contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 7 de junio de 2012

Críticas pendientes (y 3)


Como en otras ocasiones, os dejo mis opiniones sobre unas cuantas películas que se van quedando un tanto rezagadas, concentradas en mini dosis que seguro saciarán vuestra sed de conocimientos cinéfagos…

EN FUERA DE JUEGO
A Fernando Tejero, el entrañable portero de "Aquí no hay quien viva" (y próximo fichaje de la serie heredera de aquélla, "La que se avecina"), debe gustarle mucho el fútbol.  Si no, no se explicaría su presencia en comedias deportivas como "Días de fútbol", "El penalty más largo del mundo" o la que ahora estrena, "En fuera de juego".  Tejero es un mediocre representante de futbolistas de tercera división, que un buen día se tropieza con el nuevo Kempes, un joven delantero argentino con mucho talento y al que quiere fichar el Real Madrid (sic).  En medio de los dos interfiere, a su pesar, un médico también argentino (Diego Peretti) que ha recibido el encargo de defender los intereses del muchacho, de modo que ambos se verán obligados a luchar codo con codo con siniestros personajes como los que encarnan Hugo Silva y Pepe Sancho.  Una propuesta a ratos divertida y a ratos melancólica no exenta de alicientes:  la vena más tragicómica de Fernando Tejero, el carisma indudable de Diego Peretti (un actor que ya me encantó en "Maktub"), el cameo del gran Ricardo Darín (cuyo hijo, el más bien mediocre Chino Darín, debuta dando vida al sosías de Kempes), la presencia de los televisivos Laura Pamplona y Jordi Sánchez y las jugosas intervenciones de Iker Casillas, José Ramón de la Morena o "Manolete", entre otros.  Ah, y una frase simplemente inolvidable:  "Un abraciño, Mourinho".  En resumen:  una distracción amable que gustará por igual a los futboleros y a los detractores del Deporte Rey.
Calificación:  6,5 (sobre 10)



HOMBRES DE NEGRO 3
Hace ya 15 años, el realizador de la más o menos afortunada adaptación de "La Familia Addams", Barry Sonnenfeld, se lanzó a acometer la puesta en escena de un comic de Dark Horse, "Hombres de Negro", que tuvo bastante éxito a pesar de que tuvo que lidiar en las carteleras con "Mars Attacks" de Tim Burton, que abordaba una temática similar (la llegada de los extraterrestres a nuestro planeta), también con toques de humor.  Los protagonistas fueron un actor veterano (Tommy Lee Jones) y un casi recién llegado (Will Smith), y el vestuario icónico de estos peculiares agentes de inmigración transgalácticos (camisa blanca, chaqueta, corbata y gafas de sol negras) se hizo famoso al instante.  En el año 2001, los lecónicos J (Smith) y K (Jones) regresaron con una secuela notablemente inferior, y ha habido que esperar hasta ahora para que podamos ver al equipo completo de nuevo en acción.  Sin ser ninguna maravilla, "Hombres de Negro 3" supera holgadamente a la nefasta segunda entrega de la serie, y juega muy inteligentemente sus bazas:  humor, efectos especiales, camaradería y nostalgia retro.  J debe viajar a los años 60 para evitar que un terrorista interestelar asesine a K, y en aquella década prodigiosa es el actor Josh Brolin quien hace de juvenil trasunto de Tommy Lee Jones.  Hermosa fotografía, buena ambientación, impactantes escenas de acción y una divertida aparición del genial Andy Warhol.  No pasará a la historia, pero al menos endulza el mal sabor de boca que dejó su predecesora.
Calificación:  7 (sobre 10)



“LA SOMBRA DE LA TRAICIÓN”
La belleza no asegura el prestigio, y menos aún cuando llega el otoño.  El ya sexagenario Richard Gere (63 años) pasa más tiempo meditando en el Tibet que atendiendo adecuadamente su carrera cinematográfica, y de esa confusión de prioridades nacen bodrios como éste.  "La sombra de la traición", que coprotagoniza un improbable Topher Grace, está mal escrita y peor dirigida.  Su sorpresa al estilo de la del desenlace de "No hay salida" (con Kevin Costner ) no se la cree nadie, y menos aún la relación de amistad entre Gere y Martin Sheen.   Espías pasados de moda en un contexto que huele a trasnochada reliquia de la Guerra Fría.  Se ha lucido el director Michael Brandt con este pestiño cuyo título español convierte el original "The double" ("El doble") en patética secuela de esa oleada de "Sombras" ("La sombra de los otros", ”La sombra del poder”,  "La sombra de la sospecha", "La sombra del testigo"...), que, por cierto, en ninguno de los casos contienen tan "sombría" palabra en su denominación en inglés.
Calificación:  4 ( sobre 10)



“TITANIC 3-D”
Dado que fue precisamente el éxito descomunal de "Avatar" hace tres temporadas lo que no sólo provocó la actual epidemia de producciones tridimensionales que ahora padecemos, sino también lo que permitió que "viejas" películas retornen a los cines convenientemente reconvertidas en 3-D, no era de extrañar que James Cameron acabara por embarcarse de nuevo en su "Titanic".  Todavía recuerdo las colas inacabables que se registraron en Lorca durante su estreno a principios de 1998;  la gente se aglomeraba ante la taquilla del cine, protagonizando un espectáculo de cinéfila ansiedad que, lamentablemente, no creo que jamás se vuelva a repetir.  Y todo por ver al imberbe Leo DiCaprio hacerle un retrato al carboncillo a una turgente Kate Winslet que todavía no se avergonzaba de sus generosas carnes.  Creo que todos los que nos las dábamos de entender de cine nos cebamos con esta tontorrona historia de amor que sólo servía de excusa para acompañar al asombrado espectador en un inolvidable paseo por un barco concebido para colmar los sueños de sus pasajeros, pero que acabó por convertirse en la tumba de 1.523 de ellos.  Claro que los últimos sesenta minutos de "Titanic" constituyen, incluso ahora, una lección de cine total que quizás, entre crítica y crítica, entre chanza y chanza, nos pasó injustamente desapercibida hace 14 años.  No es que el 3-D de esta reencarnación de "Titanic" pueda compararse ni remotamente con la magnificencia del exhibido por Cameron en "Avatar", pero ¿qué diablos?, las incómodas gafas no son sino una excusa para volver a disfrutar en la pantalla grande el naufragio mejor filmado de la historia del Cine.
Calificación:  9 (sobre 10)

No hay comentarios :