergi López y el gran Eduard Fernández.  La revelación, éso sí, se llama Jesús Castro, una especie de Paul Newman barriobajero cuyos ojos han hechizado a la población femenina.  Dicen que acudió al casting sólo para acompañar a un amigo y allí se quedó…  y sólo le faltan unos cuantos millones de clases de dicción para convertirse en un actor de verdad.

Luis Campoy

Lo mejor:  Luis Tosar, las espectaculares escenas de acción
Lo peor:  las muy mejorables prestaciones vocales de Jesús Castro
El cruce:  “El príncipe” + “Corrupción en Miami” + “Persecución mortal”

Calificación: 7,5 (sobre 10)

No hay comentarios :