contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 19 de julio de 2013

Cine actualidad/ "THE PURGE: La noche de las bestias"


La orgía del odio



A menudo suelo decir que el gran hándicap que tenemos los "críticos" (dicho sea entre comillas) e incluso los cinéfilos en general es que, a fuerza de conocer las características de un director o un guionista en particular, nos hacemos muy pronto una idea de cómo va a ser su próxima película:  de qué manera suele afrontar los argumentos, cómo dirige a los actores, cómo planifica, cómo es la música de su compositor habitual...  Por éso, cuando uno se tropieza con un director relativamente desconocido, o al menos uno cuya obra no ha visitado hasta ahora (como este tal James DeMonaco que firma "The Purge. La noche de las bestias"), las sorpresas pueden ser muy, muy gratificantes.....

En un futuro cercano, los Estados Unidos han logrado reducir el paro, minimizar la delincuencia e incluso solucionar el programa de la inmigración.  ¿Cómo?  Muy fácil....  A los "Padres fundadores" de los "Nuevos" USA se les ocurrió una brillante idea, que, encima de todo, parece funcionar:  un día cada año, las fuerzas del orden y los hospitales dejan de esar operativos durante 12 horas, desde las 7 de la tarde hasta las 7 de la mañana.  En ese espacio de tiempo, todo lo que se haga es legal y no será castigado.  El odio, el racismo y la xenofobia se apoderan de las calles y la población se divide básicamente en tres grupos:  los violentos, las víctimas y los que tratan de encerrarse en sus casas simplemente esperando que el reloj marque las horas lo más rápido posible...

Naturalmente, éste es sólo el punto de partida, el argumento que uno puede leer en cualquier resumen de prensa, pero he de decir que, aparte de algunos tópicos, el desarrollo de la historia es bastante satisfactorio.  Aparte de ciertos tópicos poco menos que inevitables, el guión firmado por el propio DeMonaco tiene las dosis justas de sustos, violencia, sorpresa, drama, heroísmo y crítica social.  Ese futuro de violencia y vileza consentidas (aunque una sola vez al año) da para planteamientos contrapuestos y para encendidas discusiones.  Yo, desde luego, como la mayoría de los espectadores (supongo), sería de los que tratarían de pasar desapercibidos encerrándose en su concha, pero ¿acaso la inacción, la impasibilidad, no son ya un crimen en sí mismas…?  La gente que lleva el odio, el rencor y la envidia corroyéndoles las entrañas durante 364 días al año, están deseando que llegue La Purga para darles rienda suelta y lanzarse a la caza de sus víctimas declaradas, e incluso de aquéllos a quienes han tratado hasta entonces con fingido afecto.  En el otro lado, seguro que estarán también los que se amparen en ditirámbicos razonamientos psicológicos para convenir que abandonarse al odio y el salvajismo de vez en cuando, es necesario para quemar adrenalina y preservar la estabilidad mental y blablabla...  El caso es que películas como ésta, que fabulan con el modo en que afrontamos nuestros más bajos instintos o necesidades ("La naranja mecánica", "Cuando el destino nos alcance") despuntan de vez en cuando en un panorama gris y convencional, y está bien que nos pellizquen la moral para que nos animemos a debatir.

Lamentablemente, la campaña publicitaria de "The Purge" no ha sido de las más mediáticas, y tampoco la favorece la ausencia de grandes estrellas en su reparto.  Los nombres más conocidos son Ethan Hawke (que ya realizó un papel muy similar en "Sinister") y la "entronizada" Lena Headey, pero quien realiza una interpretación más destacada es el joven Rhys Wakefield, siniestro en su educadísima y refinada perversidad;  como se ha dicho, un buen candidato para hacer de Joker en futuras entregas de la saga de Batman.

Habrá que tener en cuenta de ahora en adelante a James DeMonaco, pues no sólo demuestra ser un director muy competente, sino también un escritor capaz de entretenernos y hacernos que, al mismo tiempo, nos replanteemos nuestras convenciones y nuestra moralidad...

Luis Campoy

Lo mejor:  el guión y la dirección de James DeMonaco
Lo peor:  que alguien pueda pensar que se trata de una simple película de terror al uso
El cruce:  "Asalto a la comisaría del distrito 13" + "Funny Games" + "Sinister"

Calificación:  8,5 (sobre 10)

No hay comentarios :