contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 4 de enero de 2012

Política, ¿drama o comedia?


Jamás un Gobierno había soliviantado, contrariado o decepcionado tanto a tanta gente en tan poco tiempo.  Desde luego, los recién llegados cuentan con todo tipo de coartadas con las que justificar la plataforma de medidas im-populares que han adoptado..... y las que están por venir...  pero ¿acaso no se imaginaban, siquiera aproximadamente, lo que se iban a encontrar cuando abriesen los cajones, cuadrasen los balances, desclasificasen los documentos y mirasen bajo las alfombras?  Todas las promesas y todas las insinuaciones vertidas en campaña (“No habrá subida de impuestos”, “Quizás se modifique la Ley Anti Tabaco”…) se han quedado en nada, en absolutamente nada, arrastradas por el torrente del olvido prematuro.  Repito:  yo y todos entendemos que la cosa está chunga y que Merkel y Sarkozy están muy pero que muy requetependientes de los primeros pasos de los Rajoy Boys, pero está muy feo prometer lo que se intuye que no se va a cumplir.


No les arriendo la ganancia a los recién llegados, porque está claro que si quieren reducir el déficit, bajar la prima de riesgo y sanear los mercados, van a tener que contratar a Eduardo Manostijeras y a toda su afilada casta.  Claro que ¿recortar de dónde?  El copago sanitario y el cierre de algunos centros de acogida (de momento, sólo en Cataluña) o la congelación salarial para los funcionarios son sólo la punta del iceberg, y ya se habla de una reforma laboral traumática, insinuando que es mejor que todos los trabajadores nos sacrifiquemos un poco (es decir, aceptemos cobrar menos a fin de mes) con tal de que no se les conceda a los empresarios el despido libre y despendolado.  Y nosotros, los pobres españolitos, aquí tragando como borreguitos idiotas.  Pero vamos a ver, señor Rajoy, ¿no está de acuerdo en que antes, mucho antes de bajarle el sueldo a un solo trabajador, habría que bajárselo al Rey, a la Reina, al Príncipe, a las Infantas, a los Ministros, a los Directores Generales, a los Subsecretarios, a los Presidentes Autonómicos, a los Consejeros y Consellers y a los chupópteros burocráticos en general?  ¿Cómo se atreven a anunciar recortes cuando ellos no se privan de nada, cuando siguen disfrutando de lujosísimos coches oficiales, de injustificables gastos de representación?  ¿Hay derecho a que a mí (o a ti) nos pretendan bajar el sueldo, mientras los exPresidentes cobran una pensión vitalicia del copón, como premio a sus “leales” servicios a la Patria?  Parece mentira que en plena Era de la Indignación estemos dispuestos a callarnos estas cosas y muchas otras, pero así somos y así nos va…  La Generalitat de Artur Mas tiene muy claro lo que debe hacer:  apretarle el torniquete a la clase trabajadora con tal de mantener abiertas las embajadas de Catalunya orbi et orbe, no sea que pudieran acusarles de perder su seny y su identidad.  En Valencia, mientras Camps no le pagaba un traje ni al Sastrecillo Valiente, su Comunitat se convertía en la más deudora y endeudada de España.  Iñaki Urdangarín sigue disfrutando de un estilo de vida principesco en tanto en cuanto no se pueda demostrar palmariamente lo que todos sabemos:  que robó hasta las huchas de sus hijos, amparándose en el tirón popular de su real matrimonio y en su tierna jeta de niño bueno.  Pero consolémonos:  no estamos solos…  En Rusia, esos pobres hijos de Putin lloran inútilmente pidiendo la repetición de las elecciones;  en Italia, han dejado a la mitad de las meretrices sin trabajo al promover la marcha de Berlusconi;  en Venezuela, Chávez acusa al Demonio Yanqui de infectar de cáncer a todos los políticos sudamericanos de izquierdas;  en Siria tienen más misiles que libros escolares,  y en Corea del Norte, el Querido Líder Kim Jong-un sucede al Querido Líder Kim Jong-il ante la histeria del populacho que sabe que es mejor llorar ante las cámaras de televisión que en las cámaras de tortura de la policía militar.  Menos mal que vamos a tener cuatro años más de bucólica e inspiradora democracia estadounidense, porque con rivales tan poco amedrentadores como los que escupen los caucus republicanos (Romney, Santorum o Paul, a cada cual más impresentable), Obama tiene la reelección asegurada.

2 comentarios :

Expediente X dijo...

Amigo Luis, creo que hoy nos planteas un gran Expediente X, de esos que suelo yo investigar, "Política, ¿drama o comedia?"
El drama lo tienen los 5 millones aproximadamente de parados por las politicas llevadas a cabo y que tal vez continuen. Que pare el drama.
Comedia: Brindo porque el nuevo año traiga felicidad, brindo porque haya trabajo a raudales este nuevo año, y dejo de brindar porque entre la borrachera, y el complejo politico que me esta entrando estoy deseando robar, feliz año y a ser malos.

Luis Campoy dijo...

Muchas gracias como siempre por tu visita, Agente Mulder, y sobre todo por tus buenos deseos para todos los lectores. Paso a saludarte en tu propio blog.