contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 10 de junio de 2013

"A corta distancia"




El pasado viernes se celebró en el Aula de Cultura de Caja Murcia la segunda edición de un certamen dedicado a jóvenes cortometrajistas lorquinos, denominado “A corta distancia”.  Auspiciado por el Cine Club Paradiso de la Ciudad del Sol, dicho festival constituyó un pulso ilustrativo del latir de la cinefilia local, al tiempo que un muy agradable entretenimiento.  Sobre el entarimado de la sala se subieron algunos de los cineastas y actores artífices de las seis mini películas, destacando, como no podía ser de otra manera, la campechanía y buen rollo de mi singular pupilo Monty, de quien luego hablaremos.  Jesús Martínez, presidente del Cine Club, fue el patriarcal maestro de ceremonias de la velada, cuyo sexteto de obras fue el siguiente:




  1. Papeles caídos”, de Antonio David Moya.  Conocí a Antonio David como actor hace un par de años, cuando actuó junto a mi hijo en una obra teatral estudiantil, y desde entonces ha evolucionado favorablemente hacia la realización.  “Papeles caídos” traza un consciente paralelismo con el “Romeo y Julieta” de Shakespeare, narrando una platónica historia de amor interracial que termina abruptamente en la vida real…  mientras que, paralelamente, en el mundo onírico acaba como todos conocemos.  Un carismático aspirante a actor de ascendencia marroquí protagoniza este ingenuo alegato contra la intolerancia y la xenofobia.
  2. Que no se me olvide”.  Cortísimo cortometraje de Juan Manuel Núñez en el que subyacen el ecologismo y la nostalgia, el ahorro energético y la memoria afectiva.
  3. Visible in visible” es la pieza de culto del certamen.  Terrence Malick y François Truffaut podrían ser las fuentes de inspiración para Juan José Sánchez en esta poética alegoría de la soledad y el amor roto, manifestadas en esas sábanas que se agitan albergando poco más que vacío.  Jugando con el tiempo y el espacio, Sánchez elabora una fascinante propuesta visual que hace olvidar la simplicidad de su idea primigenia.
  4. Domani”.  Criticar cualquier trabajo de mi “padawan” José Ruiz Montalván, alias “Monty”, se me antoja una tarea harto difícil.  Monty no sólo disfruta con el cine, sino que sabe vivir la vida y consigue contagiar su entusiasmo a sus amigos y espectadores.  En esta ocasión, se sirve de su teléfono móvil (un iPhone, si no me equivoco) para rodar una apretada sátira italiana sobre nuestra asfixiada y apresurada sociedad, en la que se ha perdido el placer de vivir y en la que deberíamos aprender, como nos enseña Monty, a dejar lo más urgente para mañana.  Mientras conseguía por fin su anhelado afeitado (a veces el Sr. Miyagi de “Karate Kid” puede transmutarse en barbero calabrés), seguro que nuestro carismático personaje era consciente de que nuevamente había podido realizar otro de sus sueños.
  5. Mais”.  Con una factura técnica alucinante y una sabiduría narrativa que me sorprendió, Bernardo Hernández y su equipo se trasladan hasta el puerto deportivo de Aguilas para actualizar las comedias setenteras de Mariano Ozores, con un protagonista que aúna a Andrés Pajares y Fernando Esteso en un solo y esperpéntico aspirante a ligón que acaba recibiendo su merecido;  ¿o no…?.  Desternillante y ácida a partes iguales, provocó carcajadas…  y nuestro aplauso.
  6. Lo imposible”.  La Ley Sinde se lleva a la práctica por fin, y lo hace en un inmejorable escenario:  el hotel Jardines de Lorca.  Un internauta impaciente recibe su merecido cuando trata de descargarse una película recién estrenada en cines, y los actores de Quentin Tarantino se erigen en jurados, jueces y casi verdugos.  Jesús Martínez “El Nota” (cineasta todoterreno, que lo mismo escribe y dirige que compone la tarantela que acompaña el corto de nuestro amigo Monty) consigue hacer las delicias de quienes seguimos prefiriendo ver cine en una pantalla grande, y además realiza un estupendo trabajo de dirección de actores;  atención especial a la doble de Marion Cotillard, y a los hilarantes castings que se suceden durante los títulos de crédito finales.

No hay comentarios :