contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 30 de abril de 2012

Listos haciendo listas


Todos hacemos listas.  Consciente o inconscientemente, elucubramos en nuestra cabeza quiénes son nuestros futbolistas favoritos, nuestros amigos preferidos, nuestras comidas predilectas, nuestros programas de televisión irrenunciables.  Este mes, la revista “Cinemanía” (una de las tres que suelo adquirir todos los meses;  las otras son “Imágenes de actualidad”, que es…  mi favorita, y la otra, el viejo y entrañable “Fotogramas”, que llevo trayendo a casa mensualmente desde 1979) anuncia a toda página la publicación de un especial titulado “Las 200 mejores películas de todos los tiempos”, y sólo más abajo, en caracteres casi ilegibles, añade “La lista definitiva elegida por nuestros lectores (y otros 200 ilustres cinemaníacos)”.  ¿En qué quedamos?  ¿Se trata de un ensayo exhaustivo y bien documentado avalado por la opinión objetiva de críticos y expertos del Séptimo Arte, o simplemente el típico listado del que hablábamos antes, eso sí, hiperdesarrollado?

Yo mismo, cuando digo que mis películas favoritas son “Casablanca”, “El Padrino”, “Tiburón”, “El Imperio contraataca”, “Superman”, “En busca del Arca perdida” o “Cuatro bodas y un funeral” soy perfectamente consciente de que la clave de la frase radica en que se trata de “mis favoritas”, mientras que, para dilucidar cuáles podrían ser las Mejores Películas de la Historia del Cine, así en plan absoluto, me iría a las muchas listas consensuadas por analistas y academias del Cine de todos los países y que, invariablemente, suelen venir encabezadas por “Ciudadano Kane”, “El acorazado Potemkin”,  “El nacimiento de una nación” y, casualmente, “El Padrino” o “Casablanca”.  Es decir, hay que ser un poco humildes y distinguir entre aquello que nos gusta subjetivamente y aquello que, asépticamente hablando, ostenta la mayor calidad.

Los chicos de “Cinemanía” ofrecen una lista que, simplemente, hace daño a la vista.  Me da igual que hayan registrado 4.200 votos en su página web, 1.800 en Twitter, 1.200 en Facebook y 250 emails.  No dejan de ser sino 7.450 opiniones subjetivas de aficionados que expresan su opinión sobre sus películas favoritas.  De otra manera, no se puede entender ni aceptar que una obra maestra como “Sed de mal” de Orson Welles sea el farolillo rojo de la tabla, ocupando la posición de cola:  la número 200.  El agravio es bicentenariamente grave cuando, por ejemplo, vemos a “Sin City”, aquella traslación del universo comiquero de Frank Miller que dirigió Robert Rodríguez, en la posición ¡175!.  La maravillosa “Ladrón de bicicletas” de Vittorio de Sica sale en el puesto 196, pero “El gran Lebowski” está en el 85.  “Río Bravo”, otra obra maestra, esta vez del western, queda relegada al 198, pero “Olvídate de mí” se “merece” estar en el 80.  En el lugar 171 figura “Harry Potter y las reliquias de la muerte – Parte 2” (estrenada el año pasado), y por debajo de ella han quedado “El maquinista de la General” (197) y “Barry Lyndon” (181).  Una tontería (es decir, una comedia entretenida y punto) como “500 días juntos” está en el 156, mientras que “Viridiana” y “West Side Story” aparecen en el 165 y 168, respectivamente.  “Donnie Darko” (153), reciente película de culto conocida por muy poca gente, se sitúa por encima de “La noche del cazador” (154).  Pero es que “Harry Potter y la Piedra Filosofal” está en el 149…  y “Encadenados” en el 162;  “Piratas del Caribe” ostenta el 146…  pero “Ser o no ser” se queda en el 150,  “El viaje de Chihiro” es la 119, mientras que “Perdición” está en el 143.  No sé si va quedando claro el disparate que constituye esta lista que pretende reflejar (no está mal recordarlo) “Las 200 mejores películas de todos los tiempos”, pero todavía pondremos algún otro ejemplo más.  En el 97, tenemos a “Los Goonies”, y a “V de Vendetta” en el 89, y en el 79 a “American History X”;  lamentablemente, “El hombre tranquilo” se queda en el 91, “El verdugo”, de Berlanga, en el 92 y “Ben-Hur” en el 94.  “Parque Jurásico”, una sofisticada exhibición de efectos especiales de Steven Spielberg, aparece en el 76, y “El hombre tranquilo” se conforma con el 91.  En la posición 45 colocan nada menos que a “Scott Pilgrim contra el mundo” (un delirio que casi todo el mundo desconoce), pero “Matar a un ruiseñor” se queda en el 71.  En el 55, “El crepúsculo de los dioses”, aventajada por “Moulin Rouge” (54) y hasta por “Toy Story” (53).  “Big Fish” de Tim Burton está en el 34, pero “Vértigo” (41) y “2001, una odisea del espacio” (38) parecen ser peores para estos “entendidos”.  “Drive”, también del año pasado, y que ciertamente no estaba mal del todo, llega al puesto 19…  pero “Lo que el viento se llevó” (21), “Ciudadano Kane” (23) y “Con faldas y a lo loco” (22), al parecer, no tienen tanta calidad como el film protagonizado por Ryan Gosling.  “Origen”, de Christopher Nolan, es una correcta película, pero es que ¿no son “El apartamento” (18) o incluso “Blade runner” (16) auténticas obras maestras?  “La guerra de las galaxias” se sitúa como duodécima (12), mientras que “El club de la lucha” asciende al escalón 9.  “Casablanca” se queda en el 7, pero “Pulp Fiction” llega hasta el 3.

Diremos, por fin, que, siempre según los lectores de “Cinemanía”, la Mejor Película de Todos los Tiempos es…  “El Padrino” (a ésto, poco habría que objetar), pero es que la segunda es…  ¡“Batman:  El caballero oscuro”!.  ¡Y la cuarta, “El retorno del Rey” (la tercera entrega de “El Señor de los Anillos”).  ¡Por la calva del Alfred Hitchcock y el parche de John Ford!  Seamos un poco serios, por favor, y pensemos las cosas antes de escribirlas.  ¿De verdad algún aficionado en su sano juicio cree que “El caballero oscuro”, por mucho que la hayan votado 100 o 100.000 personas, es mejor que “Ciudadano Kane”?  ¿En base a qué criterios?  ¿Es mejor “El retorno del Rey” que “Casablanca”?  ¿Y mejor “Forrest Gump” (17) que “Taxi Diver” (30)?.  ¿Mejor “Seven” (26) que “El gran dictador” (32).  ¿Mejor “Titanic” (31) que “Centauros del desierto” (72).  ¿Mejor cualquier “Harry Potter” que “La fiera de mi niña” (194)?  ¿Mejor “La Princesa prometida” (174) que “Amadeus” (185)?.  No sigo más, porque ya estoy bastante cabreado y pienso que las cartas han quedado boca arriba.  Lo que a uno le gusta es muy respetable, pero de eso a pretender convertirlo en “Lo mejor de todos los tiempos” hay un abismo profundo e insondable.  Por mucho que se empeñen un montón de “cinemaníacos”.

No hay comentarios :