contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

martes, 24 de abril de 2012

Cine actualidad/ "LOS JUEGOS DEL HAMBRE"


Supervivencia brutal

Al más puro estilo "Crepúsculo", otra película dirigida al público adolescente está arrasando en todo el mundo.  "Los juegos del hambre", basada en el primer volumen de una trilogía escrita por Suzanne Collins, batió todos los récords en su estreno estadounidense y, desde entonces, ha continuado triunfando igualmente, allá donde quiera que se ha ido exhibiendo…

Tras una devastadora conflagración bélica que sumió a los viejos Estados Unidos de América en un estercolero sin solución, de entre las ruinas de la antaño poderosa nación ha surgido Panem, una especie de confederación de 12 distritos dirigidos con mano de hierro por un Presidente único.  Cada año (y ya van 74), para conmemorar los tiempos de guerra y rebeldía, se celebran obligatoriamente los llamados "Juegos del hambre", una especie de sacrificio humano tamizado de reality show televisivo, en el que dos muchachos (niño y niña) provenientes de cada Distrito han de competir entre ellos a vida o muerte, quedando un solo y único superviviente.  Cuando su hermana pequeña, de apenas 12 años, es seleccionada para tomar parte en tal atrocidad, la joven Katniss Everdeen, de 16, decide sustituirla y presentarse voluntaria a la septuagésimo cuarta edición del que, por otra parte, se ha convertido en el evento televisivo con más audiencia de la Historia...

Tomando como base (no acreditada) la novela japonesa "Battle Royale" de Koushun Takami, que también fue llevada al cine por Takeshi Kitano, Suzanne Collins ha querido realizar una crítica brutal y destructiva no sólo del prototipo de sociedad ultracompetitiva en la que vivimos, sino de esa parafernalia de programas tipo "Gran Hermano" o "Supervivientes" en el que se sigue de cerca la actividad cotidiana de personajes que realmente no ostentan el más mínimo interés.  Como dije al principio, reeditar el éxito de la saga "Crepúsculo", creada por Stephanie Meyer, estaba en la mente de los ejecutivos de Warner Bros. que dieron luz verde a la traslación de los libros de Collins a la gran pantalla.  Yo, que en su día me erigí en defensor de la primera entrega de "Crepúsculo" (en la que me gustó el modo en que se potenciaba el romance en detrimento de los efectos especiales... al menos hasta su parte final), he ido aborreciendo las sucesivas entregas de aquélla, de modo que me repatea la idea de que todavía exista una quinta y última película "crepuscular" pendiente de estreno.  En cuento a "Los juegos del hambre", la verdad es que su visualización no se hace excesivamente molesta para el público adulto, mientras que el target juvenil (de entre 12 y 18 años, la misma edad de los forzosos participantes de tan bárbaro deporte) disfruta de lo lindo contemplando cómo unos muchachos de su edad viven, mueren, compiten y se enamoran.  El realizador Gary Ross (conocido por "Pleasantville" y "Seabiscuit") ha sabido poner en escena un digno espectáculo en el que el colorido y el abigarrado vestuario del Panem elitista se contrapone con la esencia primitiva de la lucha a muerte en medio del bosque, en la que las armas a emplear son, básicamente, arcos, flechas y espadas.  Ross se toma en serio la conducta de los personajes adolescentes pero caricaturiza y satiriza la de los adultos, forzando a la audiencia a identificarse con los héroes (o víctimas) de una brutal degradación moral.

Naturalmente, "Los juegos del hambre" no sería lo mismo sin su fabulosa protagonista, Jennifer Lawrence (vista como Mística en "X-Men:  Primera Generación"), uno de esos afortunados hallazgos llamados a convertirse en estrella de la noche a la mañana.  Lawrence no sólo resulta terriblemente atractiva como Lolita tardía y visceral, sino que compone un personaje creíble e incluso bien matizado.  La acompañan los jóvenes Josh Hutcherson ("Un puente hacia Terabithia") y Liam Hemsworth (hermano de Chris, alias Thor), y los más veteranos Woody Harrelson, Wes Bentley, Stanley Tucci, Donald Sutherland, Elizabeth Banks e incluso el rockero Lenny Kravitz.  Un variopinto elenco para una película que, por suerte para ella, no necesita de grandes estrellas en su reparto, ya que su mejor arma publicitaria está siendo aquélla que no suele fallar nunca:  el boca a boca.

Luis Campoy

Lo mejor:  Jennifer Lawrence
Lo peor:  el tono caricaturesco de las interpretaciones y caracterizaciones de todos los personajes adultos
El cruce:  "Battle Royale" + "Predators" + "Acorralado" + "Los chicos del maíz"
Calificación:  8 (sobre 10)

No hay comentarios :