contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 24 de mayo de 2012

Cine actualidad/ "LOS DIARIOS DEL RON"


Borrachera y resaca en Puerto Rico

No cabe duda de que Johnny Depp es uno de los actores más taquilleros de la actualidad, por no decir el que más.  Su sola presencia ya garantiza el interés del gran público hacia sus nuevos trabajos, pero también es verdad que no se rige por los mismos parámetros selectivos que, por ejemplo, Leonardo DiCaprio, y lo cierto es que hay que admitir que, últimamente (concretamente desde que en 2003 encarnó por primera vez a Jack Sparrow en "Piratas del Caribe"), o bien sus películas o bien sus composiciones tienen un sutil toquecito de rareza...  cuando no de locura.

Basada en la novela de Hunter S. Thompson, "Los diarios del ron" cuenta la peripecia de un periodista neoyorquino, Paul Kemp (Depp) que se traslada a Puerto Rico para trabajar en un diario de mala muerte.  Son los primeros años 60 y, a pesar de que en teoría es un estado más de Yanquilandia, el país caribeño parece tener sus propias reglas, que Kemp y un par de compañeros del periódico parecen empeñados en desafiar, lo cual les hace chocar una y otra vez con un poderoso hombre de negocios cuya novia peca de ser demasiado guapa y demasiado liberal...

No es la primera vez que Johnny Depp actúa en una película basada en un relato de Hunter S. Thompson, que, a la sazón, fue incluso amigo personal suyo (falleció en 2005).  La mitad de ambos databa de 1998, cuando Depp, a las órdenes de Terry Gilliam, protagonizó "Miedo y asco en Las Vegas", adaptación de la más célebre de las novelas de Thompson, conocido por haber practicado un tipo de periodismo naif y estrafalario conocido como "gonzo".  Este componente de locura (devenida de los famosos excesos etílicos y lisérgicos del escritor) casa perfectamente con la mentalidad del actor, tal como decíamos al principio del artículo.  A Depp es justo agradecerle que se haya embarcado personalmente en la realización de una película tan a contracorriente como "Los diarios del ron", que incluso ha financiado de su propio bolsillo y que, obviamente, no hubiera podido llegar a hacerse sin la presencia de Jack Sparrow en la cabecera del reparto.  Sin embargo, como actor se merece un inexcusable tirón de orejas…

Bruce Robinson ha sido el realizador contratado para orquestar estos "Diarios del ron" cuyo título español ya traiciona un poco la ambigüedad del original, simplemente "The Diary of Rum", "El diario del ron", así en singular, lo que daba pie a un ingenioso juego de palabras, al referirse tanto a una crónica de unos días en los que el ron fluyó con generosidad, como a un Diario (periódico) cuyos redactores solían recurrir a dicha bebida como fuente de inspiración. Lo cierto es que, mientras que los decorados y vestuario están muy correctamente recreados y la fotografía nos retrotrae fielmente a ese año 1960 en que Kennedy y Nixon se enfrentaban en la carrera presidencial, el director no acaba de definirse sobre si está filmando un drama, una comedia o un thriller del estilo de "Todos los hombres del presidente".  En este sentido, la composición de Johnny Depp vuelve a ser el punto flaco del film, tal y como pasaba en "The Tourist".  Depp quiere (pero no sabe o no puede) deshacerse del fantasma de Jack Sparrow, mas sus muecas y sus gestos de histrión remiten una y otra vez al maquillado pirata.  Una pena, máxime cuando a su lado tienen ocasión de lucirse una pléyade de secundarios (Richard Jenkins, Aaaron Eckhart, Giovanni Ribisi y, sobre todo, un espléndido Michael Rispoli) que, en todas y cada una de las escenas que comparten, se comen viva a la estrella del film.  Atención también a la felina Amber Heard, por una vez una femme fatale casi creíble.

Luis Campoy

Lo mejor:  los actores secundarios, la fotografía
Lo peor:  las muecas descontroladas de Johnny Depp, la indefinición entre drama y comedia
El cruce:  “El Padrino 2” + “Miedo y asco en Las Vegas” + “Los descendientes”
Calificación:  6,5 (sobre 10)

No hay comentarios :