contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 18 de junio de 2012

Críticas pendientes (y 4)


Seguimos, una vez más, con la provechosa tarea de despachar en breves líneas una serie de películas cuyas críticas, de otro modo, se me seguirían acumulando y no saldrían nunca a la luz...

PROJECT X
Tal y como dije en su día con respecto a la primera "Resacón en Las Vegas", con la que guarda más de un punto en común (temática ciertamente similar;  mismos productores, entre ellos, el director de aquélla, Todd Phillips...) no sabría decir si me ha gustado o no "Project X".  Quizás mi cabezonería cinéfila se rebela contra una producción tan imaginativamente rodada (con supuesta cámara en mano que le confiere un tono de falso documental), tan excelentemente montada y trufada de gags impactantes que no dejan indiferente....  pero que supone un desasosegante desierto moral.  Hedonismo y nihilismo en dosis desorbitadas.  El fin de semana de su cumpleaños, un rapazuelo de 17 años se queda solo en casa y aprovecha para invitar a unos colegas, que a su vez invitan a otros, y, al final, el fiestón resultante por poco provoca la destrucción del barrio en una orgía de alcohol, éxtasis y sexo incontrolados.  Dirige el debutante Nima Nourizadeh (proveniente del campo del videoclip) y, de entre el irregular reparto (en en el cual la mayoría de los personajes tienen los mismos nombres de pila que los actores que los representan;  ¿originalidad o falta de inspiración?) sobresale un tal Oliver Cooper, que apunta maneras y podría erigirse en el John Belushi del Siglo XXI.
Calificación:  6,5 (sobre 10)



"LA MALDICION DE ROOKFORD"
Titulada (y promocionada) originalmente como "El despertar" ("The awakening", en inglés), "La maldición de Rookford" es una nueva vuelta de tuerca al género de fantasmas, vertiente casas encantadas, con referencias muy obvias a "La mujer de negro", "El orfanato", "Los otros", "El espinazo del diablo" y "El sexto sentido".  Una parapsicóloga de principios del siglo XX, que ha consagrado su carrera a desenmascarar fraudes paranormales, encuentra la horma de su zapato en un internado en el que parece haberse detectado una presencia fantasmagórica.  Rebecca Hall ("Vicky Cristina Barcelona") se luce pasando un miedo cerval, y la acompañan, con desigual fortuna, Dominic West y la siempre desasosegante Imelda Staunton.  Dirige un tal Nick Murphy y, ah, la presencia en el cartel promocional de ese niño que tanto se parece al protagonista de "El sexto sentido" no es nada casual.
Calificación:  7 (sobre 10)



"LA PESCA DEL SALMON EN YEMEN"
Me encantan las películas británicas.  Sobre todo las comedias románticas en la línea de "Cuatro bodas y un funeral", "Notting Hill" y "Love actually" (una trilogía que recomiendo fervorosamente y que contó con Richard Curtis en los guiones y un adecuadísimo Hugh Grant como protagonista).  "La pesca del salmón en Yemen" comparte algunos elementos de aquellas cintas, mas carece tanto del fino humor de Curtis como, sobre todo, de la insustituíble presencia de Grant.  Ewan McGregor es un aburrido funcionario del equivalente inglés del Ministerio de Agricultura al que se le encomienda un curioso hermanamiento con Yemen, que resolverá gracias a un disparatado proyecto en el que tiene una importancia capital la pesca de salmones con mosca.   Un jeque visionario (el actor egipcio Amr Waked, imponente presencia y gran revelación) y la representante de aquél (Emily Blunt, actualmente una de mis actrices preferidas) completan el trío protagonista de un film amable y lleno de buenas intenciones que el sueco Lasse Hallström despacha con tanta corrección como frialdad.
Calificación:  7 (sobre 10)



"IRA DE TITANES"
Parece que a toda esa caterva de críticos sesudos e intelectualoides (entre los cuales, afortunadamente, no me encuentro) no les gustó nada el remake de "Furia de Titanes" que dirigió Louis Leterrier hace un par de temporadas.  A mí sencillamente me entretuvo, cosa que no consiguen hacer la mayoría de las películas orientales de arte y ensayo que entusiasman a esos señores.  El caso es que, en vista del éxito económico de aquel film, se ha rodado una continuación que lleva por título "Ira de Titanes" y en la que repite un desnortado Sam Worthington como Perseo, hijo de Zeus.  Los ingredientes son, obviamente, los mismos que en "Furia...", pero, en mi modesto entender, peor sazonados y condimentados, de modo que, una vez más, un trailer bastante prometedor se erige en lo mejor del film que promocionaba.  Bueno, éso y la fabulosa secuencia en la que Liam Neeson (Zeus) y Ralph Fiennes (Hades) se desmelenan a gusto (nunca mejor dicho) haciendo de dioses del Olimpo.  Toda vez que se carecía de la base del divertido original de 1981 que inspiró a la primera entrega, esta secuela que ha perpetrado Jonathan Liebesman deja mucho que desear a todos los niveles, y tampoco la rubia e inexpresiva Rosamund Pike consigue hacer olvidar a la escultural Gemma Arterton.  Atención, eso sí, a la épica banda sonora del español Javier Navarrete ("El laberinto del Fauno").
Calificación:  5,5 (sobre 10)

No hay comentarios :