contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

martes, 13 de mayo de 2014

Cine actualidad/ "EL GRAN HOTEL BUDAPEST"

Delirio visual

De vez en cuando, nos tropezamos con ejemplos sumamente clarificadores de lo que es el verdadero cine, y, sobre todo, de lo que fue el cine en su origen:  el predominio de la imagen sobre todo lo demás.

La historia de “El Gran Hotel Budapest”  se centra en Gustave H., el todopoderoso conserje del mayor establecimiento hotelero de Zubrowka, imaginario país en la Europa de los años 30.  Las múltiples vicisitudes de Gustave y su protegido, el botones Zero, están narradas con humor y, sobre todo, con un sentido pictórico de la puesta en escena.

Si cometiésemos el imperdonable error de juzgar a “El Gran Hotel Budapest” exclusivamente en base a su argumento, probablemente no tendríamos mucho que decir.  Una comedieta no muy lograda, con gags muy simples y personajes sólo disfrutables por adictos al slapstick.  Ahora bien, si la afrontamos desde la perspectiva de un espectador ansioso de que le cautiven, le sorprendan y le maravillen, seguramente en los últimos años no se ha visto una obra igual.  El director Wes Anderson despliega un derroche de belleza casi pictórica, de principio a fin.  La composición de cada plano es una filigrana, el tratamiento del color es magistral y la rutilante imaginería visionaria de Anderson no decae ni un segundo.  Por si fuera poco, la partitura la firma uno de los mejores compositores de la actualidad, el francés Alexandre Desplat, toda una garantía de buen gusto en el apartado musical.

El otro grandísimo aliciente, la guinda del pastel, lo constituye un super reparto de estrellas cinematográficas que, sin duda, se divierten a lo grande.  El listado quita el hipo:  Ralph Fiennes, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Willem Dafoe, Jeff Goldblum, Jude Law, Harvey Keitel, Bill Murray, Edward Norton, Tilda Swinton, Tom Wilkinson y Owen Wilson.  Otro motive más para darle una oportunidad a una pequeña obra de arte digna de que no la dejemos escapar.

Luis Campoy

Lo mejor:  la maravillosa puesta en escena
Lo peor:  por desgracia, el fondo no está a la altura de la forma
El cruce:  “El exótico Hotel Marigold” + “El mundo está loco, loco, loco”

Calificación:  8 (sobre 10)

No hay comentarios :