contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 18 de junio de 2014

Cine actualidad/ "AL FILO DEL MAÑANA"

Atrapado en la guerra

Al japonés Hiroshi Sakurazaka debió pasarle como a mí:  le encantó “Atrapado en el tiempo”, la memorable comedia del recientemente fallecido Harold Ramis.  ¿Cómo utilizar un esquema argumental similar, sin tener que realizar un remake estricto?  Muy sencillo:  trasladando el mismo postulado a un género tan aparentemente alejado como la ciencia ficción.  Así, en su manga “Todo lo que necesitas es matar”, Sakurazaka nos contaba la historia de un soldado que, durante la guerra contra los invasores alienígenas, perdía la vida en el campo de batalla…  sólo para revivir nuevamente…  y morir de nuevo…  y resucitar una vez más…  y perecer a las primeras de cambio…  y volver a la vida…  y retornar a la muerte…  y así sucesivamente…

A la hora de adaptar el relato de Sakurazaka al género fantástico, subgénero invasiones alienígenas, es obvio que el ejemplo a imitar fue “Starship Troopers”, la divertida y provocativa película del algo olvidado Paul Verhoeven.  Al igual que en aquella ocasión, las hordas extraterrestres carecen de aspecto humano y bien pueden considerarse como “bichos”, de modo que no hace falta ser políticamente correcto y se los puede masacrar sin piedad…  si no fuese porque los muy hijos de su madre tienen poderosas habilidades miméticas.  El protagonista es un teniente coronel norteamericano que es enviado al frente a regañadientes, y tiene la oportunidad de enmendar su cobardía muriendo y regresando al mismo día una y otra vez, de manera que tendrá ocasión de pulir sus propios defectos, ayudar a las tropas y ligarse a la soldado más sexy del batallón.

El protagonista del relato nipón se llamaba Keiji Kiriya, pero su clon estadounidense atiende al más prosaico nombre de Bill Cage, y tiene los rasgos ya cincuentones de Tom Cruise.  Cruise, tan heroico él, afirma que le costó mucho encarnar a un cobarde, pero lo cierto es que sale bien airoso del trace, eso sí, aceptando que se trata de un actor de recursos más bien limitados.  Le acompaña la emergente Emily Blunt, perfecta en su composición de durísima soldado anhelante de ternura.  También da gusto ver por allí a viejos conocidos como Bill Paxton o Brendan Gleeson.

El director responsable de la filmación ha sido Doug Liman, realizador de “El caso Bourne”, y que ciertamente mantiene un buen pulso durante todo el metraje, a excepción de alguna laguna no excesivamente preocupante.  Los efectos especiales son bastante apañados y la música de Christophe Beck contiene temas pegadizos.  No es nada del otro jueves, pero “Al filo del mañana” constituye un digno exponente del género de ficción científica.

Luis Campoy

Lo mejor:  Emily Blunt (no podía evitar decirlo)
Lo peor:  los bajones de ritmo de la segunda mitad
El cruce:  “Starship Troopers” + “Aliens” + “Atrapado en el tiempo”
Calificación:  7,5 (sobre 10)

No hay comentarios :